Inicio ASP La idoneidad de atender la cronicidad fuera de los hospitales. Dr. JA...

La idoneidad de atender la cronicidad fuera de los hospitales. Dr. JA Vargas

Dr.-Juan-Antonio-Vargas

..Dr. Juan Antonio Vargas. Jefe de Sección de Medicina Interna y jefe de estudios del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda. Ex decano de Medicina de la UAM (2011-2019).
Llevamos más de un año luchando frente al Covid. Pero ello no nos debe alejar de otros problemas de primer orden, como la atención a la cronicidad y al enfermo crónico fuera de los hospitales. En primer lugar, es precisorecordar las definiciones de cronicidad y enfermedad crónica. La cronicidad es un fenómeno que comprende los efectos de las enfermedades crónicas sobre quienes las padecen, su entorno, la comunidad, el sistema sanitario y la sociedad en su conjunto. Una enfermedad crónica es lenta en progresión, larga en duración, sin solución espontánea y que, a menudo, limita la funcionalidad, productividad y calidad de vida. Muchas de las enfermedades crónicas se deben a malos hábitos: sedentarismo, tabaquismo, mala alimentación, así como al envejecimiento poblacional y a la afortunada cronicidad de ciertas enfermedades como el cáncer.

El Covid no nos debe alejar de otros problemas de primer orden, como la atención a la cronicidad fuera de los hospitales

En la atención del paciente crónico se debe buscar mejorar su calidad de vida. La calidad de vida relacionada con la salud es multifactorial y trata de un correcto funcionamiento físico, bienestar psicológico y estado emocional; así como el manejo del dolor, funcionamiento social y una adecuada percepción general de la salud.

Para la realización de una asistencia óptima cabe considerar una atención ambulatoria o primaria, una atención hospitalaria y una atención posthospitalaria o sociosanitaria. Todos estos niveles asistenciales deben mantener una coordinación permanente, con el objetivo que el paciente crónico pueda seguir viviendo en su domicilio, en las mejores condiciones de salud tanto físicas como psíquicas y sociales.

El paciente crónico no debe organizar su cuidado en torno al hospital, sino en lugares más próximos y menos complejos

Es fundamental tener la idea de que es preferible atender fuera del hospital todas las necesidades sanitarias posibles. Este principio es válido tanto porque la atención extrahospitalaria a la cronicidad es más económica que la proporcionada en el hospital, como porque el paciente crónico no debe organizar su cuidado en torno al hospital, sino en lugares más próximos y menos complejos.

El deterioro funcional originado durante la hospitalización representa un cambio significativo en la calidad de vida para el paciente y sus cuidadores. Para el paciente supone a menudo la pérdida de independencia y autoestima; con la repercusión añadida sobre el cuidador, que en muchas ocasiones se ve desbordado por las necesidades de un paciente que previamente era más autónomo. Esto puede terminar conduciendo a la institucionalización permanente y teniendo consecuencias sobre el sistema de salud que le asiste.

Existe un amplio margen para una política sanitaria preventiva, quizá más eficaz que la curativa

Por todo ello, es indudable que existe un amplio margen para una política sanitaria preventiva, quizá más eficaz que la curativa que ha seguido siendo predominante hasta ahora. Ello implica mantener y reforzar la relación de los centros de salud, con los propios hospitales y con los servicios sociosanitarios correspondientes, incluso en estos tiempos de pandemia.

Noticias complementarias