No se pierda

La enfermedad periodontal aumenta el riesgo de cáncer de mama tras la menopausia, sobre todo en las que han sido fumadoras o fuman

23 de diciembre, 2015
Enfermedad periodontal

Investigadores de la Universidad de Buffalo en Estados Unidos han observado que la enfermedad periodontal se asocia a un mayor riesgo de cáncer de mama en mujeres que ya han superado la menopausia, sobre todo en quienes son o han sido fumadoras. Y es que esta conclusión se desprende según los resultados de un trabajo publicado en la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention.

Dada la alta prevalencia de las enfermedades periodontales y cardiovasculares, clásicamente se ha considerado que su vinculación era casual y transversal; sin embargo, recientes investigaciones apuntan a que existe algún tipo de relación causal entre ellas y que comparten causas, y es que precisamente ese fue el punto de partida de la investigación, tener como referencia que la enfermedad periodontal se ha relacionado con enfermedades cardiovasculares como el ictus o la diabetes y, que estudios previos habían demostrado que también existe un riesgo mayor de desarrollar diferentes tumores como pulmón, páncreas, esófago u orofaringeos. Por todo ello, los autores querían saber qué relación tenía con el cáncer de mama, el más común en mujeres.

La investigación se basó en un seguimiento realizado a más de 73.000 mujeres posmenopáusicas que habían participado en un estudio observacional y en las que no se había detectado un tumor mamario anteriormente. De ellas, el 26,1% tenía una enfermedad periodontal, cuya incidencia, variaba de si la mujer era fumadora o no.

Tras un tiempo medio de seguimiento de 6,7 años, un total de 2.124 mujeres fueron diagnosticadas con cáncer de mama. Al cruzar los datos vieron que el riesgo era un 14% mayor entre las mujeres que tenían enfermedad periodontal.

Además, entre las mujeres que habían dejado de fumar en los últimos 20 años y padecían una enfermedad periodontal, el riesgo de estos tumores era un 36% mayor, mientras que en las mujeres que fumaban en el momento del estudio el riesgo era un 32% si tenían enfermedad periodontal, si bien la asociación no fue estadísticamente significativa.

Las que nunca habían probado el tabaco o lo habían dejado hace más de 20 años, el riesgo de cáncer de mama apenas aumentaba un 6 y 8% respectivamente.

Sabemos que las bacterias de la boca de los fumadores o ex fumadores que han dejado el tabaco recientemente son diferentes de las de los no fumadores”, reconoce Jo L. Freudenheim, uno de los autores del trabajo, quien considera que el mayor riesgo de cáncer de mama podría deberse a que dichos microorganismos entran en el organismo y afectan al tejido mamario.
Sin embargo, reconoce este experto que se necesitan más estudios para establecer una relación de causalidad, al tiempo que reconoce que el trabajo tiene algunas limitaciones ya que las mujeres participaban de forma voluntaria en el estudio.

Las enfermedades de las encías, entre las que se encuentran la gingivitis o, en un estadio más avanzado la periodontitis, afectan a más del 80% la población adulta; junto con la caries, son las más frecuentes del ser humano y, a pesar de su aparente inocuidad y curso asintomático, pueden provocar graves consecuencias para la salud. Una prevención temprana de las enfermedades periodontales evitará la aparición de enfermedades orales importantes y contribuirá a un mejor estado de salud general.
..Redacción