Inicio ASP La introducción de belimumab subcutáneo como tratamiento para el LES contribuye a...

La introducción de belimumab subcutáneo como tratamiento para el LES contribuye a la sostenibilidad del SNS

..Redacción.
Actualmente, cerca de 75.000 personas adultas en España padecen Lupus Eritematoso Sistémico (LES). El diagnóstico precoz, el control de la enfermedad y una adecuada terapia son importantes para evitar brotes graves y daños irreversibles en los órgano. Así coinciden las guías de práctica clínica del Ministerio de Sanidad, y documentos de recomendaciones del Grupo de Estudio de Enfermedades Autoinmunes (GEAS) de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y de la Sociedad Española de Reumatología (SER).

75.000 personas adultas en España padecen Lupus Eritematoso Sistémico

Un nuevo estudio publicado en la revista ClinicoEconomics, “Análisis del impacto presupuestario de belimumab subcutáneo (SC) en pacientes con Lupus Eritematoso Sistémico en España”, pone de manifiesto la incorporación de belimumab subcutáneo ofreciendo a los pacientes nuevos abordajes y manteniendo la sostenibilidad para el sistema nacional de salud.

El análisis ha demostrado un ahorro en los costes sanitarios por la introducción de este medicamento comercializado como Benlysta por la farmacéutica GSK. Esta situación significaría contribuir a mejorar la sostenibilidad del sistema sanitario y a la toma de decisiones relacionadas con la prescripción de tratamientos para LES.

Hay que tener en cuenta la relevancia de fármacos como este, que ayudan a evitar los brotes y, por ende, el daño orgánico irreversible. La mayoría de los pacientes con lupus eritematoso sistémico (LES) tienen una evolución clínica fluctuante en forma de brotes o exacerbaciones intercaladas con períodos de inactividad. De hecho, pueden conducir principalmente a alteraciones irreversibles de órganos vitales, pudiendo afectar a su supervivencia”, afirma el Dr. Carlos Crespo, del Departamento de Genética, Microbiología y Estadística de la Sección de Estadística de la Universidad de Barcelona, y firmante del estudio.

 El análisis ha demostrado un ahorro en los costes sanitarios por la introducción de este medicamento

Por su parte, el objetivo principal del análisis ha consistido en evaluar el impacto presupuestario y los costes directos de la introducción de belimumab subcutáneo en el SNS. El estudio ha comparado la diferencia de costes entre dos escenarios distintos. Por un lado, ha analizado el mercado actual de pacientes en tratamiento con terapia estándar (ST) y belimumab intravenoso (IV); y, por otro lado, a los pacientes que cambiaron de belimumab IV a belimumab subcutáneo hasta alcanzar el 17% de cuota total de mercado. Los resultados del estudio han demostrado que la introducción de belimumab subcutáneo en el SNS podría generar ahorros en costes sanitarios directos de 6 millones de euros en los primeros 3 años tras su comercialización.

Esta nueva formulación no solo permitirá disminuir los costes directos derivados de su administración, sino que también podrá liberar recursos asistenciales principalmente en los hospitales de día, aportando beneficios para pacientes y profesionales sanitarios. “La administración subcutánea supone un tratamiento menos invasivo que la administración intravenosa, ofreciendo mayor comodidad y facilidad de administración. Esta situación, disminuirá el absentismo laboral debido a la posibilidad de hacerlo fuera del hospital. Por tanto, no solo hay un ahorro directo para el sistema, sino que se mejora la eficiencia productiva”, incide el especialista.

Esta nueva formulación podrá liberar recursos asistenciales principalmente en los hospitales de día

Bajo este contexto, la introducción de belimumab SC para pacientes con LES en el SNS podría generar ahorros en costes sanitarios directos de 6 millones de euros en los primeros 3 años de comercialización. Asimismo, desde el punto de vista farmacológico, también podría generar una reducción de costes de 800.000 euros en el mismo periodo de tiempo. En ensayos clínicos se ha demostrado que el fármaco de GSK puede mejorar variables de calidad de vida de los pacientes relacionadas con la salud. Esto contribuye a ofrecer directamente beneficios tanto económicos como clínicos para el sistema sanitario español.

Este estudio incorpora información sobre los costes farmacológicos de cada alternativa terapéutica, los costes derivados de los brotes severos y no severos, y la administración”, explica el doctor.

A modo de conclusión, el Dr. Carlos Crespo señala que “el impacto presupuestario se ha convertido en un elemento fármaco-económico significativo en la toma de decisiones por parte de las autoridades sanitarias. Permite estimar la viabilidad financiera que presenta la introducción de los nuevos avances sanitarios”.

Noticias complementarias:

 

Compartir