Inicio ASP Mariano Barbacid: «Hoy en día secuenciar 400 genes del cáncer cuesta unos...

Mariano Barbacid: «Hoy en día secuenciar 400 genes del cáncer cuesta unos 500 euros»

mariano-barbacid-cnio-genes-cáncer

..Gema Maldonado (Zaragoza).
El profesor de Oncología Molecular del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) Mariano Barbacid ha ofrecido la conferencia inaugural del 43 Congreso Nacional de Semergen, en la que ha incidido en la importancia de «que en los hospitales se implementen los análisis moleculares» para identificar las mutaciones genéticas de cada tipo de cáncer, mediante técnicas de ultrasecuenciación, que ya tienen «un precio asequible», hasta el punto de que «hoy secuenciar 400 genes en cáncer cuesta unos 500 euros».

Suponen la mayor parte de los genes que aparecen mutados en los distintos tipos de cáncer identificados hasta ahora, y que Barbacid cifró en algo más de 500. Pero, «por el momento, solo un número limitado de ellos son farmacológicamente abordables. Esto nos dice que tenemos trabajo por delante por bastantes años», reconoció. Aunque en la atención primaria contar con técnicas de secuenciación «sí es muy complicada», para cualquier servicio de oncología de un hospital «no lo es».

El profesor Barbacid apuntó que «la medicina de precisión no es nadie sin la estratificación molecular de los tumores. Es absolutamente necesario hacer el diagnóstico molecular»

El Dr. Barbacid, uno de los investigadores en cáncer más reconocidos del mundo, explicó en su ponencia los últimos avances en inmunoterapia y medicina de precisión. Y esta última «no es nadie sin la estratificación molecular de los tumores. Por tanto, es absolutamente necesario hacer el diagnóstico molecular«.

El investigador explicó que en las dos últimas décadas «se ha producido una auténtica revolución en las terapias» frente al cáncer, pero quiso destacar la primera estrategia contra la enfermedad: la prevención, primero, y la detección temprana, después. «En primer lugar educar a la población sobre el riesgo del tabaco, es absolutamente fundamental», señaló. Después, el diagnóstico temprano. «La gran mayoría de cánceres son curables siempre que se detecten antes de que hayan metastatizado».

Son más los 500 genes mutados que se han identificado en cáncer según ha explicado Mariano Barbacid

Es en este punto donde la atención primaria «puede jugar un papel muy portante reconociendo a aquellas personas que puedan estar empezando a padecer un cáncer o informándole de cómo ellos mismos pueden detectar la posible presencia de un tumor». Pero no ha pasado por alto la carga de trabajo de los médicos de familia. «Ya he oído que lo que os faltan no son ecógrafos, sino tiempo, y es difícil reconocer si una persona tiene cáncer sin tiempo», añadió.

Durante su disertación, el Dr. Barbacid hizo un recorrido por los sucesivos avances en medicina de precisión y su capacidad para que la industria y la academia puedan desarrollar fármacos selectivos contra las proteínas producidas por los genes mutados en cada tipo tumoral. Desde la aprobación del primer anticuerpo monoclonal dirigido contra el receptor HER2 en algunos cáncer de mama, hasta la reciente aprobación en el mes de mayo un fármaco selectivo contra el oncogen K-RAS, aunque solo en una de sus mutaciones, la G12C. «Es un gran hito porque llevábamos más de 40 años esperando este momento», ha afirmado.

«La atención primaria puede jugar un papel muy portante reconociendo a aquellas personas que puedan estar empezando a padecer un cáncer»

En segundo lugar, se centró en la inmunoterapia, «uno de los principales avances en oncología», que se complementa con la medicina de precisión y tiene menos resistencias que esta. «El descubrimiento de los checkpoints que utilizan algunos tumores para desactivar el sistema inmune y hacerse invisible, ha permitido desarrollar la inmunoterapia o lo que conocemos en términos científicos como inhibidores de checkpoints», explicó. Sin embargo, hasta ahora solo dos de estos checkpoints han funcionado en la clínica. Son el complejo ctla-4/b7.1 y, sobre todo, el pd-1/pdl-1.

«Basándose en los estudios que han descubierto estos checkpoints, la industria ha desarrollado anticuerpos monoclonales que bloquean la inhibición de los linfocitos T citotóxicos para que puedan atacar a las células tumorales». Nivolumab, pembrolizumab, atezolizumab o ipilimumab ya se utilizan como inmunoterapia.

«En las dos últimas décadas se ha producido una auténtica revolución en las terapias frente al cáncer con la medicina de precisión y la inmunoterapia»

Pero también tiene limitaciones. El científico recordó que no son efectivos en muchos tipos de tumores y solo son efectivos en un número limitado de pacientes dentro de cada tipo de tumor. «Desgraciadamente no hay biomarcadores predictivos de respuesta», añadió, «y tampoco se sabe por qué unos pacientes responden y otros no».

Desde su experiencia, el profesor Barbacid cree que es necesario «tener un conocimiento molecular mucho más profundo». La limitación económica también supone un problema en la inmunoterapia. «El tratamiento cuesta unos 80.000 euros al año por paciente», algo que «es un problema para las cuentas de la seguridad social».

«El cáncer es un conjunto de muchas y muy distintas enfermedades y, sobre todo, sin investigación tanto preclínica como clínica, será imposible seguir avanzando»

El profesor del CNIO concluyó con un mensaje claro. «Es importante que la sociedad reconozca dos cosas: el cáncer es un conjunto de muchas y muy distintas enfermedades y, sobre todo, sin investigación tanto preclínica como clínica, será imposible seguir avanzando».

Noticias complementarias: