Inicio ASP Dr. Pérez Bárcena: «Cada vez tenemos más pacientes neurocríticos en las UCI...

Dr. Pérez Bárcena: «Cada vez tenemos más pacientes neurocríticos en las UCI porque podemos hacer más cosas por ellos»

dr-perez-barcena-aspectos-clinicos-pacientes-neurocriticos-semicyuc

..Gema Maldonado.
Traumatismos craneoncefálicos, hemorragia subaracnoidea por rotura de aneurisma cerebral e ictus, tanto isquémicos como hemorrágicos, conforman los pacientes neurocríticos que ingresan en las unidades de cuidados intensivos (UCI) y que «cada vez tienen unan mayor relevancia» en estas unidades, ya que «ingresas más y ahora podemos hacer más cosas por ellos que hace 15 o 20 años». Quien lo explica es el Dr. Jon Pérez Bárcena, especialista en ictus hemorrágico e intensivista del Hospital Universitario Son Espases (HUSE), en Palma (Baleares).

Los avances en diagnóstico, monitorización y tratamiento de los pacientes neurocríticos han permitido que aumenten sus ingresos en las UCI

La razón no es que hayan aumentado el número de accidentes cerebrovasculares y traumatismos, sino los avances en el diagnóstico, monitorización y tratamiento de los pacientes neurocríticos en los últimos años. «Se trata de una población compleja que presenta una elevada morbimortalidad. Y los intensivistas no solo intentamos salvar la vida del paciente, sino también salvar su calidad de vida», señala el Dr. Pérez Bárcena a iSanidad.

En los pacientes con ictus isquémicos, las técnicas de neuroimagen como los TAC o la resonancia magnética y las técnicas de trobólisis y trombectomías mecánicas «han cambiado radicalmente» su diagnóstico y tratamiento, explica el intensivista. Los pacientes con traumatismo craneoencefálico «ingresan en la UCI porque necesitan una neuromonitorización específica que incluye medir la presión intracraneal y la presión tisular de oxígeno en el parénquima cerebral», avances en el seguimiento de estos casos, en los que el Dr. Pérez Bárcena señala que ya «podemos medir hasta el metabolismo cerebral por microdiálisis». En los pacientes con hemorragias subaracnoideas «las técnicas de embolización para cerrar el aneurisma y evitar el resangrado han mejorado significativamente en la última década».

Los pacientes neurocríticos son «una población compleja que presenta una elevada morbimortalidad. los intensivistas no solo intentamos salvar la vida del paciente, sino también salvar su calidad de vida»

aspectos-clinicos-pacientes-neurocriticos-semicyucSon avances que para el Dr. Pérez Bárcena «hacen que los intensivistas tengamos que adaptarnos a estos cambios». Por eso, la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc), a la que pertenece, organiza este miércoles la I Jornada Virtual sobre Aspectos Clínicos de los Pacientes Neurocríticos, de la que el especialista en ictus hemorrágico es uno de sus codirectores. «Estos pacientes los ven muchas especialidades, entre todos revisaremos los métodos diagnósticos, de monitorización y tratamiento para hacer una puesta al día de los avances en los últimos 10 años en este tipo de pacientes», señala.

 

El ictus hemorrágico más allá de la intervención quirúrgica
El ictus isquémico, es probablemente el más conocido para la sociedad en los últimos años y es el responsable del 80% de los ictus que se registran en España. Pero el otro 20%, según el estudio Iberictus, son de origen hemorrágico. El Dr. Pérez Bárcena apunta que el tratamiento de este tipo de ictus «es el que menos ha cambiado de todos», pero sí se ha «refinado en los últimos años el manejo global de estos pacientes».

No todos los pacientes con ictus hemorrágico se benefician de la cirugía

Se centran en evitar una pérdida mayor de funcionalidad. «Nuestro trabajo fundamental es intentar optimizar el aporte de oxígeno al cerebro para así evitar que aparezcan nuevas lesiones que empeoren el pronóstico del paciente. Y lo hacemos mediante un manejo global correcto de estos pacientes». Esto incluye que «el paciente tenga una correcta tensión arterial, que esté bien oxigenado y bien nutrido. Además de que tratemos correctamente todas las complicaciones que presentan, que son muchas», explica.

«Nuestro trabajo fundamental es intentar optimizar el aporte de oxígeno al cerebro para así evitar que aparezcan nuevas lesiones»

La cirugía no siempre está indicada. De hecho, el doctor señala que ha habido ensayos clínicos que no han demostrado que operar mejore el pronóstico. Las características del paciente, el tamaño del hematoma y su localización y la exploración clínica del paciente, son los tres factores que determinarán la indicación o no de una intervención quirúrgica.

Noticias complementarias: