No se pierda

Las infecciones relacionadas con la higiene de manos causan la muerte de más de 37.000 pacientes anuales en Europa

6 de mayo, 2016
Lavarse manos quirófano

Ayer fue el Día Mundial de la Higiene de Manos y, con motivo de su celebración, expertos de Hartmann España revelaron un dato preocupante, y es que las muertes por infecciones relacionadas con la higiene de manos en quirófanos, llegan a triplicar las de accidentes de tráfico.

En concreto, en Europa, las infecciones nosocomiales que, así es como se conocen técnicamente a los contagios cruzados entre profesional sanitario y paciente en un entorno médico, causan la muerte de más de 37.000 pacientes al año.

Uno de los tipos más frecuentes de infección nosocomial son las quirúrgicas, aquellas que aparecen a los 30 días siguientes a una operación. “Acciones cotidianas como apoyarse en las barras del metro o el autobús, ir al baño, sonarse la nariz, acariciar nuestras mascotas o cambiar pañales son enormes fuentes de transmisión de microorganismos. La desinfección de manos con antiséptico es la práctica más segura y eficaz que tenemos actualmente para evitarlo”, afirma la responsable del área de Desinfección de Hartmann España, Clara Mas.

Los lavados corrientes con agua y jabón no sirven a veces
Recientemente, un estudio publicado en la revista American Journal of Infection Control, indicaba que el personal de muchos centros ambulatorios de salud de Nuevo México no seguían las recomendaciones sobre la higiene de las manos hasta en más de un tercio de las veces, además, por si fuera poco, muchos mostraron una cierta dejadez en la seguridad de las inyecciones, lo que pone en un riesgo más alto de infección a todos los pacientes, alertaban los autores del estudio.

Distintos estudios internacionales, como el de la Universidad de Colorado en Boulder, han demostrado que la práctica más común y universal en cuanto a higiene corporal que realizamos, como es lavarse las manos, en ocasiones, no es tan efectiva, y es que los lavados corrientes con agua y jabón no sirven para eliminar los microorganismos que se encuentran en nuestras manos, ya que muchos de ellos pueden llegar a sobrevivir más de dos horas en las manos y hasta siete meses en las superficies de nuestro entorno habitual, como es en casa o en el trabajo.
..Redacción