Inicio ASP Rafael Bengoa: «Se va a incrementar en un 20% la demanda en...

Rafael Bengoa: «Se va a incrementar en un 20% la demanda en la asistencia a las enfermedades de salud mental»

enfermedades-salud-mental

..Redacción.
Más de cuatro millones de personas en España sufren trastornos de salud mental y el 25% de la población lo tendrá en algún momento. Así, más de tres millones de personas tienen ansiedad y otros tres millones depresión. Además, más de la mitad de las personas con enfermedades de salud mental que necesita tratamiento no lo recibe o no recibe el adecuado. Por ello, Janssen, en colaboración con Cátedras en Red, ha organizado el I Foro Afectivo-Efectivo Salud Mental 2021. Durante el evento, los expertos han analizado el impacto del Covid-19 en la salud mental y han reflexionado sobre los restos de la atención a los pacientes con enfermedad mental tras la pandemia.

En este sentido, Marta Torres, periodista, ha destacado que «la pandemia ha puesto de manifiesto el valor de la salud mental. Por eso, el principal fin del Foro es analizar la realidad de la salud mental con esperanza y humanidad, vinculándolo al modelo Afectivo-Efectivo. Este modelo de atención sanitaria, protagonizado por el pacientes, puede servir de guía en un sistema que necesita seguir transformándose y humanizándose para atender a esta oleada».

El Modelo AE puede servir de guía en un sistema que necesita seguir transformándose y humanizándose para atender a esta oleada de trastornos mentales

Así, los expertos han destacado que el modelo AE en Salud Mental puede contribuir a una mejor atención sanitaria. Según Ramón Frexes, director de Relaciones Institucionales y RSC de Janssen, «el modelo AE en Salud Mental se basa en cuatro pilares: curar y cuidar; evidencia científica; humanidad y confianza y empatía«. Por su parte, el Dr. Celso Arango, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP), ha añadido que «como profesionales debemos ser capaces de canalizar el interés que existe por la salud mental para que en el futuro no cometamos los errores del pasado». Asimismo, el Dr. Arango ha añadido que «los trastornos mentales son muy complejos y con causas muy diversas. Por esta razón, debemos tratar a nuestros pacientes desde un abordaje multidisciplinar y trabajar trasversalmente». 

En este sentido, José Luis Poveda, Jefe de Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital La Fe, ha afirmado que «cuando se abordan temas complejos como la salud mental, es preciso hacerlo desde la multidisciplinariedad. Estamos ante un cambio cultural que pasa por incorporar al paciente como elemento decisivo».

Poveda: «Estamos ante un cambio cultural que pasa por incorporar al paciente como elemento decisivo»

«Sigue habiendo un cuello de botella que se llama accesibilidad. Tenemos tratamientos cada vez más innovadores, sin embargo el número de personas que acceden a este tipo de tratamientos es muy bajo. Por ello, debemos asegurar que estos tratamientos lleguen a las personas», ha apuntado el Dr. Arango.

Rafael Bengoa, Asesor Internacional de Sanidad y director de SI-Health, ha señalado que «en los próximos años, se va a incrementar en un 20% la demanda en la asistencia a las enfermedades de salud mental debido a la pandemia». En este sentido, ha aclarado que es importante que entendamos las enfermedades de salud mental como enfermedades igual de graves que las oncológicas o las cardiovasculares. «Las enfermedades de salud mental tienden a ser invisibles y están todavía muy estigmatizadas. Además el sistema no esta organizado para hacerlas visibles. Es importante que asegurar que tenemos un modelo asistencial de acuerdo a lo que necesitan este tipo de enfermos», ha manifestado.

Finalmente, Bengoa ha destacado la necesidad de hablar mucho sobre la salud mental para acabar con el estigma. «Asimismo, es importante estratificar a la población en salud mental. Hay que descubrir a los pacientes en riesgo, hacer que vengan al sistema y clasificarlos en función de la gravedad.  Hay que tener a este tipo de personas en el pico de la pirámide y estar siempre en contacto con ellos. Por último, es necesario tener unos sistemas de conexión digital entre los profesionales y los pacientes a través de la medicina no presencial. Necesitamos una mejor integración entre  atención primaria, hospitalaria y servicios sociales».

Noticias complementarias: