Inicio ASP Historias del coronavirus: me entero de todo por los grupos de WhatsApp

Historias del coronavirus: me entero de todo por los grupos de WhatsApp

grupos de WhatsApp

..Redacción.
Los grupos de WhatsApp se están convirtiendo en la red social más importante de la crisis del coronavirus. Los amigos, los familiares, los profesionales, las administraciones… todo el mundo los está utilizando.

Cuando un médico o cualquier otra persona quiere dar a conocer su experiencia es muy rápido si se difunde por los grupos de WhatsApp. La información importante pasa de un grupo a otro a una velocidad de vértigo.

En los grupos de WhatsApp se hacen preguntas y se cuentan experiencias que se difunden a toda velocidad

Hay profesionales que preguntan por esta red esencial en la vida del confinamiento: “He oído que hay un protocolo específico de covid para descartar TEP. ¿A alguien le suena o lo tiene? Estáis fibrinolisando a la desesperada a pacientes que se ponen a morir al hacer IAMs o sospecha de TEP masivo con fallo derecho?”. Otro pregunta: “¿Tenéis datos científicos del tiempo que dura la inmunidad tras curarse del Covid-19?”. Lo bueno no solo es que se pregunte, es que alguien responde. No hay bromas, todo es muy serio.

Hay críticas a gerentes, políticos y al sistema en general, pero por encima de todo hay información válida. De la misma manera que hay experiencias válidas.

Una endocrino cuenta a sus amigos su experiencia en el hospital por este medio que cada vez es menos impersonal. “Realmente nos cuesta identificarnos entre nosotros y muchas veces lo hacemos por la voz, por el saludo de la mañana o porque nos miramos entre tanta pantalla a los ojitos y nos reconocemos a duras penas. Cuando entramos en las habitaciones nos tenemos que identificar. Yo entro diciendo: ‘hola buenos días soy la Doctora, ¿cómo estamos hoy?’”. La realidad es así de complicada. En Ifema escriben los nombres y las especialidades en la espalda con un rotulador. Es la forma de identifcar Para luego recordar que esta tarea necesita entrenamiento físico y psicológico.

Esta red de amigos y conocidos difunde información profesional, experiencia, chistes o ayuda a preparar una partida en la PlayStation

Los que no van al hospital se enteran, así, de la situación. Los grupos de WhatsApp que sirven para organizar partidos de padel, cenas o información de las tareas del colegio ahora muestran otra cara. “Hoy ya no podía con mi alma. La incertidumbre para nosotros es grande, amigo, con el miedo de pasárselo a tus hijos”.

Las redes durante el coronavirus han cambiado la forma de comunicarse. Solo falta que los bulos desaparezcan.

Artículos relacionados