Inicio ASP Los supervivientes oncológicos no tienen quien les cuide

Los supervivientes oncológicos no tienen quien les cuide

supervivientes-oncológicos
Doctor is going to examine his patient using his stethoscope over sitting people in modern hospital background

..María Vargas Tabuenca. Directora de Relaciones Institucionales de iSanidad.
“¿Y ahora qué?”. Es la pregunta que se hacen los pacientes con cáncer una vez que se les da el alta de la enfermedad. A aquellos que se les denomina supervivientes. Por delante queda un camino de vuelta a la normalidad con algunas dificultades. Consecuencias psicológicas y visitas a médicos de distintas especialidades según las dolencias que el cuerpo va expresando tras los tratamientos. En definitiva, los llamados efectos secundarios (o primarios, si se les pregunta a los propios pacientes). Y es que los supervivientes oncológicos no tienen quien les cuide específicamente una vez que ya no existe tumor ni tratamiento. Una situación que genera incertidumbre y en donde Sistema Sanitario no les sabe responder adecuadamente.

La figura del profesional oncólogo capaz de gestionar los efectos secundarios tanto físicos como psicológicos no existe

La figura del profesional oncólogo capaz de gestionar los efectos secundarios tanto físicos como psicológicos no existe. Falta un profesional de referencia con visión holística y especializada que les ayude en esa incorporación a la normalidad. Que sea capaz de seguirles y acompañarlos. También falta formación específica en este sentido. Y no deja de parecer extraño que, siendo España uno de los países punteros en oncología, se suelte a los pacientes de la mano una vez que se ha conseguido el objetivo de supervivencia. Resulta llamativo que no existan protocolos de actuación estandarizados que contemplen este cuidado y seguimiento.

Somos un país afortunado. Con una gran producción científica en oncología, unos profesionales de altísimo nivel, y una mortalidad que ha descendido notablemente en las últimas décadas. Actualmente, la supervivencia de los pacientes de cáncer es del 53% a los 5 años. Si continuamos a este ritmo, los supervivientes oncológicos serán cada vez más a lo largo de los años. Por ello, la figura del oncólogo especializado en supervivientes será cada vez más necesaria.

Los supervivientes oncológicos serán cada vez más a lo largo de los años. La figura del oncólogo especializado en supervivientes será cada vez más necesaria

Y si la montaña no viene a Mahoma, Mahoma va a la montaña. Es el caso de la Fundación Sandra Ibarra y su Escuela de Vida, apoyada por Bristol-Myers Squibb. Una iniciativa que pretende mejorar la calidad de vida y el bienestar de los pacientes, implicando también a los propios profesionales. Comenzando a crear sinergias para la creación de protocolos de acuerdo a las necesidades de los pacientes supervivientes. Además, está escuela permitirá el desarrollo de proyectos de investigación que den a conocer el contexto clínico y psicológico de los pacientes a través del método científico.

Otro gran ejemplo de cómo los pacientes, con muchas ganas, entusiasmo y fuerza, consiguen unirse con los profesionales y transformar lo que para el sistema sanitario es considerado “normal”. Con suerte, dentro de poco, los supervivientes oncológicos sí tendrán quien les cuide.

Enlaces de interés