Inicio ASP Pacientes con grupo sanguíneo A tienen un 50% más de posibilidad de...

Pacientes con grupo sanguíneo A tienen un 50% más de posibilidad de necesitar apoyo respiratorio por Covid-19

Un estudio internacional apunta a características genéticas como factor para desarrollar formas graves de Covid-19

Grupo-sanguíneo-covid-19

..Cristina Cebrián.
Hasta ahora apenas había datos sobre la conexión entre el grupo sanguíneo y el Covid-19. Sin embargo, un estudio internacional con participación española, señala que tener el grupo sanguíneo A se asocia con un 50% más de riesgo de necesidad de apoyo respiratorio en caso de infección por el coronavirus. Mientras que las personas con grupo sanguíneo 0 tienen un 35% menos de riesgo. Esto se debe a que cuentan con un efecto protector frente al desarrollo de insuficiencia respiratoria. El trabajo cuenta, entre otros, con la participación del CIBER en su área de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (Ciberhd), así como de Enfermedades Respiratorias (Ciberes).

La influencia de las características genéticas en la infección por SARS-CoV-2 se observó al analizar muestras de sangre de 1.610 pacientes Covid-19 que necesitaban apoyo respiratorio. Todos ellos permanecían hospitalizados en las UCI de los principales focos de la pandemia en Europa. Así, participaron desde las ciudades italianas de Milán y Monza; mientras que en España participaron desde Madrid, Barcelona y San Sebastián. Las edades medias comprendían entre los los 64 y 69 años y, en su mayoría, se trataba de hombres.

Las variantes de dos regiones del genoma humano se relacionan con un mayor riesgo de desarrollar fallo respiratorio en pacientes con Covid-19

Grupo-sanguíneo-covid-19La investigación, publicada en New England Journal of Medicine, señala que las variantes de dos regiones del genoma humano se relacionan con un mayor riesgo de desarrollar fallo respiratorio en pacientes con Covid-19. En concreto, una de ellas se localiza en el cromosoma 3. Esta puede afectar a la expresión de genes que facilitarían la entrada del virus, así como la generación de la tormenta de citoquinas. Sobre la segunda región del genoma, se localiza en el cromosoma 9, en el gen que determina el grupo sanguíneo del sistema ABO. Es aquí donde los investigadores observaron un mayor riesgo en personas con grupo sanguíneo A.

Análisis de millones de variantes genéticas
Los investigadores extrajeron el ADN de las muestras sanguíneas y se estudiaron cerca de nueve millones de variantes genéticas en el laboratorio alemán de Kiel. En este proceso también se contó con la labor de expertos genetistas y bioinformáticos, así como con la rápida donación económica de filántropos noruegos.

Desde el Ciber explican que, en menos de dos meses, ya contaban  con toda la información necesaria para evaluar los resultados. Para ello, se compararon con un grupo control de 2.205 controles sanos. Así, explican, “se identificó una mayor frecuencia de 26 variantes genéticas en los pacientes afectados por insuficiencia respiratoria; en comparación con el grupo control no infectado”. Además, las dos variantes localizadas en los cromosomas 3 (rs11385942) y 9 (rs657152) “mostraron una potente asociación con la gravedad”, añaden.

Grupo-sanguíneo-covid-19“Hemos buscado la respuesta en los genes y hemos encontrado una fuerte asociación entre ciertas variantes genéticas en los cromosomas 3 y 9”

La variante genética del cromosoma 3 abarca una región de regulación de seis genes que pueden tener funciones relevantes en la gravedad del Covid-19. Sin embargo, los autores del estudio creen que todavía es pronto para saber cuál de estos genes podría influenciar el curso de la infección.

De hecho, se sabe que el SARS-CoV-2 se une a la proteína ACE2 en la superficie de las células para entrar en ellas. Entonces, uno de estos seis genes implicados interacciona con la proteína ACE2 y la estabiliza. Además, otro de estos genes está relacionado con la respuesta inmunológica inflamatoria en los pulmones en respuesta a patógenos. “Hemos buscado la respuesta en los genes y hemos encontrado una fuerte asociación entre ciertas variantes genéticas en los cromosomas 3 y 9 y la gravedad de la enfermedad causada por el coronavirus”, señalan.

Mayor frecuencia en pacientes con ventilación mecánica
Otro aspecto llamativo del estudio se refiere a una mayor frecuencia de la variante genética identificada en el cromosoma 3 en personas con una media de 59 años. Esto, según los autores, podría explicar la gravedad de ciertos casos en este grupo de edad.

Dr. Ricard Ferrer: “Los resultados permiten avanzar en la identificación de los pacientes de mayor riesgo que necesitarán ingreso en UCI”

intensivistas-hospitales-Covid-19Por otra parte, la frecuencia de ambas variantes genéticas en los cromosomas 3 y 9 es significativamente mayor en los pacientes que necesitaron ventilación mecánica. En comparación con aquellos en los que únicamente se administró oxígeno, independientemente de la edad y del sexo. De este modo, la presencia de estas variantes genéticas predispone al desarrollo de formas graves de insuficiencia respiratoria durante la infección por SARS-CoV-2.

Los resultados del estudio demuestran la posibilidad de identificar personas más vulnerables al desarrollo de enfermedad grave con insuficiencia pulmonar por el coronavirus, según sus características genéticas. Algo que facilita la identificación de grupos de riesgo que necesiten una protección especial y diseñar tratamientos personalizados.

Es posible identificar personas más vulnerables al desarrollo de enfermedad grave con insuficiencia pulmonar por el coronavirus

Los resultados permiten avanzar en la identificación de los pacientes de mayor riesgo que necesitarán ingreso en UCI”, comenta el Dr. Ricard Ferrer, presidente de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc). El Dr. Ferrer ha sido uno de los participantes en el estudio, como responsable del Servicio de Medicina Intensiva en el Hospital Vall d’Hebron, junto a la Dra. María Buti.

Desde España también han participado los Dres. Luis Bujanda y Jesús Bañales, del Hospital Donostia de San Sebastián; el Dr. Agustín Albillos, del Hospital Ramón y Cajal de Madrid; el Dr. Javier Fernández, del Hospital Clinic de Barcelona y EF-CLIF y el Dr. Manuel Romero, del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. También participó el grupo del Ciberes en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid, bajo la coordinación del Dr.David Jiménez.

Noticias complementarias