Inicio ASP Directivos, clínicos y pacientes desarrollan una hoja de ruta para medir resultados...

Directivos, clínicos y pacientes desarrollan una hoja de ruta para medir resultados en salud

hoja-de-ruta-medir-resultados-salud

..Gema Maldonado.
Una hoja de ruta con once pasos basados en una metodología que puede seguir desde una organización sanitaria pequeña hasta todo un sistema para medir sus resultados en salud. Esa es la propuesta del proyecto Amphos, que ha lanzado este martes el informe Medir para Mejorar.

En la elaboración del informe y la hoja de ruta que establece han participado más de 180 directivos de la salud, profesionales sanitarios y representantes de organizaciones de pacientes durante un año. El documento quiere mejorar la práctica clínica diaria y es ambicioso según se desprende de las palabras de Jon Guajardo, vicepresidente segundo de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa), que ha llevado a cabo este proyecto junto a la biofarmacéutica AbbVie. “Este modelo ha venido para quedarse. Si conseguimos avanzarlo va a suponer un cambio estructural de nuestro sistema de salud.

Jon Guajardo: “Si conseguimos avanzarlo va a suponer un cambio estructural de nuestro sistema de salud”

Guajardo reconoció que “hay dificultades intrínsecas a la medición de resultados en salud”. Además, puso de manifiesto que a veces se miden “cosas que no aportan valor” o que si lo hacen, “no se utilizan a la hora de tomar decisiones”. Pero señaló que la hoja de ruta de Amphos ofrece una metodología para hacerles frente. Es esa metodología la que permitirá “romper la barrera más importante, la cultural, la de creérselo”, consideró el Dr. Andrés García Palomo, coordinador del Grupo de Resultados en Salud de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

Explicó que este mapa a seguir para la medición, aporta dos cosas importantes. “La experiencia del paciente que nos da un valor real, y la evaluación de nuestro desempeño”. En su opinión es necesario evitar dos problemas actuales en los que cae el sistema. “La variabilidad en la práctica médica y su derivada, la ineficacia. Nos lleva a la inequidad”. Señala que, actualmente, no se están midiendo los actos reales del día a día de la práctica clínica” y confía que esta hoja de ruta “nos va a poner a la cabeza de Europa en medición de resultados en salud”.

Dr. García Palomo: “No se están midiendo los actos reales del día a día de la práctica clínica” 

Desde el punto de vista de los pacientes, el reto en la elaboración de este mapa de medición estaba en saber “¿qué indicadores poner sobre la mesa que son importantes para nosotros?”, dijo Carina Escobar, presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP).

“El perfil de paciente ha ido evolucionando, haciéndose más corresponsable de las decisiones junto con el médico. Para ello necesitamos contar con información de indicadores que midan resultados”, explicó. Escobar valoró que este informe “es un ejemplo de proyecto que se hace con los pacientes y no para los pacientes. Además, recordó que como pacientes, “podemos convertir nuestra experiencia en conocimiento”.

Carina Escobar: “Podemos convertir nuestra experiencia como pacientes en conocimiento”

La experiencia del paciente, así como su calidad de vida y otros parámetros de salud en un sentido amplio, son “muy importantes” para medir resultados según Blanca Fernández-Lasquetty, secretaria de la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE). “De poco sirve medir el número de prótesis que se ponen al año si no se miden otros factores más amplios sobre su utilidad o la experiencia de los pacientes que la llevan”, dijo.

La implementación de esta hoja de ruta depende de cada organización y sistema de salud, para lo que “hace falta un liderazgo político, pero también clínico”, apuntó Jon Guajardo. El informe de más de 150 páginas recoge una serie de consensos técnicos alcanzados en los talleres y encuentros con todos los implicados en la salud, tanto del sector público como privado de todo el territorio. Los consensos se han materializado en una serie de pasos a seguir a la hora de llevar a cabo una estrategia de medición de resultados en salud.

El informe de más de 150 páginas recoge una serie de once pasos para establecer una estrategia de medición de resultados en salud

La hoja de ruta habla de definir el liderazgo del proyecto, seleccionar la patología a medir, crear un grupo de trabajo con representación de todos los que tienen algún papel en el seguimiento de pacientes. También contando con los propios pacientes. Dibujar el viaje que hace el paciente a lo largo de todo el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de su enfermedad y adaptarlo a la realidad de cada área o institución de salud. Seleccionar el tipo de indicadores a medir y los cuestionarios que se utilizarán para recoger los datos que proporcionan los pacientes.

Además, habla de definir el modelo de recogida de datos y cómo se almacenarán e integrarán con el resto de información clínica. Estandarizar y normalizar datos, probar nuevos modelos, transparentar la información y tomar decisiones después de medir.

Noticias relacionadas: 

Compartir