Inicio Actualidad El 40% de las españolas prefiere acudir a la sanidad privada para...

El 40% de las españolas prefiere acudir a la sanidad privada para gestionar su embarazo

estrado-gra

..Cristina Cebrián.
No es la primera ni será la última. El caso de la representante de Podemos, Irene Montero, ha dado mucho que hablar estos días tras dar a luz de forma prematura a los dos bebés que esperaba, tras seis meses de gestación, es otro de los 29.000 partos prematuros que se producen al año en nuestro país, uno de los que cuenta con mayor tasa de prematuridad. Sin embargo, España se encuentra en la élite mundial ya que la supervivencia de los bebés prematuros que nacen tras la semana 28 de gestación es del 95%. Por debajo de este periodo gestacional la supervivencia se reduce al 65%, aunque para los especialistas continua siendo una cifra alta.

La supervivencia de los bebés prematuros que nacen tras la semana 28 de gestación es del 95%

A la hora de elegir el sistema sanitario, cada vez más las madres y padres españoles se decantan por la sanidad privada, en concreto cerca del 40% de la población. Al menos así lo demuestra el último informe del comparador de seguros de salud Acierto que incluye los motivos de esta preferencia. Por ejemplo, la mayoría asegura que los profesionales de los seguros privados inspiran confianza y tienen elevadas competencias. Además de esto, contar con una habitación individual es otro de los factores que influyen positivamente en el momento de decantarse por la privada.

Flexibilidad horaria y calidad de las ecografías
En comparación con la asistencia sanitaria ofrecida por la Seguridad Social, más del 30% prefiere dirigirse a la sanidad privada por la flexibilidad horaria que ofrece así como por la facilidad a la hora de concertar las citas y revisiones del embarazo. El 47% de los encuestados afirma que contrata este tipo de pólizas para acceder a un mayor número de consultas y ecografías que las que se incluyen en la sanidad pública.

El 47% de los encuestados afirma que contrata este tipo de pólizas para acceder a un mayor número de consultas y ecografías

Otro estudio elaborado por profesionales de la Unidad de Gestión Clínica Ciudad Jardín, perteneciente al Distrito Sanitario Málaga del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y publicado en la revista de SEMERGEN señala que el número y la calidad de las ecografías son los principales motivos que inducen a las embarazadas a utilizar los servicios sanitarios privados. Por último, la seguridad y tranquilidad aparecen también como motivos recurrentes.

Desde 1996 el número de nacimientos prematuros se ha disparado hasta un 36% y en la actualidad se producen hasta 29.000 partos prematuros al año, mientras que a nivel mundial la cifra es de 15 millones. Los embarazos múltiples son una de las principales causas de este tipo de partos, de hecho el 17% de los partos prematuros en España fueron mellizos o gemelos.

Las pólizas privadas ofrecen beneficios adicionales como las ecografías en 4D, el test genético prenatal no invasivo, la posibilidad de conservar las células madre del cordón umbilical y hasta del cuidado post parto en el hogar

Más allá de las coberturas mínimas, las pólizas privadas ofrecen beneficios adicionales como las ecografías en 4D, el test genético prenatal no invasivo, la posibilidad de conservar las células madre del cordón umbilical y hasta del cuidado post parto en el hogar. Cuando se trata de embarazos múltiples, todas estas posibilidades resultan especialmente interesantes para los padres, así como en aquellas situaciones en la que la paciente tiene riesgo de dar a luz antes de tiempo o con riesgo de tener complicaciones en el parto.

Carlos Brüggemann, cofundador del portal Acierto, explica con respecto a la cobertura de las pólizas privadas que es conveniente “revisar siempre el período de carencia que se aplica al embarazo si todavía no tenemos un seguro de salud, es decir, el tiempo que ha de pasar desde que se contrata un seguro hasta que se puede hacer uso de él para casos como este«. Lo habitual es que este periodo varíe entre los 8 y los 10 meses en función de la entidad aseguradora, aunque algunas sí cubren al menos el seguimiento y vigilancia de la gestación, exceptuando el parto e ingreso hospitalario. También  existen variables que pueden anular la carencia, como las situaciones urgentes que puedan poner en peligro la vida del paciente o ante los partos prematuros.

Artículos relacionados