Inicio ASP El Covid-19 propicia un notable aumento en la cifra de personas vacunadas...

El Covid-19 propicia un notable aumento en la cifra de personas vacunadas frente a la gripe

sanidad-privada-vacunación

..Redacción.
El Covid-19 ha propiciado un notable aumento en la cifra de personas vacunadas frente a la gripe en la campaña de vacunación 2020-2021, según datos recopilados por El Gripómetro. Cada año Sanofi Pasteur organiza este estudio demográfico sobre la vacunación antigripal. Asimismo, la encuesta destaca que los crecimientos registrados en los colectivos de mayor riesgo para los que se recomienda la vacunación antigripal. En concreto, el 68,2% de los mayores de 65 años se han protegido de la gripe esta campaña en comparación con el 54,6% de la anterior. Así, entre las embarazadas y enfermos crónicos de todas las edades, la población protegida ha pasado de un 39,4% al actual 61,8%.

Al preguntarles por las motivaciones en la toma de esta decisión, 8 de cada 10 nuevos vacunados entre la población general y 4 de cada 10 entre los profesionales sanitarios reconocen la influencia que ha tenido la pandemia en su decisión. Los principales motivos para hacerlo han sido la posible protección que pudiera ofrecer la vacuna de la gripe frente al Covid-19, evitar que la gripe agrave el estado de salud en caso de contagiarse del nuevo virus y ayudar a no confundir los síntomas entre ambas enfermedades. En el caso de los sanitarios, proteger su estado de salud, evitar el colapso del sistema sanitario ante nuevos rebrotes de Covid-19 y no contagiar a sus pacientes han sido las razones principales.

Según datos de El Gripómetro, la pandemia ha incidido en la concienciación sobre la necesidad de vacunación frente a la gripe

La pandemia ha incidido positivamente en la concienciación sobre la necesidad de protegerse de la gripe. En un año normal, esta enfermedad es responsable de hasta 50.000 hospitalizaciones y de entre 3.900 y 15.000 muertes en España. Las respuestas recogidas por El Gripómetro indican que una parte importante de los nuevos vacunados mantendrán el hábito en las futuras campañas. Es decir, 6 de cada 10 encuestados. Entre los profesionales sanitarios, el 71,6% de los encuestados afirma que una vez que la pandemia esté controlada se seguirán vacunando. Sin embargo, la tarea de concienciación sobre los riesgos de la gripe y sus consecuencias debe continuar. Ya que solo el 17,3% de los encuestados la percibe como una enfermedad grave y que puede ocasionar la muerte.

Con una población cada vez más concienciada sobre la importancia de la vacunación antigripal y un contexto de demanda creciente en todo el mundo de esta enfermedad infecciosa, una mayor planificación y anticipación en la compra de dosis es necesaria de cara a poder disponer de las vacunas necesarias para el 2021-2022. Así lo han hecho países como Austria, Francia y Bélgica que, viendo el drástico incremento de la demanda en 2020, ya han tomado la delantera este año cerrando la adquisición de vacunas frente a la gripe para esta temporada.

Las tasas de vacunación, especialmente entre los colectivos de más riesgo, se han incrementado en línea con los objetivos fijados por el Gobierno español

Objetivos de coberturas alcanzados 
A causa de la crisis sanitaria, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó incrementar las ratios de vacunación antigripal. Especialmente, entre los colectivos de mayor riesgo. Los resultados indican un cambio de tendencia en positivo respecto a campañas de vacunación anteriores. Este cambio se debe, en gran medida, por el esfuerzo de la comunicación de las autoridades, la influencia del entorno familiar y la concienciación de los profesionales sanitarios, más proactivos en la recomendación de la vacuna.

Entre los mayores de 65 años la ratio de vacunación ha sido del 68,2%, frente al 54,6% de cobertura de vacunación antigripal de la campaña anterior. En este sentido, destacan las comunidades autónomas de La Rioja, Navarra y Castilla y la Mancha que sí han logrado superar la ratio fijada.

El otro colectivo de riesgo, el de las embarazadas y las personas con condiciones de riesgo de entre 18 y 64 años, ha alcanzado un 49,3%. Un porcentaje muy por encima de la cobertura del 24,1% de la temporada 2019-2020 pero aún por debajo del objetivo del 60%.

Entre los mayores de 65 años la ratio de vacunación ha sido del 68,2%, frente al 54,6% de cobertura de vacunación antigripal de la campaña anterior

Por otro lado, los médicos de atención primaria han rozado el objetivo del 75%. En este sentido, la cobertura ha alcanzado un 71,6% respecto al 41% de la campaña anterior. Mientras el colectivo de enfermería sí ha alcanzado el objetivo con una cobertura de un 76,7% respecto al 42,8% del anterior.

Además de estos datos, otro destacable es la adherencia de los profesionales sanitarios a la vacunación frente a la gripe en futuras campañas. Así, un 71,6% del total de los encuestados asegura que se seguirá vacunando mientras que un 28,4% no está seguro de volver a hacerlo. Asimismo, el 65,9% de los médicos de atención primaria encuestados están acuerdo en que la vacunación fuese obligatoria entre los profesionales sanitarios en futuras campañas.

Importancia de mantener las ratios de vacunación frente a la gripe 
La gripe es una enfermedad vírica, altamente infecciosa, que cada año es responsable de hasta 50.000 hospitalizaciones y de entre 3.900 y 15.000 muertes en España. Uno de los principales problemas asociados a esta patología son las complicaciones cardiovasculares.

Durante los tres últimos años, la gripe ha sido responsable de hasta 50.000 hospitalizaciones y entre 3.900 a 15.000 muertes anuales en España

A pesar de ello, solamente un 17,3% de la población la considera una enfermedad grave o potencialmente mortal. Aunque la concienciación sí que ha aumentado entre el personal sanitario con la necesidad de prescribir la vacuna antigripal.

Así, más de la mitad de estos profesionales reconocen que la situación provocada por el Covid-19 les ha llevado a recomendar con mayor intensidad la vacunación frente a la gripe entre sus pacientes. Los principales motivos de esta decisión son evitar el doble impacto de ambas enfermedades combinadas y evitar la confusión de diagnósticos.

“La campaña de vacunación con mejor cobertura de los últimos años y el uso de mascarilla, distanciamiento social, lavado de manos y ventilación han favorecido la baja presencia de la gripe esta temporada. Sería aconsejable que, una vez superada la pandemia, se mantuvieran las ratios de vacunación. La vacuna antigripal es de las más adecuadas medidas de prevención frente a la gripe y sus complicaciones”, señala el Dr. Amós García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología.

La vacunación anual frente a la gripe contribuye a la sostenibilidad de los sistemas de salud al prevenir consultas médicas, hospitalizaciones y absentismo. De hecho, en la Unión Europea, la vacunación frente a la gripe puede salvar hasta 37.200 vidas y 332.000 millones de euros cada temporada con tasas de cobertura observadas y efectividad de la vacuna observada.

Noticias complementarias:

Compartir