Inicio ASP Dr. Manuel Sánchez (La Paz): “Los pacientes con quemaduras extensas necesitan ser...

Dr. Manuel Sánchez (La Paz): “Los pacientes con quemaduras extensas necesitan ser tratados por intensivistas”

intensivistas-pacientes-quemaduras

..Redacción.
Los pacientes con más de un 20% de su superficie corporal quemada y con quemaduras menos extensas, pero con comorbilidades que exigen una abundante reposición intravenosa de líquidos, se consideran grandes quemados. Para su recuperación, el trabajo de los intensivistas en las Unidades de Cuidados Intensivos “se han convertido en piedra angular”, destaca Semicyuc, la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias.

Los intensivistas reivindican la importancia de sus cuidados en pacientes con grandes quemaduras

“La piel es un órgano más y su pérdida repercute en todo el organismo. Los pacientes con quemaduras extensas necesitan ser tratados por intensivistas. Somos los especialistas acostumbrados a tratar a pacientes graves con problemas que afectan seriamente a uno o más órganos”, afirma el Dr. Manuel Sánchez, intensivista del Hospital Universitario La Paz de Madrid. “De hecho, es frecuente que necesiten simultáneamente tratamientos y técnicas que usamos habitualmente en las UCI como el control del aporte de fluidos y de la medicación para mantener una tensión arterial adecuada, ventilación mecánica, técnicas de diálisis, sedoanalgesia o el tratamiento de las infecciones”. 

El desarrollo de nuevas técnicas de monitorización ha permitido detectar incidencias con rapidez y también acertar con los tratamientos. Además, gracias a la evolución conjunta de la cirugía, “disponemos de apósitos que facilitan la curación y de cremas que eliminan la escara de la quemadura, dos asistencias que pueden realizarse en la UCI y evitar así cirugías cruentas con grandes pérdidas de sangre”, prosigue el Dr. Sánchez.

De hecho, “en España hemos sido pioneros en el uso de algunos tipos de monitorización que aportan información importante para el tratamiento inicial, en la búsqueda de tratamientos que vayan a la causa de las complicaciones más que a sus consecuencias y en el uso de las cremas que quitan tejidos muertos sin necesidad de cirugía”.

Un adecuado tratamiento inicial evita la profundización de las quemaduras y el desarrollo de complicaciones en otros órganos de estos pacientes, explican los intensivistas

Un adecuado tratamiento inicial evita la profundización de la quemadura y el desarrollo de complicaciones en otros órganos. Además, los protocolos deben tener en cuenta factores como la nutrición. “Es clave para frenar el hipermetabolismo originado por el trauma térmico. Si la pérdida de masa magra en un quemado supera el 10% del total, se producirá un retraso de la cicatrización de las quemaduras, de las zonas injertadas y de sus zonas donantes de piel, lo que traería consigo un aumento de las infecciones. Además, también podría aumentar el tiempo de ventilación mecánica, incrementando el riesgo de neumonía asociada”, explica la Dra. Marta Ugalde, intensivista del Hospital Universitario de Cruces (Baracaldo).

Noticias complementarias:

Compartir