Inicio ASP La inversión en sanidad debería aumentar al menos un punto del PIB...

La inversión en sanidad debería aumentar al menos un punto del PIB para alcanzar la media europea

La Fundación Economía y Salud presenta el libro 106 Medidas que Mejoran el Sector de la Salud en España tras la Pandemia de Covid-19

PIB-sanidad

..Cristina Cebrián.
Salud y eficiencia son dos de los valores que deben predominar en nuestro Sistema Nacional de Salud (SNS). Para ello, es necesario aumentar los presupuestos destinados a sanidad y la inversión en el PIB. Así lo explicó Alberto Giménez, presidente de la Fundación Economía y Salud durante la presentación del libro 106 Medidas que Mejoran el Sector de la Salud en España tras la Pandemia de Covid-19. La publicación de la Fundación se elaboró gracias a la colaboración de más de 50 expertos del mundo sanitario, de diversas sensibilidades y profesiones.

En España la inversión en sanidad pública se sitúa en un 6,5% del PIB, lo que supone más de 75.000 millones de euros. Sin embargo, Giménez insistió en que “esta inversión debería incrementarse al menos un punto para ajustarnos a la media de la Unión Europea”. Además, el presidente de la Fundación añadió que “podemos ahorrar otro 1% del PIB mejorando la eficiencia”.

Alberto Giménez: “Esta revisión es conveniente, teniendo en cuenta la pandemia de Covid-19 que estamos sufriendo y que ha tensionado el SNS hasta limites extremos”

Este es uno de los objetivos planteados en esas 106 medidas de mejora para el SNS. Este documento de consenso es una revisión de la anterior publicación 100 medidas que mejoran el sector de la salud, de 2017. Después de tres años, “esta revisión es conveniente, teniendo en cuenta la pandemia de Covid-19 que estamos sufriendo y que ha tensionado el SNS hasta limites extremos”, aseguró Giménez. Por tanto, el objetivo de este libro no es otro que “contribuir a cambiar las cosas, para lo que se proponen medidas concretas. Sin olvidar el medio y largo plazo para una gestión adecuada del SNS”, añadió el experto.

Durante el acto el rector de la UNED, Ricardo Mairal, destacó el valor de este documento al “contemplar de forma multidisciplinar todos los problemas de la pandemia, cómo afectan a la gestión y cómo las nuevas tecnologías adquieren un sentido”.

Alicia Negrón: “Es necesario reforzar la vigilancia epidemiológica en atención primaria y dotarla de los recursos necesarios para ello”

Mejoras en atención primaria
El documento presentado aborda diferentes áreas de mejora del SNS y, entre ellas, destaca la atención primaria (AP) por su una de las primeras en atender a los pacientes. En este sentido, Alicia Negrón, enfermera familiar y comunitaria del Servicio Madrileño de Salud y una de las coordinadoras del libro, comentó que “es fundamental la estratificación poblacional por complejidad para que, ante una crisis epidemiológica, se priorice a las personas que requieren determinados tipos de atención”. Otro punto a mejorar en AP se refiere al acceso a la historia clínica de los pacientes “por parte de todos los centros, también los sociosanitarios”.

Con respecto a la pandemia, Negrón destacó la necesidad de “reforzar la vigilancia epidemiológica en AP y dotarla de los recursos necesarios para ello”. Asimismo, en el libro recomiendan establecer la teleasistencia de manera global, “para que el paciente pueda ponerse en contacto con los sanitarios y nosotros con otros compañeros”, detalló la enfermera. En definitiva, se trata de potenciar “una verdadera coordinación entre la parte social y la parte asistencial. Además de reforzar el enfoque domiciliario de AP”, concluyó Negrón.

Dra. Martínez-Novillo: “Se debe fomentar de forma proactiva, desde los propios centros de salud, la atención domiciliaria”

Por su parte, otra de las coordinadoras del libro y directora del Instituto de Medicina de Laboratorio del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, la Dra. Mercedes Martínez-Novillo, habló de la comunicación con el paciente. Especialmente en la atención domiciliaria. “Hay que contar con la opinión del paciente y valorar su situación. También se debe fomentar de forma proactiva, desde los propios centros de salud, la atención domiciliaria”, comentó la Dra. Martínez-Novillo. Para lograrlo, el documento insiste en ampliar la cartera de servicios del SNS y aportar una formación específica a los profesionales. Todo ello con la idea de evitar hospitalizaciones y desplazamientos de los pacientes que no aportan nada.

Seguridad del paciente
La seguridad del paciente y la salud del profesional sanitario es otra de las áreas destacadas del documento, tal y como apuntó el Dr. Jesús María Aranaz, jefe del Servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública del Hospital Ramón y Cajal de Madrid. “El esfuerzo del profesional sanitario durante la crisis por el Covid-19 ha sido excepcional. Por ello, es imprescindible desarrollar estrategias para mantener la salud de los sanitarios. No hay que olvidar que el riesgo es bidireccional, del paciente al profesional y del profesional al paciente”, apuntó el Dr. Aranaz.

Dr. Aranaz: “La pandemia ha puesto de manifiesto que, para tener capacidad de respuesta, es fundamental la independencia de los profesionales y la transparencia de los datos”

Por último, el especialista comentó otra de las medidas propuestas en relación a la capacidad de respuesta del SNS. “Es necesaria la creación de un observatorio de resultados del SNS, público pero independiente. La pandemia ha puesto de manifiesto que, para tener capacidad de respuesta, es fundamental la independencia de los profesionales y la transparencia de los datos”, aseguró el coordinador del libro.

Noticias complementarias