Inicio ASP CESM advierte a Iceta: las decisiones para acabar con la interinidad y...

CESM advierte a Iceta: las decisiones para acabar con la interinidad y temporalidad «no son válidas para los médicos»

temporalidad-medicos-iceta

..Redacción.
El ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, prepara un decreto ley y acaba de alcanzar un acuerdo con sindicatos para abordar la alta temporalidad y las interinidades eternas entre los trabajadores de las administraciones públicas, pero la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha enviado una carta al ministro advirtiéndole de que se están tomando decisiones «que no son válidas para los médicos» y que cualquier solución que se quiera dar a la «acuciante temporalidad» entre los facultativos «tendrá que contemplar la singularidad» de la profesión: el déficit creciente de médicos y la variabilidad entre 17 comunidades con tasas de temporalidad «muy diferentes».

CESM pone en antecedentes al ministro Iceta de la situación de «acuciante temporalidad» que afecta a los médicos

En la misiva, piden una reunión con el ministro «que por el momento no se ha producido», apuntan, para ponerle en antecedentes sobre la situación de la profesión médica y lamentan que hasta ahora, en todo el proceso de negociación entre ministerio y sindicatos, no hayan contado con la opinión de los principales sindicatos médicos.

La situación de la profesión médica que CESM pone sobre la mesa muestra una realidad basada en «precariedad y contratos en fraude de ley», que afectan a otras ramas de la Administración Pública. Pero, en el caso de los médicos, hay que añadir que cada vez hay menos profesionales para cubrir los puestos. Así, aseguran que en España hay hospitales donde el 25% de las plazas de médico están desiertas por la falta de candidatos. Señalan a comunidades con «cientos de plazas de médicos de familia desiertas, como ocurre en Madrid».

El sindicato lamenta que el ministro Iceta no haya contado con los representantes de los médicos en la negociación sobre la temporalidad de los trabajadores públicos

Según recoge un informe del equipo de Economía y Salud de la Universidad de Las Palmas encargado por el Ministerio de Sanidad en 2018, el problema de déficit de médicos se irá agravando hasta 2030. Habrá especialidades cuyo número de efectivos irá decreciendo y otras donde la demanda superará a la oferta de facultativos.

En 2020, en plena pandemia, con cifras de antes de la irrupción del Covid-19, la falta de médicos superaba ya el 5%. El informe señala que entre 2025 y 2030 el déficit de facultativos llegará al 12%. A esto añaden que el estudio demográfico que hizo la Organización Médica Colegial (OMC) en 2018 recoge que la edad media del médico español es de 49,2 años. Con esta cifra, se espera que hasta 2028 se jubilen 70.000 facultativos.

Los médicos señalan «la singularidad» de la profesión, con déficit de facultativos y grandes diferencias entre comunidades autónomas

Por otro lado, CESM considera que el aumento de otras categorías profesionales tampoco va a solucionar el problema. Incluso, cuando la contratación de otras figuras en el sistema y su estabilización puedan ser necesarias. El sindicato señala que la disminución de médicos con respecto al resto de categorías en el SNS por no encontrar médicos «que quieran trabajar en las condiciones que ofrece el sistema público» no es una solución para las listas de espera «ni para el colapso crónico de la atención primaria y de muchas otras especialidades».

El 70% de las contrataciones fue de menos de un mes
El informe encargado por Sanidad a la Universidad de las Palmas en 2018 afirma que el número de contratos temporales de menos de un mes en los médicos en 2014 supusieron el 70% de las contrataciones. En 2017 sólo el 6,9% de los contratos de médicos de familia y el 9,4% del resto de especialidades fue indefinido (interinidades).

El número de contratos temporales de menos de un mes en los médicos en 2014 supusieron el 70% de las contrataciones

Por otro lado, según la encuesta de la OMC de 2018, el 27% de los médicos que trabajan para el SNS y no tienen una plaza en propiedad llevan entre 11 y 20 años trabajando y el 11,9% más de 20 años. La misma encuesta señala que sólo el 4% de los médicos con plaza en propiedad tiene menos de 40 años.

Además, según reconoce la Universidad de Las Palmas en su informe de 2018, los datos de la EPA objetivan que un 33,7% del empleo médico en la sanidad pública es temporal frente 20,6% en la sanidad privada. Además, incide en que no solamente el empleo es precario, sino que la mitad de los interinos llevan más de nueve años en esa situación. Para el sindicato «muestra claramente una cronificación de la temporalidad«.

Grandes diferencias entre comunidades
CESM incide en la «fragmentación del SNS», algo que «agrava más el problema» porque hay importantes diferencias en la frecuencia de las ofertas públicas de empleo para médicos y en los concursos de traslados. Tampoco la tasa de facultativos por 100.000 habitantes es igual, con 243,5 médicos en Comunidad Valenciana y 468,11 en Cataluña.

La tasa de médicos por 100.000 habitantes es variable: de los 243,5 en Comunidad Valenciana a los 468,11 en Cataluña

Del mismo modo, tampoco es uniforme la tasa de temporalidad en las distintas comunidades autónomas. La tasa media en España es del 31,6%, pero hay comunidades como Canarias donde llega casi al 60%. Incluso dentro de cada comunidad hay diferencias; se registra un déficit mayor en centros periféricos que en otros situados en las capitales.

¿Qué soluciones son posibles?
Para CESM, cualquier solución que Iceta quiera dar a la temporalidad entre los médicos, además de la falta de profesionales y la variabilidad entre comunidades, deberá tener «una continuidad en el tiempo y contemplar sanciones a las Administraciones que incumplan los requisitos establecidos». Además, piden una oferta pública de empleo anual y sanciones para las administraciones que no las convoquen. También reclaman que desaparezca la tasa de reposición y se recuperen las plazas perdidas por esta tasa durante la crisis. De lo contrario, advierten, «se está poniendo en riesgo el futuro del SNS y de la asistencia sanitaria pública en España».

Noticias complementarias: