Inicio ASP Detectan una nueva variante del SARS-CoV-2 en Sudáfrica con «novedosas mutaciones»

Detectan una nueva variante del SARS-CoV-2 en Sudáfrica con «novedosas mutaciones»

variante-nueva-sudafrica-mutaciones

..Gema Maldonado.
Fue detectada el pasado mes de mayo por la Red de Vigilancia Genómica de Sudáfrica, que la ha monitorizado hasta ahora. Es una nueva variante del virus SARS-CoV-2, denominada por el momento C1.2, que presenta numerosas mutaciones y cuya frecuencia ha sido baja durante estos meses, no supone más del 2% de los contagios. Pero el Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Sudáfrica (NICD, por sus siglas en inglés), ya alertó de su circulación a la organización Mundial de la Salud (OMS) el pasado mes de julio, así como de las «novedosas mutaciones» que caracterizan a este nuevo linaje.

La variante denominada C1.2 se detectó en Sudáfrica en mayo y presenta numeras mutaciones. Por el momento no supone más del 2% de los contagios

Este mismo lunes, el NICD informaba de que la Red de Vigilancia Genómica está evaluando el impacto que pueden tener en la epidemia las nuevas mutaciones halladas en la variante. Aunque se muestran «cautelosos», sospechan que la evolución del virus en esta nueva variante «podría evadir parcialmente la respuesta inmune». En cualquier caso, consideran que las vacunas «seguirán ofreciendo altos niveles de protección contra la hospitalización y la muerte». Desde la OMS no han declarado la nueva variante como preocupante (VOC, por sus siglas en inglés) ni de interés (VOI), ya que por el momento no cumple con los criterios necesarios para entrar en esta clasificación.

¿Qué se sabe sobre la nueva variante?
Según el estudio realizado por un amplio grupo de investigadores que forman parte de la Red de Vigilancia Genómica de Sudáfrica, la variante se detectó durante la tercera ola de infecciones en este país y ya circula en seis de sus nueve provincias. Además se ha identificado en otros siete países de distintos continentes: República Democrática del Congo, Mauricio, China, Nueva Zelanda, Inglaterra, Suiza y Portugal.

Los científicos sospechan que las mutaciones de la nueva variante hallada en Sudáfrica  «podría evadir parcialmente la respuesta inmune» y asociarse a una mayor transmisibilidad

La investigación, publicada como preprint, aún si revisar por pares, señala que la variante C.1.2 incluye numerosas mutaciones que ya se han identificado en otras, como la Alfa, Beta, Delta y Gamma, consideradas variantes de preocupación, y en las denominadas Kappa, Eta y Lambda, clasificadas como de interés. En concreto, enumeran las mutaciones R190S, D215G, N484K, N501Y, H655Y y T859N, y las deleciones Y144del, L242-A243del. Todas ellas se asocian a una mayor transmisibilidad y a una menor sensibilidad a los anticuerpos neutralizantes.

Pero también han hallado nuevas mutaciones dentro del N-terminal de la nucleocápside del virus (NTD) y en la región de la unión al receptor (RBD). Además, señalan la mutación N679K, adyacente al sitio de escisión de la proteína furina. Estas son «las de mayor preocupación», explican, por su posible afectación a la sensibilidad a la neutralización y a su capacidad replicativa.

La variante también se ha secuenciado en República Democrática del Congo, Mauricio, China, Nueva Zelanda, Inglaterra, Suiza y Portugal

Los autores del artículo señalan que muchas de estas mutaciones se asocian a una mejor unión del virus con el receptor ACE2 y a una «actividad neutralizante reducida». Razones por las que destacan que «constituye un motivo suficiente de preocupación para la transmisión continua de esta variante». Los científicos ahora se centran en determinar el impacto funcional de estas mutaciones y en investigar si su combinación otorga a esta nueva variante una «ventaja de aptitud replicativa» con respecto a la Delta.

Noticias complementarias: