No se pierda

Descubren una vacuna que mejora la respuesta inmunitaria ante el cáncer

7 de abril, 2015
Vacuna cancer

Una nueva vacuna mejora la respuesta inmunitaria ante el cáncer a partir del uso de proteínas alteradas del tumor del paciente, según un estudio publicado por la revista Science. Y es que esta fórmula, que podría aportar buenos resultados para el melanoma y los cánceres de pulmón, vejiga y colon, por el momento ha sido probada en tres pacientes.

En nuestra vacuna hemos usado proteínas alteradas del paciente con tumor y comprobado que provocan una mayor reacción en las células T, al multiplicar en número y frecuencia su capacidad de reconocer sustancias aisladas de los tumores”, explica a Efe la investigadora principal del estudio, la científica venezolana Beatriz Carreño, de la Washington University en San Luis.

Las células T son un tipo de célula inmunológica cuya función es reconocer sustancias extrañas en la superficie de otras células y matarlas, para lo cual producen sustancias solubles que tienen efectos sobre tumores y células infectadas con virus. Se forman a partir de células madre en la médula ósea, y maduran en una glándula llamada timo (T representa a timo). También se llama linfocito T y timocito.

Para elaborar la vacuna de la que informa Science, se usaron células dendríticas junto a proteínas alteradas del tumor del paciente. Dado que las células dendríticas “no son muy abundantes”, los investigadores aislaron precursores y las generaron en el laboratorio.

Las proteínas alteradas tienen mayor capacidad para activar el sistema inmune
Como explica Carreño, en esta investigación, “el uso de proteínas alteradas ha demostrado tener una mayor capacidad para activar el sistema inmune. Porque cuando las proteínas son normales, no son realmente sustancias extrañas y, por tanto, la respuesta inmune no es muy fuerte”.

La relevancia de esta vacuna, radica en que “esta es una de las primeras personalizadas”, ya que “las vacunas contra el cáncer suelen ser generalizadas”, lo que hace “que la respuesta inmune no es muy fuerte”, añade Carreño.  En esta misma línea se muestran los investigadores, que sostienen que con esta vacuna se da un paso más hacia una inmunoterapia del cáncer más personalizada.

Los investigadores consideran que una vacuna de este tipo funcionaría bien para pacientes con cánceres que tienen un alto componente inmunológico y de mutaciones, como los de pulmón, vejiga, colon y el melanoma, ya que “a mayor número de mutaciones, encontramos más proteínas alteradas que podemos usar para activar el sistema inmune”, precisa la científica de la Washington University en San Luis.

El descubrimiento de esta vacuna, puede suponer, como defienden el equipo de investigadores que la han elaborado, un gran impulso en el avance de la inmunoterapia del cáncer, es decir, las estrategias dirigidas a activar y estimular el sistema inmunitario del cuerpo para combatir los tumores. “Estamos hablando de una nueva manera de atacar el cáncer, con la información genómica de los tumores. Usamos las alteraciones en el tumor para acelerar el sistema inmune”, concluye Carreño.