Inicio ASP Dr. Antonio Montero (presidente del COEM): “Se tiene que regular la publicidad...

Dr. Antonio Montero (presidente del COEM): “Se tiene que regular la publicidad de los centros sanitarios privados”

..Pablo Malo Segura.
El Dr. Antonio Montero es presidente del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM). Durante una entrevista con iSanidad, con motivo de las elecciones en Madrid, ha recordado la necesidad de regular la publicidad de los centros sanitarios privados. Además, ha destacado la importancia de que se cumpla la ley de sociedades profesionales. Según el Dr. Montero, la propiedad de las clínicas debe estar en manos de colegiados y, por tanto, bajo el control de los colegios profesionales.

¿Qué le pediría en materia de salud bucodental a la Consejería de Sanidad que salga elegida en las elecciones de la Comunidad de Madrid?
A la nueva Consejería de Sanidad le pediría que adaptará la normativa para evitar escándalos como los que se han producido por el cierre de clínicas y miles de pacientes con tratamientos sin finalizar. Es necesario que de una vez por todas la Administración evite que situaciones como las que se han producido en el pasado por el cierre iDental, Funydent o últimamente, Dentix, se vuelvan a producir. Se tiene que regular la publicidad de los centros sanitarios privados. La salud no puede ser un bien de consumo en el que se mercantilice a los pacientes como si fueran objetos económicos.

Dr. Antonio Montero (COEM): “La salud no puede ser un bien de consumo en el que se mercantilice a los pacientes como si fueran objetos económicos”

También necesitamos que se cumpla la ley de sociedades profesionales, de modo que la propiedad de las clínicas esté en manos de colegiados y, por tanto, bajo el control de los colegios profesionales. También le pediría que se reactivase el Convenio de Atención Bucodental Infantil, convenio que ha supuesto que miles de niños, en ocasiones de los estratos sociales más desfavorecidos, hayan podido recibir un tratamiento de calidad y gratuito.

¿Qué opina sobre una posible ampliación de la cartera de servicios en salud bucodental y su incorporación al SNS?  En caso de incorporarse, ¿a qué servicios básicos y a qué grupos debería ir destinada?
La ampliación de la cartera de servicios de los servicios nacionales de salud es una petición que el Colegio de Odontólogos de Madrid ha realizado desde hace muchos años. Es necesario que se amplíen las prestaciones, especialmente para aquella población que no tenga los ingresos necesarios para obtener un tratamiento bucodental de calidad. Al igual que hemos firmado un convenio para el tratamiento de los niños de la Comunidad de Madrid, se podría hacer algo similar con estos sectores de la población más necesitados y, sobre todo, para aquellos tratamientos más básicos y fundamentales para el paciente.

Es necesario que se amplíen las prestaciones, especialmente para aquella población que no tenga los ingresos necesarios para obtener un tratamiento bucodental de calidad

¿Ve posible a corto o medio plazo un servicio de dentista gratuito en España?
Ofrecer un dentista gratuito y universal para toda la población creo que no es más que demagogia. Ningún sistema público puede hacer frente al gasto que supondría tal incorporación. Un servicio dental gratuito en España, hoy por hoy, es económicamente insostenible. Se calcula que el gasto medio por paciente sería de entre 400 y 500 euros al año. Si lo extrapolamos a la población, resultarían unas cifras inabarcables. Creo que es más sensato ir incorporando tratamientos más básicos y, sobre todo, en aquella población para la que el acceso al dentista resulta imposible. Además, esa población más vulnerable es la que por desgracia siempre ha terminado siendo estafada por financiaciones atractivas y publicidades engañosas.

Un servicio dental gratuito en España, hoy por hoy, es económicamente insostenible

¿Qué importancia tendría el reconocimiento de las especialidades para el sector?
En la actualidad, España es el único país de Europa en el que no están reconocidas especialidades en odontología. Esto pone a nuestros profesionales en una situación de falta de competitividad frente a compañeros extranjeros en donde sí están reconocidas las especialidades. Creo que es una asignatura pendiente que, no solo la Administración, sino también las Universidades y el Consejo General, tienen que afrontar de una vez por todas. Una sociedad moderna no se puede permitir que nuestra profesión no avance como sí lo han hecho en todos los países de nuestro entorno.

España es el único país de Europa en el que no están reconocidas especialidades en odontología

¿Cree que hay que fomentar más la colaboración público-privada en odontología?
Nuestro sector es eminentemente privado, pero siempre hemos estado abiertos a la colaboración con los estamentos públicos. Un ejemplo ha sido la campaña de vacunación de todos los colegiados, auxiliares de clínica e higienistas que desde el Colegio de Odontólogos de Madrid hemos gestionado trabajando en equipo con la administración pública. Todo ese tipo de iniciativas siempre acabarán redundando en un beneficio para nuestros pacientes y, en definitiva, para la población.

Dr. Antonio Montero (COEM): “En España el desafío fundamental que tiene nuestra profesión es asimilar la plétora profesional”

¿Qué cambios necesita la odontología para hacer frente a los desafíos del siglo XXI?
La odontología tiene muchos desafíos. Como todas las profesiones, el reto de asimilar la digitalización es ya una realidad. Nuestros profesionales están a la vanguardia europea en actualización y tecnología, pero la velocidad a la que avanza la industria hace económicamente muy complicado el poder asimilar esos avances. Por otra parte, en España el desafío fundamental que tiene nuestra profesión es asimilar la plétora profesional, producida por una falta de previsión a largo plazo de la Administración. Es triste ver como España forma extraordinarios profesionales que cuando finalizan su grado, emigran a otros países de nuestro entorno en los que la demanda de dentistas es mayor y las condiciones económicas son mucho mejores.

Noticias complementarias