Inicio ASP Advertencia en Estados Unidos por fallos en las baterías de marcapasos

Advertencia en Estados Unidos por fallos en las baterías de marcapasos

Compartir

St. Jude Medical, el fabricante de aparatos médicos emitió esta semana en Estados Unidos una advertencia para doctores y pacientes sobre un raro defecto que presentan las baterías de algunos marcapasos y que podría provocar que muchos de éstos dejasesn de funcionar mucho antes de lo esperado.

Tal y como informa Associated Press, la compañía dijo que el problema se ha relacionado con dos muertes y que otros 10 pacientes se desmayaron debido a que los marcapasos dejaron de funcionar. Estos dispositivos se usan para tratar arritmias peligrosas que pueden terminar en paros cardíacos y la muerte.

La empresa avisa que las baterías deben ser reemplazadas inmediatamente en cuanto el marcapasos envié a los pacientes una alerta electrónica, y es que aunque normalmente, los pacientes tienen hasta tres meses para poder cambiar las baterías, estos problemas que han acontecido hace que ese “protocolo” de reemplazo sea conveniente cambiarlo y reducir los tiempos.

La compañía dijo que un pequeño subgrupo de sus desfibriladores puede fallar en las 24 horas después de la alerta, un problema que afecta a un subgrupo de aparatos Fortify, Quadra y Unify, cuyos modelos específicos y números de serie están disponibles en la página web de St. Jude.

La pregunta del millón, ¿Por qué fallan estos aparatos? El fallo de diseño, como recoge Associated Press, se debe por la acumulación de depósitos que se produce en las baterías de litio y que hacen que el aparato deje de funcionar.

Las autoridades no recomiendan que los pacientes con estos aparatos los reemplacen de antemano como medida de precaución, y es que los riesgos de la cirugía, por lo general son más grandes que los daños potenciales del defecto del aparato en sí. No obstante, desde St. Jude Medical, y en palabras del jefe de servicios médicos de la compañía, Mark Carlson, “animamos a que cualquier paciente con preguntas acerca de su dispositivo se contacte con su médico”.

Según un comunicado de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), en el mundo, alrededor de 350.000 pacientes podrían tener aparatos afectados por las baterías. “Si bien este riesgo es muy pequeño, hemos proporcionado a los médicos información para que puedan hablar sobre el curso de acción más apropiado para cada paciente individual”, concluye Carlson.
..Redacción