Inicio ASP Ministerio de Sanidad y los MIR: quien hace la ley hace la...

Ministerio de Sanidad y los MIR: quien hace la ley hace la trampa

..Juan Pablo Ramírez. Director de iSanidad.
A finales del pasado octubre, los médicos decidieron convocar una huelga nacional contra la aprobación del Real Decreto 29/2020. La normativa permitía a las comunidades autónomas homologar títulos de médicos sin especialidad y extracomunitarios para hacer frente a la pandemia. Suponía un ataque directo contra la formación sanitaria especializada. De lo que no se percató nadie es que aquella ley aprobada por el Ministerio de Sanidad escondía una trampa más.

Ya en octubre, el Ministerio puso las herramientas para no tener los mismos problemas que en la convocatoria anterior, cuando los tribunales de justicia pararon la elección telemática y obligaron a hacerla de forma presencial. Sanidad modificó la ley para incluir la dichosa trampa y poder establecer una elección de plazas de forma telemática.

Nadie se percató de el Real Decreto 29/2020 aprobada por el Ministerio de Sanidad escondía una trampa más contra la formación sanitaria especializada

Se puede entender que en plena pandemia se pongan medios para evitar aglomeraciones y riesgos. Lo que no se entiende es que en todo este tiempo el Ministerio no haya puesto los medios tecnológicos adecuados para que la elección pueda realizarse en tiempo real. El Ministerio de Sanidad, primero con Salvador Illa y después con Carolina Darias, no ha actuado de buena fe y ha hecho una vez gala de esa incapacidad para el diálogo.

Los candidatos tendrán que elegir sus plazas a ciegas y sin transparencia. Finalmente este martes, los representantes de médicos, enfermeros, farmacéuticos y otras profesiones en formación tuvieron que resignarse tras ocho horas de reunión y aceptar una vez más el sacrificio. ¿Hasta cuándo? Durante la huelga de octubre, el presidente del sindicato CESM, el Dr. Tomás Toranzo, ya calificó la normativa como «el mayor ataque que ha tenido la sanidad pública en este país desde que se creó el Sistema Nacional de Salud”. Al fin y al cabo los ciudadanos tienen derecho a ser atendidos por profesionales sanitarios adecuadamente formados. Este Real Decreto 29/2020 se une a una lista de decretazos nefastos para la sanidad pública como el 16/2012.

No parece que los médicos y los profesionales sanitarios vayan obtener el reconocimiento que merecen por su esfuerzo contra la pandemia. Vivimos una crisis económica y resulta difícil pensar que a corto o largo plazo vayamos a ver menos precariedad en el empleo y mejores retribuciones. En este escenario, quizás el Gobierno debería procurar no empeorar aún más sus condiciones. Este decreto 29/2020 ha provocado una huelga de médicos en plena segunda ola. Ahora hay que sumarle dos manifestaciones de los candidatos a la formación sanitaria especializada. Solo queda esperar que no traiga más sorpresas escondidas.

Enlaces de interés: