Inicio ASP Las enfermeras lanzan un aviso a una semana de la nueva normalidad

Las enfermeras lanzan un aviso a una semana de la nueva normalidad

ingresos-uci-distres-respiratorio-estudio-semi

..Juan Pablo Ramírez. Director de iSanidad.
Encaramos ya la última semana del estado de alarma. Dejamos atrás más de tres meses duros con muertes todos los días. Llegamos a vivir jornadas a mediados de abril donde las cifras diarias rondaban los 1.000 fallecidos. A eso se sumó la dificultad de vivir confinados. Estamos a una semana de iniciar aquello que llamamos nueva normalidad. Galicia lo experimentará hoy. Cuando nos disponemos a dar este último paso para acceder a esa nueva normalidad, las enfermeras han lanzado un aviso: no hay suficientes camas UCI en la mayoría de las provincias.

El sindicato Satse publicó el pasado jueves un estudio en el que advertía que 36 provincias no cumplían con uno de los criterios claves para la desescalada. La normativa establece la necesidad de instalar entre 1,5 y 2 camas por cada 10.000 habitantes. Un total de 36 provincias no cumple ese requisito. La organización señala que no cumplen este requisito todas las provincias de Andalucía, menos Granada; Teruel y Zaragoza, en Aragón; Baleares; Cantabria; todas las de Castilla-La Mancha; Ávila, Burgos, León y Segovia, en Castilla y León; todas las de Cataluña; Ceuta; todas las de la Comunidad Valenciana; Guipúzcoa y Vizcaya, en Euskadi; las dos de Extremadura; Lugo y Pontevedra, en Galicia; La Rioja; Murcia y Navarra.

Cuando nos disponemos a dar este último paso para acceder a esa nueva normalidad, las enfermeras han lanzado un aviso: no hay suficientes camas UCI en la mayoría de las provincias

Según las últimas estadísticas de la Organización para el Desarrollo y la Cooperación Económicos (OCDE), España cuenta con 9,7 camas para pacientes críticos por cada 100.000 habitantes. La media de los países de la OCDE es de 15,1. Parece poco razonable que uno de los países más atacados por la pandemia no haya hecho mayores esfuerzos.

A la camas se suman otros problemas. La falta de recursos y de personal todavía existe. Atención primaria debe seguir crecieno en autonomía y en capacidad de decisión para liderar esa estrategia de detección precoz del coronavirus con el objetivo de evitar rebrotes. Hay que seguir avanzando no solo en la teleconsulta sino en la asistencia y hospitalización domiciliaria.

La aparición de nuevas olas epidémicas es un escenario más que probable y debemos estar preparados. Los rebrotes que ha habido estas últimas semanas en Ceuta, en Lérida o en los hospitales del País Vasco nos advierten de que nuestros sistema sanitario necesita más músculo.

Noticias complementarias:

Compartir