Inicio ASP Prof. Ramírez Sebastián: “Acudir regularmente al odontólogo será de suma importancia para...

Prof. Ramírez Sebastián: “Acudir regularmente al odontólogo será de suma importancia para gozar de una buena salud de nuestros ojos”

Catedrático de Oftalmología y director del Instituto de Investigaciones Oftalmológicas Ramón Castroviejo

odontólogo-salud-ojos

..Pablo Malo Segura.
Diversos estudios han mostrado la relación existente entre el glaucoma y la salud bucodental. En concreto, la caries está asociada al glaucoma. Por ello, “el hábito de acudir regularmente al odontólogo para que vigile, guíe y corrija los defectos que puedan generarse durante el crecimiento será de suma importancia para gozar de una buena salud en el resto de los órganos de nuestro cuerpo y, por supuesto, también de nuestros ojos“, señala el Prof. José Manuel Ramírez Sebastián, catedrático de Oftalmología y director del Instituto de Investigaciones Oftalmológicas Ramón Castroviejo. Además, indica que otras enfermedades oftalmológicas como las uveítis, las papilitis y las neuritis también pueden ser consecuencia de una mala salud bucodental.

Las infecciones dentales crónicas como abscesos purulentos o granulomas, ¿pueden producir una pérdida progresiva de la vista?
La úvea es la capa vascular del ojo, se inicia en el iris, sigue en el cuerpo ciliar y se continúa con la coroides en el polo posterior del ojo. Hablamos de uveítis para definir aquellos procesos inflamatorios del tracto uveal. Esta situación puede deberse a infecciones y también a alteraciones del sistema inmune que inicialmente puede tener su origen en el ojo, pero que también puede estar asociado a enfermedades sistémicas.

Según esto, las infecciones dentales crónicas, como los abscesos purulentos o granulomas, pueden inducir un proceso inflamatorio que afecte a la uvea, ya que en un principio van a originar un foco primario en la cavidad bucal desde el que se generen infecciones que se diseminaran a través del torrente sanguíneo y si los gérmenes no son eliminados, producirán daño metastásico por las endotoxinas y lipopolisacaridos que se liberan y que son dañinos para las propias células, o bien inflamación metastásica por las reacciones de antígeno anticuerpo y la liberación de mediadores químicos.

Los gérmenes pueden llegar a la úvea al ser un tejido muy vascularizado y dar lugar a distintos tipos de uveítis

Esta situación en la que además se producen citoquinas inflamatorias, da lugar a la producción de prostaglandina E2 (PGE2) y el factor de necrosis tumoral alfa, generándose en una enfermedad hoy bien conocida llamada enfermedad periodontal. Los gérmenes pueden llegar a la úvea al ser un tejido muy vascularizado y dar lugar a distintos tipos de uveítis: anterior cuando se afecta el iris (iritis) o si se afecta el iris y la parte anterior del cuerpo ciliar (iridociclitis); uveítis intermedia, cuando se afecta la parte posterior del cuerpo ciliar, conocida como pars plana, que asociada a la periferia extrema de la retina, se denomina entonces pars planitis. Uveitis posterior, cuando la inflamación se localiza por detrás de la base del vítreo y por tanto según la localización primaria podrá denominarse como, coroiditis, retinitis, coriorretinitis y retinocoroiditis.

De la misma manera que las infecciones se pueden transmitir por la circulación sanguínea, también se puede propagar la inflamación a través de reacciones de carácter reflejo ya que la úvea tiene una gran riqueza nerviosa y, por tanto, hay una gran cantidad de conexiones vegetativas derivadas del nervio trigémino. Estos procesos infecciosos e inflamatorios van a generar una sintomatología ocular consistente en disminución de la visión de forma progresiva así como dolor ocular que requerirá tratamiento tanto del proceso dental como del ocular, el cual precisará ser valorado para su posible tratamiento, ya que las uveítis son consideradas como una enfermedad ocular grave que requiere seguimiento hasta su curación.

También se puede propagar la inflamación a través de reacciones de carácter reflejo ya que la úvea tiene una gran riqueza nerviosa 

¿Puede mejorar una lesión ocular espontáneamente tratando una periodontitis?
Si la reacción inflamatoria generada por la periodontitis es leve, lo que significa que tanto la disminución de la visión como el dolor se han iniciado hace muy poco tiempo y es muy poco significativo, el propio tratamiento efectuado sobre la periodontitis podrá mejorar el cuadro, pero al tratarse de una situación ocular que puede llegar a ser grave, es aconsejable que el paciente sea valorado también por el oftalmólogo y sea él quien decida si se puede o no prescindir del tratamiento oftalmológico.

¿Qué relación existe entre el glaucoma y la falta de dientes o muelas, las enfermedades de las encías (periodontitis o piorrea) y los tratamientos dentales que afectan al nervio (endodoncia)?
El glaucoma es una enfermedad crónica ocular, multifactorial, entre los que destacan el incremento de la presión intraocular, los factores vasculares mal regulados y la inflamación. Se trata de una enfermedad neurodegenerativa que causa un daño continuo en la cabeza del nervio óptico, donde la disminución progresiva de los axones de las células ganglionares retinianas, conducen a una irremediable pérdida de visión y del campo visual, hasta llegar a la ceguera irreversible.

El glaucoma es una enfermedad crónica ocular, multifactorial, entre los que destacan el incremento de la presión intraocular, los factores vasculares mal regulados y la inflamación

Constituye la segunda causa de ceguera en el mundo, siendo la forma más común de presentación, el glaucoma crónico primario de ángulo abierto, cuya característica clínica es precisamente la falta de síntomas. Esto da lugar a una pérdida de visión lenta y progresiva que cuando el paciente es consciente, ya se ha producido un importante deterioro del campo visual. Existen distintos factores además de la edad, más frecuente a partir de la cuarta década, que pueden ser un riesgo añadido para que la enfermedad se inicie, entre estos se puede citar la genética, etnia, diabetes, hipertensión arterial, hipotensión nocturna y la apnea del sueño.

La periodontitis es una de las formas más prevalentes de enfermedad en la que se induce una destrucción del tejido periodontal, siendo la presencia de patógenos en el sulcus gingival una de las principales etiologías. La respuesta inflamatoria por mala higiene, malnutrición, hábitos tóxicos como el tabáquico, son factores fundamentales para su génesis además de otros como los genéticos, ambientales e inmunes. Las características de la enfermedad se manifiestan por la presencia de inflamación periodontal, perdida de inserción ósea y periodontal, así como sangrado y recesión gingival.

La periodontitis es una de las formas más prevalentes de enfermedad en la que se induce una destrucción del tejido periodontal

Como se puede ver por las características de cada una de las dos enfermedades, existen puntos de concordancia, como la edad y otros factores de riesgo influyentes como la diabetes e hipertensión y el hábito tabáquico que favorecen su aparición y sobre todo por la existencia de un factor común, el más importante, la inflamación crónica y la inmunidad innata que juega un papel fundamental en el proceso inflamatorio al activar determinados receptores como los TLRs. En ambas enfermedades, se secretan citoquinas inflamatorias como las interleuquinas (IL-1, IL-6, IL-17, y TNFα).

Todas ellas activan varias vías inflamatorias dando lugar a una respuesta celular inmune, con presencia de macrófagos y células dendríticas entre otras, que en el ojo por su inmunoprivilegio, vendrá representado por las células microgliales que son los macrófagos especializados del sistema nervioso central, estos se activan igual que otras células como la astroglía dando lugar a una alteración de la barrera hematorretiniana, lo cual, permite el paso de macrófagos desde el torrente circulatorio.

El estímulo de la inmunidad innata y la inflamación son dos procesos fundamentales que se van a dar tanto en el glaucoma como en la periodontitis y, por tanto, constituyen el punto común de ambas, dando lugar a los factores que generaran las particularidades de cada una de las enfermedades. Estos elementos compartidos serán, las altas cantidades de especies reactivas de oxigeno que no pueden ser neutralizadas, así como el estrés oxidativo y los radicales libres, que van a influir tanto en los tejidos alrededor del diente, como en la zona por donde tiene que eliminarse el humor acuoso del interior del ojo, dando lugar a los cambios que van a condicionar el daño en cada una de las dos patologías.

El estímulo de la inmunidad innata y la inflamación son dos procesos fundamentales que se dan tanto en el glaucoma como en la periodontitis

¿Cuál es el mecanismo por el cual las bacterias de la boca llegan hasta el nervio óptico y lo dañan?
A través de la sangre, llega al ojo, que está muy vascularizado en la membrana uveal. A la porción del polo posterior del ojo, llega por las arterias ciliares cortas posteriores, ramas de la arteria oftálmica que a su vez es rama de la carótida interna, dando lugar a una rica red vascular que junto a la que genera la propia arteria central de la retina, van a nutrir todo el nervio óptico y por tanto los gérmenes pueden llegar a este, dando lugar a su inflamación como es el caso de las neuritis.

Además del glaucoma, ¿Qué otro tipo de enfermedades oftalmológicas pueden ser consecuencia de una mala salud bucodental?
Fundamentalmente las aquí comentadas, las uveítis en sus diferentes variantes, las papilitis cuando afectan la papila o cabeza del nervio óptico y las neuritis que pueden alterar la visión en mayor o menor grado, dependiendo de la cantidad de axones que se vean comprometidos, pudiéndose producir también dolor con los movimientos oculares y diferentes grados de afectación del campo visual.

¿Cuál es la manera de evitar que una enfermedad dental produzca alteraciones en la visión?
El dicho popular es claro al respecto “más vale prevenir que curar”. Una buena salud bucodental es esencial a lo largo de la vida. El hábito de acudir regularmente al odontólogo para que vigile, guíe y corrija los defectos que puedan generarse durante el crecimiento y a lo largo de la vida, donde los cambios de la edad también van a tener su influencia, serán de suma importancia para gozar de una buena salud en el resto de los órganos de nuestro cuerpo y, por supuesto, también de nuestros ojos.

Noticias complementarias