Inicio ASP Médico sin Fronteras advierte que el ébola podría descontrolarse de nuevo en...

Médico sin Fronteras advierte que el ébola podría descontrolarse de nuevo en una gran epidemia en África Occidental

Compartir

Sólo es una cuestión de semanas”, así lo afirmaba el pasado 1 de junio en una entrevista concedida a Associated Press el responsable de lucha contra el ébola en Naciones Unidas, el doctor David Nabarro, en relación a cuándo terminaría el peor brote de ébola de la historia en Sierra Leona.

Nabarro además mostraba su preocupación al manifestar que aunque Liberia había sido declarada oficialmente libre de ébola el pasado 9 de mayo, la epidemia “no había terminado en absoluto”, y es que aunque algunos expertos creían que Guinea y Sierra Leona podían seguirle en septiembre, el reciente repunte de casos que por esas fechas (finales de mayo) se había producido, les hacía desplazar sus previsiones hasta más tarde, en otoño, entre los meses de octubre y diciembre. Actualmente hay “casos en marcha, no en cantidades enormes, pero suficientes para que sean preocupantes, en Sierra Leona y en Guinea”, añadía.

15 días han pasado de esas declaraciones, y el cariz de las mismas no pueden ser más negativo, y es que según informa Reuters, este pasado sábado, en una reunión sobre el ébola en Dakar (Senegal), Médicos Sin Fronteras (MSF) advirtió que la peor epidemia de ébola de la historia que ha causado más de 11.000 muertos, y que ha sido devastadora en África Occidental, podría de nuevo descontrolarse en esta zona, y las autoridades sanitarias no estarían mejor equipadas para hacer frente a ella respecto al año pasado.

La realidad de hoy es que si el ébola se desarrolla otra vez esto ocurriría en agosto y septiembre, y creo que a duras penas lo afrontaríamos mejor respecto a la última vez”, dijo Joanne Liu, presidenta internacional de MSF a Reuters. En referencia a una reunión que el mes pasado realizó la Organización Mundial de la Salud (OMS), afirmó que “nos han decepcionado las recomendaciones de la Organización Mundial de Salud y los líderes del Grupo de los Siete (G-7) países más industrializados del mundo”, ya que estos últimos ofrecieron medidas poco concretas.

En esta misma línea de preocupación se muestra Jerome Mouton, jefe de MSF en Guinea y que en declaraciones a Reuters, explica que se está “en la misma situación en la que somos demasiado optimistas y decimos que está casi terminado (el virus), que no hay problemas, pero de hecho existe un enorme problema por el potencial de que esto se transforme nuevamente en una gran epidemia”.
..Emilio Ramirez