Inicio ASP Listas de espera y falta de transparencia

Listas de espera y falta de transparencia

falta-transparencia-listas-espera

..Juan Pablo Ramírez. Director de iSanidad.
Hace ya unos días nos sorprendió una noticia sobre un paciente al que le habían dado cita con el neurólogo en un año y medio. La información de El Mundo hacía referencia a un caso concreto de la Comunidad Valenciana. No pretendo cargar las tintas contra esta comunidad autónoma, porque el mal funcionamiento de las listas de espera es un problema común en la mayoría de las regiones. La problemática de las listas de espera nace de la falta de transparencia en el Sistema Nacional de Salud.

En esta opacidad participa también el Ministerio de Sanidad. A día de hoy en su página web los últimos datos con los que contamos pertenecen a junio de 2018 y se publicaron el pasado 28 de noviembre. Da la sensación aparte de que las comunidades envían sus cifras al Ministerio que carece de la capacidad para comprobar si las cifras son ciertas.

La problemática de las listas de espera nace de la falta de transparencia en el Sistema Nacional de Salud

Hace solo unos meses y poco después de acceder a la Consejería de Sanidad, Jesús Aguirre, denunciaba públicamente que había cerca de medio millón de pacientes ocultos en las listas espera. Ocurrió algo parecido en la pasada legislatura en la Comunidad de Madrid. En la etapa de Cristina Cifuentes, la consejería cambió el método para medir la lista de espera. La ex presidenta llegó a reconocer que la lista real era cuatro veces superior a la declarada por su predecesor, Ignacio González. La denuncia la hizo incluso contra un ex presidente de su propio partido.

Estos cambios en la contabilidad ponen de manifiesto el miedo de las comunidades autónomas a entrar en comparaciones. Como en una partida de cartas, las comunidades autónomas lanzan faroles con estadísticas maquilladas. Esta falta de transparencia no solo afecta a la listas de espera, sino a todas las áreas de nuestro sistema sanitario. La opacidad se extiende en resultados en salud, en innovación terapéutica y tecnológica, en el número de profesionales, en camas disponibles

Así es imposible mejorar. A nadie le gusta saber que su vecino cuenta con mejores datos pero la evaluación y la comparación son el único camino a la superación.

Enlaces de interés: