Inicio ASP La Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Hospital Niño Jesús recibe la...

La Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Hospital Niño Jesús recibe la recertificación de calidad de Geteccu

Niño-Jesús-calidad

..Redacción.
La Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Hospital Infantil Niño Jesús, es la primera de la Comunidad de Madrid en recibir la recertificación de calidad que concede el Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (Geteccu). Se trata de un reconocimiento a la excelencia de la Unidad de Atención Integral a pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII). La distinción sitúa al Niño Jesús como hospital de referencia y reconoce la calidad asistencial e investigadora desarrollada por la Unidad.

El Programa de Certificación de las Unidades de Atención Integral a pacientes con Enfermedad Inflamatoria es un proyecto desarrollado e impulsado por Geteccu. Además, está auditado por Bureau Veritas y cuenta con el apoyo de la biofarmacéutica AbbVie. Su objetivo es reconocer a aquellas unidades de EII que aseguren la mejor prestación asistencial a pacientes con esta enfermedad. Por otro lado, está considerado el mayor reconocimiento para estas unidades a su labor en la atención de la EII en España. De modo que las sitúa como referente a nivel regional e internacional.

Dr. Barreiro: “Este programa de Certificaciones nos permite revisar, de manera sistematizada, los procedimientos”

enfermedad-inflamatoria-intestinal-Covid-19Según el presidente de Geteccu, el Dr. Manuel Barreiro, “estamos comprometidos con la mejora continua de la calidad de la asistencia a los pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal. Este programa de Certificaciones nos permite revisar, de manera sistematizada, los procedimientos. Así como medir los indicadores e implementar planes de mejora para alcanzar la excelencia en la calidad y en la asistencia de las Unidades, en las que se presta una atención integral a los pacientes de EII”.

En 2017 esta Unidad del Niño Jesús ya recibió la primera certificación. Se convertía así en  la primera que se realiza con la historia clínica en papel, como señala la Dra. Rosa Ana Muñoz, jefa de sección de Gastroenterología y de la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Hospital Infantil Niño Jesús. Ahora, tres años después, la recertificación llega en una situación totalmente distinta, en plena pandemia por Covid-19 y su consecuente redefinición del sistema.

Dra. Muñoz: “Lo que ha marcado la diferencia, es la recertificación efectuada en pandemia Covid-19. Durante este periodo, se han atendido 182 consultas”

La actual recertificación ha coincidido con la implantación de la historia electrónica en el Sistema Madrileño de Salud. Pero lo que ha marcado la diferencia, es la recertificación efectuada en pandemia Covid-19. Durante este periodo, se han atendido 182 consultas, 10 presenciales, 172 no presenciales, 6 nuevos diagnósticos, así como 5 endoscopias y colonoscopias. El gestor de casos (enfermera) de la Unidad, mantuvo la continuidad asistencial 24 horas atendiendo y solucionando 127 llamadas. El gestor administrativo a través del correo corporativo de La Sección, durante las 24 horas del día, gestionó 45 correos electrónicos de los pacientes de la Unidad de EII”, detalla la Dra. Muñoz.

La consulta de transición en el paciente pediátrico en EII
La Unidad de EII de este centro cuenta con 76 pacientes en activo a los que se les realizan revisiones trimestrales, además del control de posibles incidencias. “Al tratarse de un Hospital Infantil, la función didáctica, el tratamiento o las principales patologías, suponen la diferencia”, comenta la Dra. Muñoz. “En los tratamientos en la edad pediátrica se tiende a ser conservador tanto médica como quirúrgicamente, evitando corticoides y cirugías precoces. Además, la salud bucodental, salud ósea y preservación de fertilidad adquieren especial importancia en los pacientes con EII en edad pediátrica”.

Al tratarse de un Hospital Infantil, la función didáctica, el tratamiento o las principales patologías, suponen la diferencia

Uno de los momentos clave en la vida de estos pacientes se da en el paso de la niñez a la adolescencia. “El paciente pediátrico, es dependiente 100% de sus progenitores, por lo que, a medida que se va acercando a la adolescencia, la obligación de los profesionales de la Unidad es ir gradualmente enseñándole a manejar y conocer la enfermedad, así como la adherencia y manejo de su tratamiento”, indica la Dra. Muñoz. Además, en este periodo, también comienza la coordinación con el equipo de la Unidad de adultos del Hospital de referencia.

Tras la recertificación, la Unidad planea continuar la línea de excelencia adquirida. Para ello, establece unos objetivos a corto medio-plazo bajo un sistema calidad por procesos basado en planificar, realizar, verificar y corregir en equipo. “El paciente es el centro de nuestra actividad. Los objetivos son conseguir que lleguen a la edad adulta con la mejor calidad de vida posible, implantar las TICs a beneficio del paciente, para el manejo y control de su enfermedad desde el domicilio, evitando desplazamientos innecesarios al hospital y empoderar al paciente holísticamente”, concluye la Dra. Muñoz.

Noticias complementarias