Inicio ASP Elisa Tarazona (directora general de Ribera Salud): Ya no hay amparo legal...

Elisa Tarazona (directora general de Ribera Salud): Ya no hay amparo legal para la reversión del Hospital de Torrevieja

Elisa Tarazona

..Redacción.
Elisa Tarazona es la directora general del grupo Ribera Salud. Además, es médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria con una dilatada experiencia en gestión sanitaria. El interés ideológico pareció estar por encima del económico en la reversión del Hospital de Alzira. El grupo que ahora dirige Elisa Tarazona era el que tenía la concesión de ese centro. Ahora, el Tribunal Supremo ha confirmado que hace falta un informe económico para activar el proceso de reversión de servicios concesionales. La propia Elisa Tarazona explica en iSanidad lo que significa ahora.

¿Cómo ha pasado el grupo Ribera los primeros meses de la pandemia?, ¿han tenido que incrementar personal o suspender actividad?
Desde el inicio de la pandemia, en el grupo sanitario Ribera hemos apostado por un liderazgo clínico en la gestión de esta crisis y hemos puesto en valor tres de los ejes que nos definen como organización: adaptación, anticipación e innovación. Esto nos han permitido priorizar la seguridad de nuestros profesionales y pacientes, y mantener la actividad asistencial para pacientes Covid y no Covid, tanto presencial como online, con ayuda de la tecnología que ya teníamos en marcha antes de la pandemia, con el uso y el impulso de la inteligencia artificial y aplicando modelos predictivos para tratar de ir un paso por delante del virus y ofrecer la mejor atención a nuestros pacientes.

Elisa Tarazona explica que el grupo Ribera, desde el inicio de la crisis, ha apostado por la adaptación, la anticipación e innovación

¿Son conscientes de esto las administraciones?, ¿saben el esfuerzo que ha hecho el grupo?
Por supuesto que sí. Siempre hemos ofrecido nuestra sincera colaboración a la administración, pero más aún desde el inicio de la pandemia. Creemos que es fundamental que las autoridades sanitarias cuenten con todos los recursos, públicos y privados, en la lucha contra esta pandemia, tanto en la atención de pacientes Covid como no Covid. También en la administración de las vacunas y en otros problemas de gran impacto para la salud pública, como la gestión de las listas de espera, que por desgracia se han incrementado con esta situación en muchos hospitales, pero no en los que gestiona el grupo Ribera, porque no hemos parado la actividad. Es fundamentar apelar una vez más a la colaboración público-privada y sería deseable una mejor coordinación de las autoridades sanitarias con todos los agentes implicados.

Recientemente el Tribunal Supremo ha anunciado que no se podrá realizar ninguna reversión por cuestiones ideológicas, ¿es eso lo que pasó en Alzira?, ¿podría pasar más veces?
La sentencia del Tribunal Supremo es extremadamente importante porque anula la sentencia del TSJ de Valencia que dijo que no hacía falta un informe económico para activar el proceso de reversión de servicios concesionales y que un gobierno podía tomar las decisiones que considerase, sin tener en cuenta otras consideraciones como las económicas, presupuestarias y financieras. Ahora, la sentencia del TSJ de Valencia ha sido anulada y ha dejado sin amparo legal el modelo de reversión previsto para Torrevieja por la Conselleria. Hecho que demuestra la improvisación del Gobierno valenciano en medio de la mayor crisis sanitaria de la historia. Hasta la fecha, no se ha aportado ningún informe que justifique la repercusión y efectos financieros de esta decisión.

El único informe económico oficial que existe sobre el Hospital de Alzira concluyó que era un 30% más eficiente, generando un ahorro de 45 millones

El único informe económico oficial que existe, como saben, es el de la Sindicatura de Cuentas, que encargó el propio gobierno valenciano del Botánic y que concluyó que este hospital es un 30% más eficiente, generando un ahorro de 45 millones al año para la Administración Pública y ofrece mejores resultados de salud y satisfacción al ciudadano.

Ahora, a partir de esta doctrina Ribera Salud, hay más garantías jurídicas. Esta es la gran aportación de esta sentencia.

Este modelo concesional, ¿tiene vigencia todavía, en pleno S. XXI?
Desde Ribera, defendemos la validez del modelo concesional y de la colaboración público-privada en general siempre, y más ahora en el contexto de la pandemia. Siempre hemos estado abiertos a adaptar el modelo y sus condiciones. Pero este es un modelo que funciona, y se ha demostrado con datos propios y de auditorías externas. Además, es un caso de estudio de la Harvard Business School y la calidad está acreditada por diferentes organismos nacionales e internacionales, entre otros por la exigente Joint Comission International.

Elisa Tarazona aaegura que el modelo concesional funciona y se ha demostrado con datos propios y de auditorías externas

¿Qué dicen las encuestas de satisfacción que conoce sobre el modelo Alzira?, ¿piensa que al paciente le interesa mucho saber quién gestiona un hospital si es público
Nosotros hacemos periódicamente encuestas de satisfacción entre profesionales y a los pacientes y la satisfacción supera el 90%. Además, son cifras que coinciden con el informe de la Sindicatura de Cuentas, en ese caso, para el Hospital de Torrevieja. Porque nosotros no nos conformamos y nuestro objetivo es siempre mejorar, ofrecer un servicio excelente, la mejor tecnología, telemedicina al alcance de todos y nuevos modelos predictivos basados en inteligencia artificial, además de instalaciones adaptadas en las que todos los pacientes, también los que tienen alguna diversidad funcional, se sientan bien atendidos. Además, apostamos cada día por facilitar un entorno laboral flexible a nuestros profesionales, con una clara apuesta por la igualdad y la conciliación y que facilite su crecimiento profesional y humano. La realidad en el Hospital de la Ribera tres años después de su reversión a la gestión pública directa es que se han triplicado las listas de espera, se ha reducido la actividad asistencial y hay una conflictividad laboral permanente.

Las encuestas de satisfacción que hacemos periódicamente entre profesionales y pacientes dan un ratio que supera el 90%

¿Cuál es el futuro de Ribera Salud?, ¿pasa solo por el modelo concesional o se plantean más opciones?
Tenemos definida una estrategia de crecimiento y extensión de nuestro modelo de salud responsable, que comenzamos hace ya varios años con la incorporación al grupo de hospitales como Ribera Povisa, Ribera Polusa y Ribera Juan Cardona en Galicia; Ribera Santa Justa y Ribera Almendralejo en Extremadura; y Ribera Hospital de Molina, en la Región de Murcia. Nuestro objetivo es extender nuestra filosofía y valores tras 20 años de experiencia en el sector público. Fuimos los líderes del modelo de colaboración público-privado concesional, un modelo moderno e innovador, que es un referente nacional e internacional. Tenemos que ser capaces de dar respuesta y soluciones a las necesidades que tienen los ciudadanos y los pacientes, independientemente de quién financia.

Noticias complementarias

Compartir