No se pierda

‘Quiero quedarme en mi casa’, el servicio gratuito puesto en marcha para ayudar a los enfermos de Parkinson en sus limitaciones

28 de julio, 2015
Quiero quedarme en mi casa

La Asociación Parkinson Madrid, con el apoyo de la Fundación Montemadrid y Bankia, ha puesto en marcha el proyecto ‘Quiero quedarme en mi casa’, gracias al cual habrá un servicio de asesoramiento gratuito de terapia ocupacional para los afectados por la enfermedad de Parkinson y sus familias.

El objetivo, como informan las tres entidades que participan en el proyecto, es ayudar a los afectados de Parkinson a superar las dificultades que en su día a día se encuentran, por ello, que mejor manera que empezar a solventar esos obstáculos que proponer adaptaciones en las casas para los más dependientes. Y es que mediante la combinación de ayudas técnicas, el aprendizaje correcto de elementos del hogar y el estudio integral para adaptar sus viviendas a través de modificaciones arquitectónicas o de la iluminación, actos tan sencillos para los que no tienen la enfermedad, como el caminar, ir al aseo, comer o hacer las tareas de la casa, en los que la padecen, son acciones difíciles de hacer que con esta combinación de ayudas deben ser superadas.

En este sentido, la directora de la Asociación Parkinson Madrid, Laura Carrasco, explica como “queremos darles la oportunidad de hacer de su hogar un espacio accesible, seguro y sin riesgos para su salud, de forma que pueda evitarse el mayor tiempo posible el traslado a una residencia en el caso de las personas con Parkinson más dependientes”.

El Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa en el mundo en prevalencia e incidencia después del Alzheimer. Alrededor de 10 millones de personas en todo el mundo la tienen diagnosticada. Se caracteriza por la degeneración progresiva de las neuronas dopaminérgicas del cerebro, las cuales liberan dopamina, un neurotransmisor clave para la función motora, y que se halla en una cantidad muy deficiente en los enfermos de Parkinson.

A medida que estas células mueren, aparecen los síntomas motores del Parkinson, siendo los más comunes la ralentización de los movimientos voluntarios, rigidez muscular, alteraciones de la marcha con tendencia a arrastrar los pies y bracear menos, y los temblores, que a priori se piensa que se acentúan más en movimiento, y son más evidentes en estado de reposo. Durante la enfermedad se produce una pérdida gradual de las habilidades motoras, cognitivas y comunicativas, pero en cada paciente es diferente.

Gracias a este servicio que, es gratuito puesto en marcha por la Asociación Parkinson Madrid, una terapeuta ocupacional especializada en la enfermedad estudiará cada caso y ofrecerá diferentes alternativas, desde préstamos de ayudas técnicas, adaptaciones, y modificaciones en el hogar del afectado, para así adaptar cada acción cotidiana a sus limitaciones.

En España, entre 120.000 y 150.000 personas tienen la enfermedad de Parkinson
En base a las estimaciones de la Sociedad Española de Neurología (SEN), en España hay entre 120.000 y 150.000 personas que padecen Parkinson, y cada año se diagnostican unos 10.000 casos nuevos. En Madrid afecta a 11.000 personas.

El aumento de la incidencia de esta patología está ligado a la edad, y es que el mayor número de casos se diagnostican cuando los pacientes tienen entre 60 y 70 años, con un 2% de los mayores de 65 años padeciendo Parkinson en España.

Uno de los grandes estigmas que acompañan a esta patología es asociarla única y exclusivamente a las personas mayores y, esto no es así. Y es que la enfermedad de Parkinson no es exclusiva de las personas mayores. En este sentido, con motivo del Día Mundial de la Enfermedad de Parkinson, celebrado el pasado 11 de abril, la Dra. Rosario Luquín Piudo, Coordinadora del Grupo de Estudio de Trastornos del Movimiento de la Sociedad Española de Neurología, explicaba que uno de los errores más comunes respecto a la patología es que “se tiende a pensar que el Parkinson solo afecta a personas mayores, cuando en un 15% de los casos los pacientes son menores de 45 años”; en España, uno de cada 10 nuevos casos diagnosticados de Parkinson tiene menos de 50 años.
..Emilio Ramirez