Inicio ASP Los neumólogos piden que se aplique el cribado del cáncer de pulmón...

Los neumólogos piden que se aplique el cribado del cáncer de pulmón que anunció el Ministerio de Sanidad

Desde Separ consideran que la evidencia científica apoya la aplicación de estos programas en Europa

Cribado-cáncer-de-pulmón

..C.C.
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunció hace unos días que se está estudiando la posibilidad de poner en práctica el cribado de cáncer de pulmón en España. Para los neumólogos esta sería una buena noticia, aunque piden que “realmente” se lleve a cabo y no quede solo en una posibilidad. Así, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) considera que debe implantarse “sin dilación” este cribado ya que el cáncer de pulmón es muy prevalente en nuestro país y altamente mortal. Además, aseguran que la evidencia científica apoya la aplicación de estos programas en Europa.

En concreto, los neumólogos se refieren a los dos estudios randomizados más importantes realizados hasta ahora en Europa, el estudio MILD, liderado desde Italia; y el NELSON, desde Bélgica. Ambos han demostrado una reducción del 26% de la mortalidad tras diez años de seguimiento a casi 16.000 individuos.

Dr. Carlos A. Jiménez: “Apelamos a la voluntad política para que verdaderamente se aplique el cribado de cáncer de pulmón y, además, se haga cuanto antes dado que han demostrado beneficios clínicos”

El cáncer de pulmón es una pandemia evitable. Desde Separ queremos trabajar en dos frentes para conseguir disminuir los casos y la mortalidad por este cáncer; mediante el impulso de estrategias para conseguir que cada vez más personas dejen de fumar. Pero ahora también mediante la defensa de la implantación de programas de cribado del cáncer de pulmón. Apelamos a la voluntad política para que verdaderamente se aplique el cribado de cáncer pulmonar y, además, se haga cuanto antes, dado que han demostrado beneficios clínicos”, reclama el Dr. Carlos A. Jiménez, presidente de Separ.

Durante los cinco primeros meses de 2020, coincidiendo con la pandemia de Covid-19, el cáncer de pulmón fue la segunda causa de muerte en España entre los hombres, con una tasa de 30 fallecimientos por cada 100.000 habitantes, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Asimismo, la mortalidad en Europa por este tipo de cáncer sigue aumentando. De hecho, el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) recopiló los datos de un estudio de la European Society for Medical Oncology (ESMO) en el que se señala que, en 2015, la mortalidad bajó un 10% en los hombres, pero está aumentando de forma preocupante en mujeres.

Para finales de 2021 se espera que la tasa de mortalidad en mujeres pase de 13,6 casos por cada 100.000 habitantes registrados en 2015 a los 14,5 en 2021

En este sentido, para finales de 2021 se espera que la tasa de mortalidad entre las mujeres pase de 13,6 casos por cada 100.000 habitantes registrados en 2015 a los 14,5 por cada 100.000 habitantes en 2021, por lo que la mortalidad por cáncer de pulmón habrá aumentado un 6,5% entre las mujeres de 2015 a 2021.

Beneficios del cribado
Con estos datos sobre la mesa, desde Separ insisten en los beneficios que supone contar con un programa de cribado de cáncer de pulmón. Por un lado, el estudio norteamericano NSLT ya demostró una reducción global de la mortalidad por cáncer de pulmón directamente atribuible al cribado de esta enfermedad. Por otra parte, en Europa, los estudios científicos realizados confirman este resultado e incluso lo mejoran. En concreto, avalan la aplicación del cribado de cáncer de pulmón en población europea y, por tanto, española.

El 50% de los tumores de pulmón detectados con el cribado en el estudio Nelson se encontraban en estadio inicial, en comparación con un 75% de estadios avanzados en el grupo control

Así, los resultados del estudio Nelson indican una mayor reducción de la mortalidad con criterios de inclusión más liberales que los del NLST y con menos hábito tabáquico a sus espaldas. Esta investigación también revela que el cribado es una herramienta de detección eficaz, capaz de reducir la mortalidad por cáncer de pulmón en hombres en un 26% tras diez años de seguimiento.

Por último, los neumólogos de Separ recuerdan que el 50% de los tumores de pulmón detectados con el cribado en el estudio Nelson se encontraban en estadio inicial, en comparación con un 75% de estadios avanzados (III o IV) en el grupo control. Estos resultados son similares a los que aportan estudios posteriores como el MILD en Italia.

Noticias complementarias