Inicio ASP Los cirujanos vasculares piden a los pacientes que no dejen de acudir...

Los cirujanos vasculares piden a los pacientes que no dejen de acudir al especialista

Forbes cirugía vascular

..Redacción.
Los cirujanos vasculares advierten
que el Covid-19 está pasando factura a la detección precoz y seguimiento de las patologías de venas y arterias, muchas de ellas graves. La emergencia sanitaria provocada por la pandemia ha provocado que muchos pacientes dejen de acudir a la consulta por miedo al contagio. Piden a los pacientes que no dejen de acudir al especialista cuando lo necesiten. Los cirujanos vasculares están empezando a ver casos de empeoramiento precipitados en patologías como el pie diabético. También retrasos en el diagnóstico de algunos aneurismas que se encuentran directamente relacionados con el temor a ir al hospital.

Sobre este tema, la Dra. Mercedes Guerra, presidente del Capítulo de Cirugía Endovascular de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (Seacv), afirma que «lo sensato es, efectivamente, evitar situaciones de riesgo, alejándose de los focos
primarios, y los hospitales lo son». Sin embargo, «hacerlo a costa de las patologías que sufrimos no es proteger nuestra salud sino ponerla en riesgo«, advierte. Además, avisa del riesgo de que el Covid-19 pase una factura muy alta a pacientes con otras patologías graves.

La Dra. Mercedes Guerra advierte sobre dejar de ir al especialista por miedo al contagio: «no es proteger nuestra salud sino ponerla en riesgo»

Por ello, la Dra. Guerra señala dos claves para ayudar a estos pacientes. Por un lado ayudarles a que identifiquen cuando requieren ir al hospital y por otro hacerles llegar el mensaje de que la telemedicina, en patología vascular, está para ayudarles. Con este propósito el Capítulo de Cirugía Endovascular de la Seacv ha decidido cerrar su VII
Simposium Internacional, que concluirá con una mesa interactiva para ayudar a los pacientes a detectar signos de alarma. En ella se abordarán de forma específica los signos de alarma a identificar por el paciente en dos patologías cuya evolución preocupa mucho a los especialistas en estos tiempos de pandemia: la patología aórtica y el pie diabético.

Los cirujanos vasculares afirman que lo importante no es solo dar una respuesta a los pacientes Covid-19, sino que también es necesario evitar que la atención sanitaria de pacientes con otras patologías graves y problemas de salud se vea perjudicada. En el campo de la salud vascular, especialmente en determinadas patologías, esto resulta esencial.

Los cirujanos vasculares piden a los pacientes que no dejen de acudir al especialista cuando lo necesiten

En el caso del aneurisma de aorta abdominal roto el acortamiento de los tiempos previos a la reparación es clave para mejorar la supervivencia de los pacientes. Si no se produce un diagnóstico precoz y una intervención rápida, las posibilidades de recuperación se aminoran enormemente. Muy diferente es el caso del pie diabético, donde sin embargo es también fundamental la rapidez de actuación. La posibilidad de un empeoramiento precipitado hace necesario que los pacientes no queden desconectados del sistema por la pandemia, sino que estén controlados y sean capaces de identificar cualquier signo de alarma.

Los cirujanos vasculares quieren no solo que los pacientes conozcan los síntomas por los que sí deben preocuparse, sino los instrumentos de telemedicina que los pacientes (y sus cuidadores) tienen a su disposición para primeras consultas y seguimiento de sus patologías.

Mercedes Guerra señala que la pandemia nos ha situado ante «un reto complicado pero fundamental en el que la telemedicina, el uso de las nuevas tecnologías y una mayor formación y concienciación de los pacientes resultan claves«. Asimismo recuerda que las cifras de muertes por la Covid- 19 son «tan dramáticas como preocupantes», pero las de las patologías de venas y arterias también lo son, pues suponen unas 120.000 muertes al año, «siendo la primera causa de mortalidad femenina y la segunda entre los varones».

Cada año mueren por estas patologías más de 120.000 pacientes en España

Telemedicina a disposición del paciente vascular
El diagnóstico y la revisión de las patologías de venas y arterias requieren en la mayoría
de los casos de la exploración física del paciente y en muchos casos de pruebas de
laboratorio que deben ser realizadas en el propio Servicio de Angiología y Cirugía
Vascular. Sin embargo, la consulta digital resulta de utilidad en casos como primeras consultas con especialistas para edemas de miembros inferiores, dolores imprecisos articulares, mínimos grados de insuficiencia venosa. También en videoconsulta con especialista para la valoración visual previa de la insuficiencia venosa crónica para caracterización de varices o reticulares. Asimismo en la interconsulta no presencial entre médico de Atención Primeria y Servicio de Angiología y Cirugía Vascular o en consultas sucesivas basadas en sistemas de videollamada.

Signos de alarma a identificar por el paciente con pie diabético

Existen diferentes signos de alerta en función que haya o no úlcera. En caso de no haber úlcera hay que estar atentos a las deformidades del pie y a la presencia de callos en los mismos. Las deformidades suelen aparecer en la zona de apoyo anterior o en el dorso de los dedos. Sobre ellas se suelen formar callos, que actúan como clavos desarrollando la úlcera. Aunque no suele aparecer, el dolor es un signo de alarma.

Una vez aparecida la úlcera, serán signos de alarma aquellos que puedan indicar infección y/o isquemia. Lo típico es enrojecimiento, edema (hinchazón) alrededor de la ulcera, exudación-supuración (salida de líquido claro-purulento), olor fétido, y dolor.
Generalmente se acompaña de un aumento de la glucemia.

Signos de alarma a identificar en pacientes con patología de aorta

Los síntomas de la disección aórtica pueden ser similares a aquellos de otros problemas del corazón, como un ataque cardíaco. Los signos y síntomas típicos comprenden los siguientes: dolor intenso y repentino de pecho o de la zona superior de la espalda, dolor abdominal intenso y repentino, pérdida del conocimiento, falta de aire, dificultad repentina para hablar, pérdida de visión, debilidad o parálisis de un
lado del cuerpo, pulso débil en un brazo o en un muslo en comparación con el otro, dolor en la pierna, dificultad para caminar y parálisis en las piernas.

Noticias complementarias