Pautas de ergonomía y postura para profesionales de la salud bucal

La Federación Dental Internacional (FDI) ha publicado una serie de directrices para ayudar a los profesionales de la salud bucal a "lograr un equilibrio entre mantener una buena postura y proporcionar un tratamiento eficaz"

ergonomía-profesionales-salud-bucal


..Redacción.
La Federación Dental Internacional (FDI) ha publicado una serie de pautas de ergonomía y postura para los profesionales de la salud bucal. Estas directrices destacan la importancia de la ergonomía en la consulta dental y proporcionan a los profesionales de la salud bucal orientación sobre cómo «lograr un equilibrio entre mantener una buena postura y proporcionar un tratamiento eficaz«.

Las directrices de la FDI destacan la importancia de la ergonomía en la consulta dental

Durante un tratamiento dental, el dentista se inclina frecuentemente sobre el paciente para lograr el tratamiento más preciso posible. Sin embargo, la guía de la FDI indica que agacharse a menudo conduce a una postura antinatural y dañina que impacta negativamente en la salud del dentista. «La ergonomía en odontología significa prevenir problemas musculoesqueléticos permitiendo que el dentista adopte una postura más natural y cómoda, logrando un tratamiento amigable para el paciente, mejorando la eficiencia del tratamiento y logrando la precisión del tratamiento«.

Consecuencias de una mala postura del profesional de la salud bucal
El espacio oscuro y estrecho en la cavidad bucal puede hacer que los profesionales de la salud bucal adopten una postura antinatural durante el tratamiento dental. Esto puede provocar un «impacto físico grave y lesiones por esfuerzo repetitivo«. El documento recuerda que el riesgo de desarrollar trastornos musculoesqueléticos es mayor cuando se ignoran los buenos principios ergonómicos. Al hacerlo, los profesionales de la salud bucal corren el riesgo de comprometer su experiencia técnica durante los procedimientos. 

El riesgo de desarrollar trastornos musculoesqueléticos es mayor cuando se ignoran los buenos principios ergonómicos

Esto puede llevar a una limitación de ciertos procedimientos o un posible acortamiento de la carrera. Incluso, en el peor de los casos, a posibles lesiones que «pongan fin» a su carrera profesional. Según los datos de dos encuestas, las principales quejas de estos profesionales son dolor de cuello y dolor lumbar. «Estos problemas se desarrollan durante varios años y empeoran con una gran carga de trabajo«. También indican que se ha observado que las mujeres dentistas parecen tener una mayor incidencia de molestias en la parte superior del cuerpo que sus homólogos masculinos.

La postura ideal para el profesional de la salud bucal
La guía de la FDI recuerda que el movimiento a lo largo del día es clave. «Permanecer demasiado tiempo en una posición puede causar fatiga y aumenta el riesgo de problemas musculoesqueléticos«, advierten. En este sentido, ofrecen varias pautas para una postura ideal del profesional. Respecto a la cabeza, subrayan que debe inclinarse ligeramente hacia delante, orientada sobre los hombros. «La línea interpupilar se alinea horizontalmente no más de 15 a 20 grados«.

«Permanecer demasiado tiempo en una posición puede causar fatiga y aumenta el riesgo de problemas musculoesqueléticos»

El eje longitudinal del torso debe estar erguido. «Promueve las curvas naturales de la columna vertebral (lordosis cervical, cifosis torácica, lordosis lumbar). Si es necesario, el respaldo de la silla se puede colocar para proporcionar apoyo lumbar«. En cuanto a brazos, codos y hombros, apuntan que deben estar relajados a los lados debido a la fuerza de la gravedad. «Los codos no sobresalen y el antebrazo está delante del cuerpo. Los hombros están orientados sobre las caderas«, explican.

Asimismo, la muñeca debe mantenerse en una posición neutra con las muñecas rectas. La punta de los dedos «debe sostenerse en el punto de tratamiento, a una altura que sea cómoda y permita una visión clara del procedimiento que se está realizando«. Al estar estar sentado, la altura del asiento debe estar a la altura de la rodilla, caderas ligeramente más altas que las rodillas e inclinar el «taburete del operador» ligeramente hacia abajo.

El pie debe estar plano en el suelo y la parte inferior de las piernas en posición vertical. Además, recomiendan zapatos y ropa cómodos para facilitar el movimiento del cuerpo. En relación al posicionamiento del reóstato, se debe colocar cerca del operador de modo que la rodilla esté en un ángulo de aproximadamente 90 a 100 grados. «Si se coloca fuera de esta zona, el dentista debe desplazar el peso hacia un lado, lo que provoca tensiones asimétricas en la espalda y, por lo tanto, dolor lumbar«. Por ello, recomiendan que se considere la posibilidad de alternar lados.

La posición del paciente debe determinarse con la postura natural del dentista y su punto de referencia

En cuanto a la posición del paciente, indican que debe determinarse con la postura natural del dentista y su punto de referencia. Esto permite al médico «lograr un rendimiento óptimo sin ninguna carga física«. El documento ofrece también pautas concretas sobre postura armonizadora y visión, instrumentación, la posición del asistente dental o la elección de los instrumentos. Puede consultar la guía completa aquí.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en