Inicio ASP Cuando los residentes terminan… deberían llegar los adjuntos. Dr. J.A. Vargas

Cuando los residentes terminan… deberían llegar los adjuntos. Dr. J.A. Vargas

Universidad Autónoma Enfermedades autoinmunes enfermedades raras JA Vargas

..Dr. Juan Antonio Vargas. Jefe de Sección de Medicina Interna y Jefe de Estudios del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda. Ex decano de Medicina de la UAM (2011-2019).
Estamos en los últimos días de un grupo de residentes excepcionales, cerca de 7.000, que han demostrado valor y profesionalidad durante toda la epidemia COVID, y los sentimientos se agolpan en estos momentos en que pensábamos que su esfuerzo iba a ser recompensado de otra manera. En estos últimos días de muchos de ellos, lo primero que queremos es agradecerles su trabajo, su ímpetu, su entusiasmo, que ha ayudado a mantener y mejorar el nivel asistencial, docente e investigador de nuestro Sistema Nacional de Salud.

Este grupo de profesionales de distintas titulaciones se ha empleado a fondo en toda la epidemia Covid que hemos vivido y se merecían al menos una continuidad temporal. Son profesionales bien formados, motivados y dotados de una capacidad ya contrastada. Son el futuro de nuestro SNS y están con nosotros. No hace demasiado tiempo se buscaban médicos y enfermeras, incluso jubilados, ante la pavorosa epidemia que estábamos viviendo.

Los residentes son profesionales bien formados, motivados y dotados de una capacidad ya contrastada

Es verdad que la situación ha cambiado, pero seguimos con problemas acuciantes, como la atención a pacientes en consultas específicas Covid, la necesidad de continuar apoyando a las residencias con equipos multidisciplinares, la incertidumbre de cómo va evolucionar la epidemia y la necesidad de dotar a las consultas de horarios amplios que abarquen mañana y tarde para mantener el distanciamiento social. En esta situación, la participación de todos ellos sería fundamental e incluso terapéutica para nuestro sistema sanitario.

Este contexto también se combina con el retraso en la incorporación de los residentes de primer año, que posiblemente se realice a primeros de julio como muy pronto. Todo ello pone en dificultades la organización de las guardias durante el periodo vacacional y lógicamente influye en todo en los servicios que prestan atención continuada, tanto general como propia de sus especialidades.

La participación de todos ellos sería fundamental e incluso terapéutica para nuestro sistema sanitario

En este aspecto como en otros, nuestro SNS debería dar una respuesta conjunta y conseguir que la decisión tomada por algunas comunidades autónomas de prorrogar el contrato de los residentes que terminan, en calidad de adjuntos, fuese una realidad en todo nuestro territorio, un auténtico pacto nacional, tal como ha propuesto el presidente de la Organización Médica Colegial, el Dr. Serafín Romero.

Estamos en un momento de unidad, de solidaridad entre territorios y así ha respondido nuestro sistema sanitario en uno de los peores escenarios posibles. Es el momento de tomar decisiones valientes en un momento económicamente delicado, pero creo que esta decisión de contar con estos profesionales es, sin duda, una apuesta de futuro y una forma de anticiparse a posibles eventualidades, para las que debemos estar preparados.

Noticias complementarias