Inicio ASP La ONU considera que “solo es cuestión de semanas” una Sierra Leona...

La ONU considera que “solo es cuestión de semanas” una Sierra Leona libre de ébola

Compartir

Sólo es una cuestión de semanas”, y es que así se manifiesta el responsable de lucha contra el ébola en Naciones Unidas, el doctor David Nabarro, en relación a cuándo terminará el peor brote de ébola de la historia en Sierra Leona.

Sin embargo, las expectativas para Guinea, aún llevarán más tiempo para poder calibrar cuándo se podrá poner fin a la enfermedad, y es que en algunas zonas las tradiciones de riesgo, a día de hoy, siguen teniendo más peso que las recomendaciones sanitarias.

En una entrevista concedida este pasado lunes a Associated Press, Nabarro mostró su preocupación al manifestar que aunque Liberia fue declarada oficialmente libre de ébola el pasado 9 de mayo, la epidemia de ébola “no ha terminado en absoluto”, y es que algunos expertos creían que Guinea y Sierra Leona podían seguirle en septiembre, sin embargo el reciente repunte de casos les ha llevado a desplazar sus previsiones hasta más tarde, en otoño, entre los meses de octubre y diciembre. Actualmente hay “casos en marcha, no en cantidades enormes, pero suficientes para que sean preocupante, en Sierra Leona y en Guinea”, añade.

Desde que el peor brote de ébola de la historia comenzase el pasado 21 de marzo de 2014 en Guinea, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se han contabilizado 27.049 casos y 11.149 muertes, siendo Sierra Leona, Liberia y Guinea los países más afectados del África Occidental.

Las últimas cifras de la OMS, en la semana que terminó el domingo 24 de mayo, hubo 12 nuevos casos de ébola (nueve en Guinea y tres en Sierra Leona).

En Sierra Leona, dijo Nabarro, hay tres distritos donde se registran algunos casos: la capital Freetown; el cercano Port Loko y el distrito de Kambia, más al oeste en la frontera con Guinea.

Nabarro que, viaja mañana jueves a Guinea para evaluar los esfuerzos de reducir a cero los casos nuevos en el país y la vecina Sierra Leona, explica que “las tendencias generales son cada vez más de que los nuevos casos son contactos conocidos de personas que ya tuvieron la enfermedad, y también cuando se detectan casos, se ponen rápidamente bajo tratamiento”. Por ello que se muestre optimista, y que considere que en pocas semanas pueda ponerse fin al ébola en Sierra Leona, valorando que esa posibilidad, cada vez más cercana, ha sido posible “por la gran participación de las comunidades, una respuesta nacional muy coordinada y un sólido liderazgo del presidente, Ernest (Bai) Koroma”.

Preocupa la situación en Guinea
La situación en Guinea preocupa especialmente porque se han registrado casos inesperados que no están relacionados con cadenas de transmisión conocidas. Y es que Guinea tiene cadenas de transmisión que los trabajadores sanitarios no comprenden por completo, y comunidades que no cooperan con los trabajadores sanitarios que tratan de erradicar el ébola, ya que creen que tratan de alterar su forma de vida tradicional, sus costumbres arraigadas, en especial cuando tratan con la enfermedad y la muerte, indica Nabarro. “Controlar esto es difícil, es como buscar agujas en pajares, es muy difícil encontrar a las personas enfermas y ponerlas bajo tratamiento deprisa antes de que quizá infecten a otros”.

Éste es el problema en el que se centran los expertos que, han reclutado a antropólogos, líderes religiosos locales, y líderes políticos locales para ayudar a establecer relaciones de confianza entre el personal sanitario y las comunidades afectadas, explica Nabarro. “Debemos encontrar un compromiso, una estrategia digna, tradicional de enterramiento pero también segura, para que no tengamos contagios de la enfermedad, y es este esquema el que centra nuestros esfuerzos actuales para poner fin al brote en Guinea”, concluye.
..Redacción