Inicio ASP Hasta el 61% de las personas hospitalizadas en Servicios de Medicina Interna...

Hasta el 61% de las personas hospitalizadas en Servicios de Medicina Interna presenta un perfil clínico de paciente crónico complejo

medicina-interna

..Redacción. 
El 61% de las personas que ingresan en los Servicios de Medicina Interna de los hospitales presenta un perfil clínico de paciente crónico complejo (PCC), según los datos del Estudio Cronicom. Así, este estudio se ha presentado durante la XII Reunión Virtual del Grupo Paciente Pluripatologico y Edad Avanzada de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). El evento congregó online a 360 internistas y abordó novedades en el manejo del paciente crónico, complejo, pluripatológico y/o frágil y cómo impactó la pandemia en estos pacientes.

Según datos del Estudio Cronicom, el 61% de las personas que ingresan en los Servicios de Medicina Interna de los hospitales presenta un perfil clínico de paciente crónico complejo

La Reunión virtual ha sido inaugurada por el presidente de la SEMI, el Dr. Jesús Díez Manglano. Asimismo, ha hecho mención a la “relevancia que tiene la pluripatología y la cronicidad en la actividad asistencial de los internistas”. Por su parte, el Dr. Ignacio Vallejo Maroto, coordinador del Grupo de Paciente Pluripatológico y Edad Avanzada de SEMI, recordó que fruto del creciente envejecimiento poblacional “los pacientes presentan, cada vez más, altas necesidades de atención y que ésta sea multidisciplinar, integral y adecuada”.

Precisamente, la cronicidad y la pluripatología constituyen, uno de los principales retos sanitarios a nivel global a los que es preciso dar respuesta. La coordinación entre diferentes profesionales, niveles asistenciales y especialidades de ámbito generalista es fundamental para la atención de estos pacientes. El papel del internista, en el hospital, como especialista con visión global del paciente, es clave para valorar de forma integral a estos pacientes con el fin de preservar su funcionalidad, situación cognitiva y evitar complicaciones.

La cronicidad y la pluripatología constituyen, uno de los principales retos sanitarios a nivel global a los que es preciso dar respuesta

Patrones de multimorbilidad
El estudio Cronicom ha analizado el perfil clínico de 1.171 pacientes con participación de 52 investigadores de 17 centros. Así, tiene como objetivo describir las características de las personas con enfermedades crónicas y problemas complejos de salud. Muestra que las principales características de estos pacientes son: edad avanzada, alta carga de enfermedad crónica, deterioro funcional o polifarmacia. Los datos del estudio fueron presentados por el Dr. Máximo Bernabeu Wittel, de Medicina Interna del Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla).

En palabras del Dr. Wittel: “el perfil de la multimorbilidad ha cambiado. Esto se debe al mayor envejecimiento poblacional, la mayor exposición a hábitos de vida no saludables, los cambios en las intervenciones y procesos de asistencia sociosanitaria o la polifarmacia, elementos que generan complejidad”. Asimismo, ha añadido que “el seguimiento de los patrones de multimorbilidad a lo largo del tiempo es útil para detectar poblaciones vulnerables emergentes y cambios en las formas de enfermar”.

Dr. Wittel: “el seguimiento de los patrones de multimorbilidad a lo largo del tiempo es útil para detectar poblaciones vulnerables emergentes y cambios en las formas de enfermar”

Por su parte, la Dra. Isabel Torrente, de Medicina Interna del Hospital Universitario Parc Taulí de Sabadell (Barcelona), presentó las novedades del Estudio Desprescripción. Por desprescripción se entiende la “revisión de los planes terapéuticos a largo plazo, con el fin de detener, sustituir o modificar la dosis de medicamentos y que bajo ciertas circunstancias clínicas pueden ser considerados innecesarios o con una relación riesgo-beneficio desfavorable”. Recordó que “los pacientes pluripatológicos, de edad avanzada, frágiles, con deterioro cognitivo y en situación de final de vida son poblaciones diana para la desprescripción” y que, para que sea exitosa, “la toma de decisiones compartida es esencial”.

Según el Dr. Méndez, el gasto sanitario se incrementa en función del grado de comorbilidad. En pacientes con 5 o más enfermedades crónicas, se multiplica por 17

Edad y fragilidad, marcadores del perfil clínico del paciente con IC
El Dr. Manuel Méndez Bailón, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínico San Carlos, expuso datos del Estudio Profund-IC, elaborado en colaboración con el Grupo de Insuficiencia Cardíaca y Fibrilación Auricular de SEMI. Recordó que dicho estudio “brinda información de relevancia en relación a la estratificación pronóstica de los pacientes con insuficiencia cardíaca y pluripatología. La edad avanzada y la fragilidad son marcadores del perfil clínico del paciente con insuficiencia cardíaca que ingresa actualmente en Medicina Interna”.  Apuntó también que el paciente pluripatológico es un paciente con necesidad de recursos sanitarios importante. Por último, indicó que el “gasto sanitario se incrementa en función del grado de comorbilidad; en pacientes con 5 o más enfermedades crónicas, se multiplica por 17”.

El Dr. Alberto Ruiz Cantero, del Servicio de Medicina Interna del Hospital de La Serranía (Málaga), ahondó en su ponencia en la importancia de medir los resultados de salud en las personas con enfermedades crónicas. En este sentido, afirmó que “es necesario estandarizar la medición de los resultados en salud transformando los cuidados sanitarios en cuidados de valor”. Por otro lado, el Dr. Jordi Amblás-Novellas, recordó que la pandemia Covid-19 afectó de forma especial a las personas de mayor edad. Es decir, el 70% de defunciones se produjo en mayores de 75 años. Asimismo, indicó que “la valoración del grado de fragilidad ha emergido como un elemento clave en el proceso de individualización en la toma de decisiones complejas en los pacientes”.

Según el Dr. Amblás-Novellas, la valoración del grado de fragilidad ha emergido como un elemento clave en el proceso de individualización en la toma de decisiones complejas

Asimismo, durante la segunda jornada de la reunión, la Dra. Pilar Román, expresidenta de SEMI e internista en el Hospital de Requena de Valencia, desgranó la estrategia marco de Cronicidad del SNS (2012). Asimismo, indicó que es necesario “avanzar a mayor ritmo en estrategias de prevención y promoción de la salud. Además de garantizar la continuidad asistencial y reorientar el sistema hacia la equidad, innovación e investigación”.

Por otro lado, el Dr. Ismael Said, internista en el Hospital Álvaro Cunqueiro (Vigo), explicó que “la telemedicina y la salud digital abren nuevas posibilidades que se deben explorar en el abordaje y seguimiento de los pacientes crónicos y que contribuyen a empoderar al paciente”.  El Dr. Miguel Ángel García, director de Medicina Interna del Hospital de Antequera, apuntó que las unidades de atención a pacientes crónicos complejos “favorecen la asistencia coordinada multidisciplinar”. Estas unidades deben derivar en mejores indicadores de gestión clínica y de resultados en salud.

La telemedicina abre nuevas posibilidades que se deben explorar en el abordaje y seguimiento de los pacientes crónicos y que contribuyen a empoderar al paciente

Casos clínicos en pluripatología y paciente complejo
Durante la mesa “Casos clínicos: Atención a los pacientes con pluripatología y edad avanzada”, la Dra. Ana L. Blanco, internista en el Hospital San Juan de Dios de Aljarafe, hizo mención a que “en el paciente con múltiples enfermedades crónicas puede ser complejo averiguar la causa inicial de descompensación” . Por ello, es importante discernir cuál es para focalizar esfuerzos terapéuticos con una visión multidisciplinar.

Por su parte, la Dra. Elena Hellín, del Hospital Vega Baja de Orihuela, incidió en que es preciso “introducir la mirada paliativa precoz en el paciente crónico complejo, junto a un Plan de Decisiones Anticipadas (PDA) que permita al paciente definir preferencias de tratamiento y atenciones médicas futuras respetando sus deseos”.

A su vez, la Dra. Julia Ollero, del Hospital Infanta Elena de Huelva, reiteró el “papel importante que pueden desempeñar los hospitales de día. Asimismo, recordó que hasta el 50% de los ingresos pueden ser consecuencia de descompensaciones de pacientes con enfermedades crónicas. Por último, la Dra. Lorea García, del Hospital Infanta Cristina de Parla concluyó que “se precisa un modelo asistencial centrado en el paciente crónico complejo, con vigilancia proactiva, garantizando la continuidad asistencial, gestionando los recursos sanitarios y planificando intervenciones y prestando apoyo a cuidadores principales”.

Noticias complementarias:

Compartir