Inicio ASP Telemedicina para el seguimiento de los pacientes con asma y EPOC en...

Telemedicina para el seguimiento de los pacientes con asma y EPOC en tiempos de pandemia

asma-epoc-telemedicina-jornada-semergen

..Gema Maldonado.
La pandemia de Covid-19 ha llevado a médicos de atención primaria y neumólogos a normalizar el uso de la telemedicina en el seguimiento de los pacientes con enfermedades crónicas respiratorias, como el asma y la EPOC. ¿Se puede hacer correctamente ese seguimiento por teléfono o videollamada?, ¿se puede diagnosticar un caso de EPOC sin espirometría y sin tener al paciente delante? Sobre estas cuestiones han debatido los doctores José Ignacio Prieto, médico de atención primaria del centro de salud de Navalmoral de la Mata (Cáceres) y Juan Antonio Riesco, neumólogo del hospital San Pedro de Alcántara (Cáceres).

Dr. Martín: “La telemedicina es eficaz para tener un buen control del paciente  de EPOC y asma, valorar la adherencia al tratamiento y ajustarlo”

Junto al Dr. Pedro Jesús Martín, médico de familia en el centrod e salud Cruce de Arinaga, Agüimes (Gran Canaria), han desarrollado la sesión Asma y EPOC en la nueva normalidad. ¿Cómo estar preparados? dentro de las Jornadas de Respiratorio de Semergen, que este año se han transformado en seminarios online. “La telemedicina es eficaz para tener un buen control del paciente, valorar la adherencia al tratamiento, ajustarlo y valorar si el paciente necesita concertar una cita presencial”, señaló el Dr. Martín. “Es lo que hacíamos antes, aunque la exploración física o la espirometría, no podemos usarlas ahora”.

El doctor plantea el uso de cuestionarios como el ACT (la prueba de control del asma) y el test Check Epoc para valorar la presencia de síntomas y los riesgos de exacerbaciones. Y el envío de fotos o vídeos para comprobar si el paciente hace bien la técnica inhalatoria. Sin embargo, el Dr. Prieto, señala que, en muchos casos, “al paciente respiratorio hay que verlo presencialmente para auscultarlo ante sibilancias”. Un aspecto que se une a la necesidad de “dar tu teléfono personal” para el envío por mensajería instantánea de vídeos en los que poder ver si hace bien o mal el tratamiento. “Deberíamos tener un teléfono móvil operativo por consulta”, señala.

Dr. Prieto: “Al paciente respiratorio hay que verlo presencialmente para auscultarlo ante sibilancias”

Para el Dr. Riesco la telemedicina, “una herramienta que ya utilizábamos”, puntualizó, “ha venido para quedarse”. Confía en que esta nueva realidad “nos ayude a racionalizar la distribución de recursos” y cree que aún “hace falta el elemento educacional en la población de cómo se deben utilizar los recursos”.

El neumólogo cree que las tecnologías pueden ayudar en el seguimiento del paciente ya diagnosticado, pero también pone el foco en “el paciente nuevo, que tenemos que identificar cuanto antes. En estos casos, cree que la telemedicina puede ayudar a “priorizar el perfil del paciente que va a ser atendido en las consultas especializadas”. Cree que es muy importante identificar a ese 73% de pacientes de EPOC que no están diagnosticados, según recoge el estudio Episcan 2 de 2018.

Dr. Riesco: “Tenemos una población en riesgo sobre la que tenemos que intervenir. Hasta la fecha nos hemos basado solo en espirometría y quizá tiene que cambiar eso”

En este sentido apuesta por ser más proactivos a la hora de encontrar y tratar a los pacientes que puedan tener Epoc. “La pandemia nos puede hacer reflexionar sobre lo que estamos haciendo mal para que haya tantos pacientes no diagnosticados”. Las espirometrías no están disponibles en la teleconsulta, eran el principal método de diagnóstico en estos casos. Además, la Sociedad Española de Patología del Aparato Respiratorio (Separ) recomienda no realizarlas a menos que el paciente tenga una PCR negativa en las últimas 72 horas.

Así, el Dr. Riesco plantea “tener en cuenta otros aspectos”. “Tenemos una población en riesgo sobre la que tenemos que intervenir. Hasta la fecha nos hemos basado solo en espirometría y quizá tiene que cambiar eso”, consideró.

 

 

 

 

 

Norticias complementarias:

Compartir