No se pierda

La Fundación Española del Corazón advierte del riesgo de empeorar las enfermedades cardiovasculares por la contaminación atmosférica

9 de diciembre, 2015
Contaminación Madrid

La contaminación atmosférica es un factor de riesgo cardiovascular, y es que así lo recuerda la Fundación Española del Corazón (FEC) a tenor de los resultados que se desprenden de un estudio de ‘ The Global Burden of Disease Study’ que, apunta que 3,1 millones del total de 52,8 millones de muertes que se produjeron en 2010, estuvieron provocadas por enfermedades relacionadas con la contaminación atmosférica, que es el noveno factor de riesgo modificable de enfermedades crónicas.

Ante los altos niveles de contaminación que en los últimos días se han registrado en Madrid, la FEC ha advertido especialmente del incremento de las partículas PN2,5. Al respecto, considera que “el aumento agudo de estas partículas en días determinados de alta contaminación favorece el desarrollo de trombos y coágulos, provoca un incremento de la presión arterial, además de producir vasoconstricción de las arterias coronarias que son las que aportan sangre al corazón y al cerebro”. Infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares, pueden ser desarrollados “por todos estos factores, así como arritmias cardíacas que pueden poner en riesgo la vida de pacientes con antecedentes de enfermedad cardiaca”.

Como explica la FEC, la fibrilación auricular (FA) que, es la arritmia más frecuente, ya que se estima que en el mundo 35 millones de personas la padecen, en estas personas, el riesgo de sufrir un ictus es cinco veces mayor. Además, la FA no se diagnostica correctamente, por lo que miles de pacientes que la sufren, actualmente no están recibiendo el tratamiento adecuado.

El doctor y editor asociado de la Revista Española de Cardiología, Ángel Sánchez-Recalde, incide en que “la exposición crónica y mantenida a la polución favorece la progresión rápida de la enfermedad arteriosclerótica con un mayor cúmulo de grasa en las arterias coronarias”, siendo las personas “de edad avanzada, con enfermedad cardíaca previa o con factores de riesgo de enfermedad coronaria como la diabetes”, las más afectadas, concluye.
..Redacción