Inicio ASP Los ingresos de la sanidad privada han caído un 85% desde el...

Los ingresos de la sanidad privada han caído un 85% desde el decreto de alarma

El Ministerio de Sanidad ha contestado a las peticiones de ASPE de medidas económicas para el sector privado

sanidad-privada-ingresos

..Redacción.
Desde que se promulgó el estado de alarma el pasado 14 de marzo los ingresos de la sanidad privada han descendido un 85% según datos de Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), que ha reclamado en repetidas ocasiones al Gobierno medidas económicas y de liquidez. La patronal celebra que el Ministerio de Sanidad haya dado respuesta a estas peticiones a través de su secretario general, Faustino Blanco.

ASPE celebra que Sanidad haya dado respuesta a sus peticiones de medidas económicas y de liquidez para paliar la caída de ingresos de la sanidad privada

Según un comunicado de ASPE, Sanidad les han transmitido que es “tarea prioritaria del Gobierno” estudiar las medidas fiscales y económicas a aplicar. También entienden “la urgencia que la falta de liquidez puede ocasionar, tanto en los balances de las empresas como en la calidad de los servicios que vienen prestando en el marco de esta situación de crisis”.

Los centros sanitarios privados han mantenido sus infraestructuras y equipamientos en todo el periodo de estado de alarma en función de su tipología y su labor en la gestión de casos de coronavirus. Pero el confinamiento y la atención solamente de casos urgentes y no demorables y el aplazamiento de otras pruebas, intervenciones y procesos asistenciales, ha supuesto una reducción drástica de sus ingresos. Según ASPE, el mayor deterioro se ha producido en los 400 hospitales asociados a la patronal, que trabajan con casos de coronavirus.

ASPE señala “exigentes requisitos” como el pago por adelantado y los precios variables que se encuentran en el mercado para poder adquirir las pruebas

En una situación similar podrían quedar los centros clínicos privados que realizan pruebas diagnósticas tras la orden del Ministerio de Sanidad promulgada este martes, en la que se establece que estarán a disposición de la sanidad pública de las comunidades autónomas y se regularán los precios de los tests. ASPE señala “exigentes requisitos” como el pago por adelantado y los precios variables que se encuentran en el mercado para poder adquirir las pruebas. Y advierte de que en caso desfase entre el precio regulado y el precio de aprovisionamiento real, estos centros “no tengan margen para mantener su servicio”.

Por eso, Carlos Rus, presidente de ASPE, subraya “la necesidad de que el Gobierno se reúna con nosotros de forma previa a la determinación de las condiciones de regulación”. Más allá de esta advertencia, la patronal del sector privado se muestra favorable a trabajar en coordinación con las CC.AA. y recuerda que los laboratorios privados ya están al servicio de la sanidad pública desde el decreto de estado de alarma.

Según ASPE, el mayor deterioro se ha producido en los 400 hospitales asociados a la patronal, que trabajan con casos de coronavirus

El secretario general de Sanidad, en su escrito de respuesta enviado a ASPE el pasado miércoles, le comunicaba que “los operadores del sector sanitario privado no pueden ser una excepción” dentro de las medidas que está tomando el Gobierno para minimizar el impacto económico en el tejido productivo, “ya que resultan estratégicos” y “mantienen un servicio de primer orden en la lucha contra la pandemia”.

Por eso, Faustino Blanco les ha comunicado que Sanidad “estudia aquellas medidas que permitan proporcionar un equilibrio entre los recursos del sector público y las necesidades de respuesta de los operadores del sector. Con proporcionalidad y adecuación al amplio perfil de las empresas y sus servicios”. ASPE interpreta esto como una alusión a la adaptación de los recursos de la sanidad privada que han hecho falta a lo largo de la pandemia.

Sanidad se compromete a estudiar medidas “con proporcionalidad y adecuación” para la sanidad privada que ha visto reducidos sus ingresos

La patronal propone diferentes medidas económicas. Entre ellas, la exención de impuestos como el pago de cuotas de la Seguridad Social, el pago y las retenciones del IRPF de los trabajadores. También el aplazamiento o bonificaciones en Seguridad Social, en impuesto de sociedades, IBI y créditos fiscales por aumento de plantilla. Además, solicita la reducción del IVA sanitario a tipo superreducido para la compra de materiales y equipos.

En materia de financiación y liquidez, ASPE propone el acceso a líneas de financiación gratuita o con carencia en la devolución y el acceso a una línea específica para el sector por importe del 75% de la facturación del sector hospitalario durante dos meses, así como la aprobación de fórmulas de cobro excepcionales. Carlos Rus, presidente de ASPE, subraya la “necesidad de articular estas medidas imprescindibles en el más corto plazo posible”. Recuerda, además, “la imposibilidad de muchos centros de hacer frente a pagos corrientes durante este mes de abril”.

ASPE propone el acceso a una línea específica para el sector por importe del 75% de la facturación del sector hospitalario durante dos meses

Por otra parte, el secretario general de Sanidad ha reconocido el papel de la sanidad privada en la pandemia. Ha valorado su “esfuerzo, sentido de la responsabilidad y disposición a la colaboración efectiva”. Carlos Rus ha valorado este reconocimiento como “un motivo de orgullo” para el sector. “Son momentos de unidad, lealtad y apoyo a las autoridades y de servicio, solidaridad y entrega a nuestros pacientes; así lo hemos entendido desde un principio”, concluye.

Noticias complementarias: