Inicio ASP Un estudio muestra que el 39% de quienes compartían habitación de hospital...

Un estudio muestra que el 39% de quienes compartían habitación de hospital con un paciente Covid-19 sin diagnosticar se infectó

covid-19-grave-anakinra

..Gema Maldonado.
Investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard, en Boston, han analizado el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 entre pacientes ingresados que no habían sido diagnosticados de Covid-19 y compartían habitación en el Brigham and Women’s Hospital de Boston. El estudio, que puede consultarse en la revista de la Asociación Americana de Enfermedades Infecciosas, Clinical Infections Diseases, muestra que el 39% de quienes compartían habitación con alguno de los casos no diagnosticados dieron positivo dentro de los 14 días posteriores a la exposición y destaca la importancia de la transmisión aérea del virus.

De 31 compañeros de habitación de hospital expuestos a un enfermo de Covid-19 sin diagnosticar, 12 dieron positivo

Los investigadores tomaron datos de los pacientes ingresados entre el uno de septiembre de 2020 y el 15 de abril de 2021, meses en los que se admitieron 11.229 pacientes en habitaciones compartidas. Las camas de estos pacientes se encontraban a una distancia media de dos metros y separadas por una cortina que se mantiene cerrada. A partir de aquí, caracterizaron la incidencia y los factores de riesgo de transmisión en esta circunstancias.

Del total de pacientes ingresados en habitaciones compartidas sin un diagnóstico de Covid-19, 25 terminaron dando positivo. Se contabilizaron hasta 31 compañeros de habitación expuestos al contagio, de los que 12 dieron positivo en 14 días. Esto supone el 39% de los que compartieron habitación con el caso índice y refleja una incidencia del 0,1% teniendo en cuenta los más de 11.000 pacientes que ingresaron en ese periodo en habitaciones para dos personas.

La media de tiempo de exposición de los 31 compañeros de habitación de hospital fue de 18 horas y los que se contagiaron dieron positivo por Covid-19 entre dos y diez días después de esa exposición

La media de tiempo de exposición de los 31 compañeros fue de 18 horas y los que se contagiaron dieron positivo entre dos y diez días después de esa exposición. De entre los 12 contagiados, tres estuvieron expuestos a procedimientos que generan aerosoles. Solo uno de los casos índice y dos compañeros de habitación infectados habían recibido la pauta completa de vacunación. Uno de los compañeros de cuarto vacunado fue infectado por un caso índice que no había recibido la vacuna.

Además, según explica el estudio, financiado por Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el riesgo de infección de estos compañeros de habitación fue mayor cuando los ingresados con la infección oculta tenían un número muy bajo de umbral de ciclo (CT), indicador de la cantidad de virus que alberga el infectado. Cuanto menor sea el CT, un resultado que suele darse en los primeros días de la infección, mayor será la carga viral. Estudios previos han relacionado los valores CT bajos con un mayor riesgo de transmisión.

Los investigadores entienden que en este caso “es más consistente la transmisión por el aire en lugar de por gotas”

Los investigadores ponen de relieve dos aspectos, teniendo en cuenta los resultados que han obtenido. Por una parte, señalan que la “alta tasa de transmisión secundaria” entre compañeros de habitación “refleja las tasas de transmisión informadas entre miembros del hogar”. Con la diferencia de que los pacientes tienen un contacto estrecho mínimo (no comparten camas, comida o abrazos). Por tanto, entienden que en este caso “es más consistente la transmisión por el aire en lugar de por gotas”. Aunque no descartan otras formas de contagio, a través de superficies como el lavabo o los pomos de la puerta.

Por otra parte, señalan la importancia de la transmisión área y creen que los hospitales deberían “minimizar el riesgo de transmisión” en este tipo de habitaciones, esperando a los resultados de las pruebas de Covid-19 ante de ingresarlos, hacerles pruebas de forma rutinaria, pidiendo que lleven mascarilla en la habitación “al menos mientras las pruebas de admisión están pendientes” y colocando solo a los pacientes vacunados en habitaciones compartidas. Además, recomiendan mejorar la ventilación aumentando el número de cambios de aire por hora y colocando filtros HEPA entre compañeros de cuarto.

 

 

Noticias complementarias:

Compartir