No se pierda

La existencia de protocolos de prevención, de implantarse, lograrían reducir en un 90% las muertes súbitas en deportistas

4 de julio, 2016
Prueba de esfuerzo

Actualmente, existen protocolos que, de implantarse, hasta en un 90%, los casos de muerte súbita de deportistas en la población se lograrían reducir.

Protocolos, como es el caso de un ‘Screening de Preparticipación Deportiva’, que detecta la mayoría de anomalías cardiacas hereditarias y congénitas.

La evidencia científica sugiere que el ‘Screening de Preparticipación Deportiva’ identifica a los portadores de enfermedades potencialmente letales, mucho más frecuente en aquellos que no son considerados atletas, amateurs y deportistas recreacionales.

Los jóvenes identificados como portadores de determinadas anomalías cardiovasculares como la miocardiopatía hipertrófica o el síndrome de Brugada son aconsejados sobre el estilo de vida, y se establecen medidas que consideramos necesarias como la medicación, cirugía o, en algunas ocasiones, exclusión del deporte de competición”, explica el cardiólogo de la Clínica Corachan de Barcelona, Jordi Trias de Bes.

La práctica deportiva regular, multiplica por tres el riesgo de muerte súbita cardiaca, comparado con las personas más sedentarias que presentan las mismas patologías.

Por tanto, “no se trata de que el deporte provoque muerte súbita, pero es un factor de riesgo en aquellos jóvenes con patología cardiaca silenciosa no descubierta previamente”, advierte el doctor Trias de Bes.

Implantación del protocolo ‘Screening de Preparticipación Deportiva’
Los datos que se derivan de la implantación de este modelo son los que nos demuestran la importancia de realizar revisiones preventivas en España; debemos alinearnos con la tendencia internacional actual y extender el uso del ‘Screening’ al mayor número de deportistas posibles, sobre todo a deportistas jóvenes que desde los 13 años hasta los 35 dedican varias horas de entrenamiento semanal a la práctica de algún deporte”, afirma el doctor.

En este sentido, el protocolo se debe establecer con el objetivo de detectar las causas más comunes de la muerte súbita en relación con el deporte. En menores de 35 años, los factores que están detrás de la muerte súbita suelen ser de origen congénito y hereditario.

Sin embargo, en adultos con edad superior a 35 años la causa más frecuente es el infarto de miocardio y, por esta razón el uso del ‘screening’ depende del grupo de edad al que vaya dirigido.

De esta manera, para deportistas adolescentes y adultos jóvenes, se realizará un cuestionario de antecedentes familiares y personales; una exploración física, y un electrocardiograma de reposo de 12 derivaciones. Se aconseja, además, una revisión anual en los más jóvenes y bianual entre los 25 y 35 años.

Para los deportistas mayores de 35 años, también se realizará un cuestionario de antecedentes, así como un estudio de posibles riesgos cardiovasculares como el consumo de tabaco, hipertensión o colesterol elevado, entre otros. Se practicará una exploración física, un electrocardiograma de reposos, uno de esfuerzo y un ecocardiograma.

Si eres hombre y haces deporte, el riesgo de muerte súbita es mayor que en mujeres
Practicar deporte de forma recreativa conllevar un riesgo de muerte súbita mayor en hombres que en mujeres, y es que así se puso de manifiesto recientemente en la reunión anual que la Sociedad Española de Imagen Cardiaca celebró en Madrid.

Los hombres, concretamente, son hasta 20 veces más propensos a sufrir este trastorno cardíaco.

El dato es concluyente, y es como destacó el presidente de esta Sociedad de especialistas en ecocardiografía y otras técnicas de imagen cardíaca , Miguel Ángel García-Fernández, entre el 75 y el 90% de los casos de muerte súbita se presentan en varones, de ahí la importancia vital y necesidad de identificar a las personas en riesgo y apartarlas de la práctica deportiva como medida de prevención.
..Redacción