Inicio ASP Illa apunta a los primeros días de abril como el pico máximo...

Illa apunta a los primeros días de abril como el pico máximo de uso en UCI

pico-máximo-UCI

..Redacción.
El Ministerio de Sanidad comienza a vislumbrar una ralentización del número de nuevos casos. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha explicado que el descenso del número de contagios no impactará  en primera instancias en los hospitales y hasta el inicio de abril no se alcanzará el pico máximo de uso de las UCI. “La ocupación llegaría a su máximo nivel en los primeros días de abril, aunque será de forma escalonada en las diferentes comunidades, ya que la evolución del virus es distinta en cada una de ellas”. Así lo ha expresado en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, donde PP, Vox y Ciudadanos mostraron su malestar por la gestión de la crisis.

Según lo datos que maneja el Ministerio, el incremento de casos ha sido del 20% en la semana del 17 al 24 de marzo. En las semanas precedentes, del 28 de febrero al 16 de marzo, el crecimiento es del 40%. “Nos hace pensar que estamos iniciando una fase de estabilización”, ha pronosticado Illa.

Illa considera que ha comenzado a estabilizarse el número de contagios y que el pico máximo de uso de UCI podría llegar al inicio de abril

El ministro llegó a la Comisión horas después de conocerse que los nuevos test rápidos adquiridos no servían. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, había reconocido momentos antes de la comparecencia de Illa que se han tenido que devolver los lotes. Existen dos versiones diferentes. Por un lado, el titular de Sanidad aseguró que las pruebas diagnósticas fueron adquiridos de una compañía nacional y tenían el sello CE. Por otro, la Embajada de China en España comunicó en Twitter que dichos test fueron comprados a la compañía Shenzhen Bioeasy Biotechnology que “no ha conseguido todavía la licencia oficial de la Administración Nacional de Productos Médicos de China”.

El ministro trató de justificar la situación y se escudó en un mercado “desbordado” y “loco”. La oposición se ha mostrado especialmente crítica con este error que supone un retraso en la entrada de los test rápidos. La tardanza complica aún más a los laboratorios que están trabajando estos días por encima de sus capacidades con la realización de entre 16.000 y 20.000 test diarios. La portavoz del PP, Cuca Gamarra, tildó de “fracaso” la capacidad del Ministerio de Sanidad para centralizar las compras. El portavoz de Vox, Juan Luis Steegman, reclamó, por su parte, el cese de Simón.

Illa trató también defenderse de las críticas por la celebración de la manifestación del 8-M. El ministro recordó que en ese momento las competencias de salud pública estaban en manos de las comunidades autónomas y que no estaba autorizado para desconvocar ningún acto.

Noticias complementarias: