Inicio ASP SEOM insiste en la prevención en los tumores que afectan a la...

SEOM insiste en la prevención en los tumores que afectan a la mujer

prevención-tumores-mujer

..Redacción.
Con motivo del Día Internacional de la Mujer que se celebra el 8 de marzo, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) recuerda la importancia de la prevención primaria y secundaria en los diferentes tumores que afectan a la mujer ante el aumento del número de nuevos casos.

En las mujeres, el número de nuevos casos de cáncer diagnosticados en España en 2020 alcanzará los 117.196. Supone un 18,4% más de los registrados en 2015, según recoge el informe Las cifras del cáncer en España 2020, editado por SEOM con datos de la Red Española de Registros de Cáncer (Redecan), Globocan 2018 y el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Aunque parte de este incremento responde a factores no modificables como el aumento poblacional y el envejecimiento, es fundamental el papel de los factores de riesgo modificables como el consumo de tabaco, alcohol, la obesidad o el sedentarismo. La implantación de programas de detección precoz puede condicionar un aumento en el número de casos pero con una reducción de la mortalidad.

SEOM recuerda la importancia de la prevención primaria y secundaria en los diferentes tumores que afectan a la mujer ante el aumento de casos

Sin embargo, la tendencia a un mayor incremento de la incidencia del cáncer en mujeres (18,4% frente al 7,6% en hombres) se debe fundamentalmente al aumento del consumo de tabaco entre las mujeres desde la década de 1970. Produjo un incremento secundario en el número de casos de cáncer de pulmón. Desde 2019, se convierte en el tercer tumor con mayor incidencia en la mujer, después del de mama y el colorrectal. Por este mismo motivo, la mortalidad por cáncer de pulmón en mujeres va en aumento. Por segundo año consecutivo, se sitúa como 2ª causa de muerte por cáncer en mujeres por detrás del cáncer de mama.

Hasta un 1/3 de las muertes por cáncer podrían ser evitables si se controlaran los siguientes factores de riesgo: tabaco (responsable del 33% de las muertes por cáncer), infecciones (sobre todo en países en vías de desarrollo), el alcohol, el sedentarismo y las dietas inadecuadas (consumo insuficiente de fruta y verdura). Entre estos factores, cabe destacar el tabaquismo. Globalmente, el porcentaje de hombres fumadores está disminuyendo, pero lentamente el de mujeres fumadoras está aumentando.

Globalmente, el porcentaje de hombres fumadores está disminuyendo, pero lentamente el de mujeres fumadoras está aumentando

Por ello, SEOM quiere alertar del aumento de la mortalidad por cáncer de pulmón en mujeres y concienciar a la población para el abandono del hábito tabáquico cuanto antes. Es clave seguir disminuyendo el número de fumadores, pero también el de personas –muchas veces adolescentes– que inician el consumo de tabaco. Sin duda, hay que continuar incentivando medidas legislativas en este sentido.

Tras el consumo de tabaco, es también importante recordar que la obesidad es la segunda causa prevenible de desarrollo de cáncer. Hoy se sabe que en hasta el 7% de las mujeres el tumor que padecen se relaciona con la obesidad y hasta en un 23% de los casos de cáncer de mama la obesidad actúa como un factor de riesgo. Por su parte, un porcentaje significativo de la población es físicamente inactiva (hasta el 35%), y está bien establecido la asociación entre sedentarismo y el incremento en el riesgo de cáncer de colon y cáncer de mama.

Siguiendo las recomendaciones del Código Europeo Contra el Cáncer, SEOM aconseja que se realice lactancia materna, siempre que se pueda, al menos durante seis meses, se limite el uso de terapia hormonal sustitutiva y ante cualquier duda, se consulte con su médico. Además, se debe mantener el compromiso individual con los programas de detección precoz de cáncer de colon, mama y cérvix. Asimismo, SEOM recuerda la  necesidad de practicar ejercicio físico regularmente porque previene el desarrollo de numerosos tipos de tumores o incluso enlentece su crecimiento a través de varios mecanismos y mejora el pronóstico y disminuye el riesgo de recidivas a los pacientes de cáncer.

Noticias complementarias: