Inicio ASP Dr. Ortiz de Lejarazu: “Ahora y siempre debe darse prioridad a secuenciar...

Dr. Ortiz de Lejarazu: “Ahora y siempre debe darse prioridad a secuenciar este nuevo coronavirus”

Dr. Lejarazu coronavirus

..Pablo Malo Segura.
En los últimos días se han detectado nuevas variantes del coronavirus en Reino Unido y Sudáfrica. Esta circunstancia ha coincidido con el inicio de la vacunación en Estados Unidos y la aprobación de la primera vacuna (Pfizer y BioNTech) en Europa. El Dr. Raúl Ortiz de Lejarazu, profesor de Microbiología, asesor científico y director emérito del Centro Nacional de Gripe, subraya que debe darse prioridad a secuenciar este nuevo coronavirus como parte del plan frente a la pandemia. Asimismo, el virólogo señala que cada vez que el SARS-CoV-2 infecta a un individuo se producen nuevas oportunidades de aparición de variantes. Por ello, insiste en prevenir la propagación del virus. Menos infecciones = menos oportunidades de variación“.

El Dr. Ortiz de Lejarazu señala que cada vez que el SARS-CoV-2 infecta a un individuo se producen nuevas oportunidades de aparición de variantes

Hay discusión acerca de cómo llamar a la mutación del coronavirus detectada recientemente en Reino Unido. ¿Es más correcto hablar de cepa o de variante?
Hasta donde yo conozco, no existe ninguna discusión al respecto, hay bastante debate en otras cosas más importantes respecto al virus o la enfermedad. Lo que ha sucedido es que de igual forma que se emplea incorrectamente el término “inmunidad de rebaño” u “olas epidémicas” (traducción directa del inglés, herd, wave) en vez de “inmunidad de grupo o colectiva” u “ondas pandémicas” en el caso de esta nueva variante VUI 20201201, tanto televisiones como otros medios han adoptado el término cepa de manera incorrecta, y estoy seguro que se quedará (igual que el virus SARS-CoV-2) porque “cepa” es más periodístico y más críptico y hace a muchos lectores “iniciados”.

Cepa y variante son términos microbiológicos que aluden a propiedades biológicas, antigénicas o genéticas dentro de una misma especie de virus o microorganismo.
El término cepa se refiere a aquellos microorganismos o virus derivados de un único clon que reúnen características biológicas propias y distintas de los demás, lo suficientemente estables y permanentes en el tiempo, como para darle una denominación propia al virus con ese conjunto de características. Dichas características tienen por supuesto una base genética.

Cepa: aquellos microorganismos o virus de un único clon que reúnen características biológicas propias y distintas de los demás, lo suficientemente estables y permanentes en el tiempo

El término de variantes se aplica más a los virus con variabilidad genética. Hace referencia a las variaciones genéticas en las que todavía no se ha podido precisar con certeza las distintas características biológicas, antigénicas, patogénicas, etc, pero que alcanzan un cierto “éxito biológico” al llegar a ser mayoritarias sin que eso tenga que implicar otras consecuencias para el huésped.

Todas las propiedades biológicas de un virus tienen base genética, pero no cualquier variación genética da lugar a una modificación biológica.

¿Hasta qué punto podría afectar esta nueva variante a la efectividad de las vacunas?
Entre las mutaciones que posee esta variante hay unas que afectan a la fracción S1 de la proteína S y más concretamente al sitio de unión al receptor celular (RBD, receptor binding domain) donde actúan los anticuerpos que lo bloquean.
La deleción ∆H69/∆V70 se ha relacionado con los mecanismos del virus para la evasión de la respuesta inmunitaria. Aunque es probable que el elevado titulo de anticuerpos conferido por la vacunación permita su neutralización.
Aun así, el seguimiento de esta variante y otras será muy importante sobre todo cuando hayan trascurrido seis meses o más desde las vacunaciones masivas. Es entonces cuando podrían aparecer “mutantes de escape”.

La mutación N501Y hace que el virus tenga mayor afinidad por el receptor ACE2 celular y eso puede traducirse en mayor eficiencia de infección

Si ya ha habido varias mutaciones del virus. ¿Por qué esta preocupa más?
En general muchos virus RNA hacen ese tipo de variaciones que tienden a lograr el mayor “éxito biológico”, que para los virus es hacer muchas infecciones de escasa o nula patogenicidad. Eso lleva tiempo, años.
En el caso de esta variante entre las 17 mutaciones acumuladas que posee, la mutación N501Y hace que el virus tenga mayor afinidad por el receptor ACE2 celular y eso puede traducirse en mayor eficiencia de infección. Otra mutación es la P681H en una zona de escisión proteica de región S2 de la proteína S que podría facilitar la fusión de membranas del virus y la célula huésped, requisito previo para la entrada del virus en las células diana. Por último, la deleción ∆H69/∆V70 está relacionada con una posible evasión de la respuesta inmune. Todo eso tiene que ser probado.

Se está hablando de una mutación en la proteína S del virus. ¿Qué papel juega esta proteína?
Todas las mutaciones que he comentado antes afectan a la proteína S de la espícula del virus. Esta proteína tiene dos regiones distintas: una S1 donde está la zona que se une al receptor de la célula (RBD, receptor binding domain) “llave que entra en la cerradura” y otra zona, denominada S2, que está por debajo y es la que hace que se fusione la membrana del virus y la de la célula diana (como dos gotitas de mercurio) y permite al virus entrar en la célula “giramos la llave y la puerta se abre”.

Por ello, preocupa un sublinaje con seis mutaciones de la zona S1 en el RBD (N501Y, A570D) y otras en la S2 (P681H, T716I, S982A y D1118H) además de la deleción ∆H69/∆V70.

Ahora y siempre debe darse prioridad a secuenciar este nuevo coronavirus como parte del plan frente a la pandemia

Con esta nueva variante, ¿habría que incrementar los esfuerzos en secuenciación del genoma del coronavirus?
Ahora y siempre debe darse prioridad a secuenciar este nuevo coronavirus como parte del plan frente a la pandemia. En España se hace en varios sitios y hay una iniciativa (SeqCOVID) a nivel nacional liderada desde Valencia.
La presión biológica es muy distinta al inicio de la pandemia que con el aumento y desarrollo de la inmunidad colectiva o de grupo, bien por infecciones o por la vacunación. También es distinta esa presión biológica en individuos inmunodeprimidos u otros pacientes con infecciones por el virus más prolongadas en el tiempo sin llegar a ser crónicas. En el caso de esta nueva variante la génesis en un paciente inmunodeprimido es una de las hipótesis que se baraja sobre su aparición.

Parece que puede haber un incremento de la tasa de contagios de esta nueva variante. ¿Qué medidas adicionales pueden tomarse en hospitales y centros de atención primaria?
Las que eviten la transmisión, que son las que todo el mundo conoce de sobra, observándolas con determinación enfermiza. Cada vez que el SARS-CoV-2 infecta a un individuo se producen un montón de oportunidades de aparición de nuevas variantes. Menos infecciones = Menos oportunidades de variación.

Noticias complementarias

Compartir