Inicio ASP La cirugía en pacientes con Covid-19 aumenta considerablemente la mortalidad y las...

La cirugía en pacientes con Covid-19 aumenta considerablemente la mortalidad y las complicaciones pulmonares

cirugía-pacientes-covid-19-mortalidad

..Gema Maldonado.
Un estudio internacional en el que han participado 235 hospitales de 24 países, incluido España, indica que que hay mayor riesgo de mortalidad en pacientes con Covid-19 que se someten a cirugía. Los resultados muestran que la mortalidad a los 30 días de la operación fue del 23,8% y más del 51,2% de los intervenidos desarrolló complicaciones pulmonares, que se asociaron a una alta mortalidad. Se trata de porcentajes muy superiores a los establecidos en estudios anteriores a la pandemia, que mostraron una mortalidad posterior a la cirugía del 3% y la presencia de complicaciones pulmonares en hasta el 10% de los casos.

La mortalidad a los 30 días de la cirugía en pacientes con Covid-19 fue del 23,8% y más del 51,2% de los intervenidos desarrolló complicaciones pulmonares

El CovidSurg Collaborative, un grupo en el que participan cirujanos y anestesistas de 69 países ha diseñado y llevado adelante este estudio de cohorte cuyos resultados ha publicado The Lancet. Liderado por la Universidad de Birmingham, ha contado con 1128 pacientes intervenidos entre el uno de enero y el 31 de marzo de 2020.

cirugia-mortalidad-pacientes-covid-19-estudio

De ellos, 268 personas (23,8%) había fallecido al mes. Los hombres, presentaron un mayor porcentaje de mortalidad a los 30 días: el 28,4% fueron varones frente al 18,2% de las mujeres. Y los mayores de 70 años o más, fueron los que presentaron una mayor mortalidad, con el 33,7% de los casos, frente al 13,9%, que fueron menores de 70 años.

Los pacientes varones con Covid-19 que se sometieron a una cirugía presentaron una mayor mortalidad que las mujeres. Los mayores de 70 años fallecieron más

La mortalidad global a los 30 días fue mucho más alta que antes de la pandemia en todos los subgrupos que se analizaron. En los pacientes con cirugía programada alcanzó el 18,9%, en los de cirugía de urgencias, el 35,6%. En aquellos sometidos a intervenciones de cirugía menor alcanzó el 16,3% y en los que se realizó cirugía mayor, llegó a casi el 27%.  Son porcentajes que nada tienen que ver con los datos de antes de la pandemia, cuando se registraba una tasa de mortalidad que no llegaba al 1% en cirugía menor.

Las complicaciones pulmonares ocurrieron en 577 casos del total de 1128 estudiados. La mortalidad a 30 días en estos pacientes, que sufrieron neumonía, síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA) o necesidad de ventilación inesperada tras la operación,  fue del 38%, lo que representa el 82,6% de todas las muertes.

Las complicaciones pulmonares ocurrieron en 577 casos de los 1128 pacientes con Covid-19 que se sometieron a una cirugía. 

El estudio concluye que, “incluso considerando las diferencias en la combinación de casos”, ya que se incluyeron cirugías de todo tipo, desde benignas a intervenciones por cáncer y otras urgentes, la incidencia y la mortalidad asociadas con complicaciones pulmonares “es desproporcionadamente alta”.

Los autores del estudio reconocen algunas limitaciones en su investigación. Entre ellas, la falta de estandarización entre los centros participantes en los protocolos para hacer las pruebas de laboratorio y la interpretación radiológica. Por otra parte, se ofrecen resultados de la primera fase de la pandemia. En esos momentos no se hacían en todos los países pruebas PCR a todos los pacientes que iban a operarse o que se habían operado.

La incidencia y la mortalidad asociadas con complicaciones pulmonares “es desproporcionadamente alta”

Sin embargo, los investigadores creen que los resultados del estudio “tiene implicaciones directas para la práctica clínica en todo el mundo”. Hasta ahora solamente había pautas para la toma de decisiones en cirugía durante la pandemia basadas en la opinión de expertos. Ahora, y con los datos del estudio, los autores recomiendan evaluar y “equilibrar” los riesgos de llevar a cabo la cirugía o retrasarla. En general, y especialmente ante pacientes mayores de 70 años, el estudio recomienda “considerar posponer los procedimientos no críticos y promover tratamientos no quirúrgicos para retrasar o evitar la necesidad de cirugía”.

Noticias complementarias: