Inicio ASP Dr. Manuel Martínez-Sellés (presidente del Icomem): “Se necesitan reformas profundas que permitan...

Dr. Manuel Martínez-Sellés (presidente del Icomem): “Se necesitan reformas profundas que permitan mejorar las condiciones profesionales de los médicos”

Icomem reformas profundas

..Redacción.
El presidente del Colegio de Médicos de Madrid (Icomem) es muy consciente de las necesidades de mejora de los médicos. Ahora que son las elecciones en Madrid ha aprovechado una entrevista con iSanidad para recordar que hacen falta reformas profundas. Las condiciones laborales y profesionales de los médicos de Madrid son claramente mejorables.

¿Qué se puede esperar del próximo Gobierno de la Comunidad de Madrid para mejorar la situación de los médicos?
Creo que se necesitan reformas profundas que permitan mejorar las condiciones profesionales de los médicos, respecto a si las podemos esperar o no, es otra cuestión. Nosotros lucharemos por estas reformas que, de verdad, permitan mejorar la situación de los médicos. Además, creo que urge implementar un programa de ayudas a los facultativos ante las potenciales consecuencias físicas, psicológicas y sociales de la pandemia. Por último, espero que el gobierno que salga de las próximas elecciones tenga entre una de sus prioridades la mejora de la salud de la población y que apoye el plan “Madrid sin tabaco” con el que pretendemos conseguir la prohibición de fumar en lugares públicos (incluida la calle) en nuestra Comunidad.

“Urge implementar un programa de ayudas a los facultativos ante las potenciales consecuencias físicas, psicológicas y sociales de la pandemia”

¿Cuáles son los principales problemas profesionales y laborales que tiene el médico en Madrid?
Uno de los principales es la tasa de temporalidad. Es urgente reducirla y conseguir una estabilidad laboral que debe ser mucho más generalizada. Además, necesitamos una mejora en las condiciones de trabajo y no me refiero solo a las económicas, también en el ambiente laboral, carga asistencial, tiempos para formación e investigación. Se debe reconocer la centralidad del médico en la organización de la asistencia sanitaria, con todo lo que implica a efectos logísticos y de gestión. Además, a partir del 25 de junio necesitaremos también que se trasmita seguridad y protección a todos los médicos que sigan cumpliendo con el código deontológico, garantizando la objeción de conciencia real y efectiva sin registros administrativos.

“Necesitamos una mejora en las condiciones de trabajo y no me refiero solo a las económicas, también en el ambiente laboral, carga asistencial, tiempos para formación e investigación”

Año 2021, el año del Covid, ¿qué necesita el médico para hacer la labor asistencial que se espera de él?
Necesita que se le concedan las herramientas adecuadas para desarrollar adecuadamente sus funciones. La calidad de la asistencia muchas veces implica equipamiento y tecnología pero siempre exige un tiempo adecuado por paciente. Además, tenemos que descargar a los médicos de labores burocráticas que pueden realizar otro tipo de profesionales. Es importante que se respeten estas necesidades del médico independientemente de dónde se esté ejerciendo. La calidad de la asistencia se debe exigir en todos los niveles, pública/privada, primaria/hospitalaria.

El médico necesita que se le concedan las herramientas adecuadas para desarrollar adecuadamente sus funciones 

¿Qué cambios tiene que haber en el sistema sanitario para que eso se pueda dar?
Creo que el primero debe ser una apuesta valiente por la atención primaria. Digo valiente porque, si se realiza, necesita de muchos recursos y un cambio sustancial en el tiempo médico-paciente. Tenemos que ser serios, la situación actual en primaria es grave y no se resuelve con parches, todos sus pilares se tambalean y esto acaba repercutiendo en todo el sistema. También es esencial dotar al médico de mayor autonomía organizativa que permita vencer la rigidez del sistema. Debemos adaptarnos a las necesidades de una sociedad que cada vez está más envejecida, con lo que esto conlleva en lo que respecta a las necesidades inherentes a las patologías crónicas y a la atención médica en centros socio-sanitarios. Por último, urge garantizar el acceso a los cuidados paliativos a todos los pacientes que lo precisen.

La situación actual en primaria es grave y no se resuelve con parches, todos sus pilares se tambalean y esto acaba repercutiendo en todo el sistema

¿Cómo debe ser el perfil de un médico en pleno siglo XXI?
Creo que la esencia de la medicina no ha cambiado ni cambiará nunca y sigue siendo imprescindible un enfoque humanista. De hecho, pienso que este enfoque es el que permitirá sobrevivir a nuestra profesión en un futuro dominado por la inteligencia artificial. Necesitamos potenciar algunos aspectos formativos como ética y comunicación e incorporar herramientas que hasta hace pocos años no eran necesarias para el ejercicio de la profesión. Cada vez usaremos más medios tecnológicos y, con la velocidad de la progresión en el conocimiento, la superespecialización es la única opción para poder mantenerse actualizados. Aumentará también la interdisciplinariedad y la necesidad de colaboración con otros compañeros y otros profesionales. El reto será hacerlo compatible con una visión integral del paciente y sin perder la figura del médico responsable.

Noticias complementarias