Preocupación en los hospitales: Hasta el 25% de la neumonía no Covid-19 se combina cada año con otros micoorganismos

seminario-neumonia-tiempos-de-covid-19

..Gema Maldonado.
Durante la época de gripe hasta el 25% de las hospitalizaciones causadas por una neumonía termina combinándose con infección por algún otro micoorganismo, una coinfección que este año preocupa más teniendo en cuenta la presencia del SARS-CoV-2 y su consecuencia, el Covid-19 y las graves neumonías bilaterales que puede llegar a provocar. Según el Instituto Nacional de Estadística, la neumonía provoca 100.000 hospitalizaciones al año y solo en 2018, ocasionó 22.000 muertes. La incidencia acumulada de esta enfermedad es de casi 1.400 casos por 100.000 habitantes en mayores de 65 años y 463 en adultos.

La neumonía no Covid-19 provoca 100.000 hospitalizaciones al año y solo en 2018, ocasionó 22.000 muertes

En España hay pocos datos sobre las coinfecciones que la gripe y el Covid-19 puede generar, ya que la pandemia llegó cuando prácticamente estaba acabando la temporada de esta enfermedad y de otros virus y bacterias más propias del frío. Pero, según la Dra. Rosario Menéndez, directora del área de Respiratorio del Hospital La Fe de Valencia, en China se dieron hasta un 20% de coinfecciones. «Las coinfecciones nos preocupan», reconoce.

Este es uno de los aspectos abordados este lunes por cuatro expertos que han participado en el seminario ¿Cómo hacer frente a la neumonía en época de Covid-19?, organizado por la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) y Pfizer con motivo del Día Mundial contra la Neumonía el próximo 12 de noviembre.

En China se dieron hasta un 20% de coinfecciones. «Las coinfecciones nos preocupan», reconoce la Dra. Menénez

La gripe es cada año el virus que «deja el terreno abonado» para que se produzca una neumonía neumocócica grave. «Son gérmenes sinérgicos, amigos íntimos», apunta el enfermero de atención primaria Juan Rufino. Es verdad que los datos que llegan del reciente invierno que ha vivido el hemisferio sur son prometedores. Pero el Dr. Federico Martinón, jefe de Pediatría del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, recuerda que son datos obtenidos «en una situación de confinamiento y con los colegios cerrados. Nosotros no estamos en la misma situación».

Por otra parte está el envejecimiento de la población en España, «es lo que vemos diariamente en las consultas de atención primaria», señala la Dra. Isabel Jimeno, médica en un centro de salud, que lleva a la inevitable «inmunosenescencia». A esto se une las patologías previas que presentan estos pacientes. «Un diabético tiene 39 veces más riesgo de hospitalización por neumonía que uno sano». Y cuando salga del hospital, «puede que necesite más insulina o más oxígeno que antes en el caso de la EPOC», afirma la Dra. Jimeno. «Tienen menos posibilidad de recuperarse al 100% y es susceptible de volver a tener neumonía más adelante», apunta la Dra. Menéndez.

Dra. Jimeno: «Un diabético tiene 39 veces más riesgo de hospitalización por neumonía que uno sano» 

Por eso, ambas han hecho hincapié en la importancia de frenar todas estas consecuencias evitando la enfermedad mediante la prevención de la infección. En este sentido, la Dra. Jimeno cree que desde AP se deben «reforzar» los programas de vacunación frente a la gripe, la tosferina y el neumococo, uno de los causantes de la neumonía adquirida en la comunidad. Recomienda la vacunación a mayores de 60 años, personas con patología de riesgo y a toda la población en residencias de mayores.

El Dr. Martinón afirmó que tanto la vacuna de la gripe como la del neumococo «son seguras y eficaces». Pero en el caso de la vacuna frente la bacteria, no hay muchos datos sobre su efectividad. Según el Dr. Ángel Gil, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, «no se han hecho estudios en España, en noviembre comienza uno en Madrid. Tenemos datos de un estudio en adultos con la vacuna neumocócica conjugada (PCV13) en Louisville (EE.UU) que muestran una efectividad del 72,8%. Es muy buena, teniendo en cuenta que se vacuna a población mayor de 65 años».

El Dr. Martinón afirmó que tanto la vacuna de la gripe como la del neumococo «son seguras y eficaces» y ayudan a evitar la neumonía no Covid-19

La vacunación podría reducir la tasa de letalidad que ocasiona la neumonía en personas a partir de 65 años, que se sitúa en el 8,6%. Una tasa que se eleva hasta el 27,3% cuando concurre un problema cardiaco agudo. El enfermero Juan Rufino, que ejerce en Málaga, reconoce que organizar una campaña masiva de vacunación frente al neumococo en tiempos de Covid-19 es difícil, «con personas mayores que no quieren salir y una demanda abrumadora de vacuna de la gripe».

Pero aboga por evitar aglomeraciones de paciente utilizando espacios alternativos de vacunación. Desde polideportivos, a palacios de exposiciones o iglesias. El objetivo es que sean amplios, que reúnan las condiciones adecuadas y estén bien ventilados. En cambio, no cree que sea adecuado utilizar las oficinas de farmacia. «Haría falta un profesional de enfermería experimentado y acceso a los programas clínicos de cada CCCAA para saber a quién se puede vacunar y a quién no», entre otros inconvenientes.

Noticias complementarias: 

Opinión

Multimedia

Economía

Accede a iSanidad

Síguenos en