Inicio ASP Las comunidades autónomas presentan una «nula planificación estratégica» en atención domiciliaria

Las comunidades autónomas presentan una «nula planificación estratégica» en atención domiciliaria

..J.P.R.
La implantación de la asistencia sanitaria a domicilio se ha visto lastrada por la crisis del coronavirus. A día de hoy las comunidades autónomas presentan una «nula planificación estratégica» en atención domiciliaria. Es una de las conclusiones del estudio Modelo de futuro: tecnología domiciliaria para el apoyo de la atención social y sanitaria, elaborado por la Fundación Edad & Vida y la Fundación Tecnología y Salud. Esta iniciativa se enmarca dentro del Proyecto Homecare que pretende concienciar a las autoridades sanitarias sobre la importancia de la tecnología sanitaria en el ámbito domiciliario.

«Las comunidades autónomas están en proceso de cambio de sus planes sociosanitarios. Estos se han visto retrasados con la irrupción de la pandemia, ya que tenían que haberse renovado en 2019 o 2020», relata Raúl Vaca, coordinador técnico de la Fundación Edad&Vida y uno de los coordinadores del informe.

Un estudio de Fundación Edad & Vida y la Fundación Tecnología y Salud evidencia la escasa planificación de la atención domiciliaria en las comunidades

Durante la presntación del estudio, Vaca ha señalado que no existen en la actualidad mecanismos de relación entre los distintos niveles que participan en la asistencia domiciliaria, tampoco entre atención primaria y especiliazada. La dificultad para compartir información no solo se produce entre niveles asistenciales, sino también entre comunidades autónomas. «En cuanto a los sistemas de información y tecnología existe una dificultad importante para compartir información. Entre los diferentes servicios y niveles apenas se comparten datos. Hay un problema por la privacidad y también los sistema de diferentes comunidades autónomas no son interoperables», destaca.

La diferencia va más allá de una cuestión territorial. La comunicación entre salud y los servcios sociales es escasa también. «Vemos que la información que se extrae de los servicios sociales no siempre se puede compartir con la atención sanitaria. Es un error porque podrían ayudar a mejorar la calidad de vida», añade el coordinador técnico de la Fundación Edad&Vida. «Es necesario desarrollar mecanismos y protocolos para compartir información y experiencias de éxito de una comunidad autónoma. Resulta importante que los profesionales puedan compartir y seleccionar buenas prácticas», añade.

La secretaria del Patronato de la Fundación Tecnología y Salud, Margarita Alfonsel,
destaca «la importancia de este tipo de atención es máxima, porque compatibiliza un adecuado control de la enfermedad con la integración de la misma en la vida diaria de los pacientes y de su entorno social y familiar, ya que, de la mano de la Tecnología Sanitaria, hoy en día es posible que los pacientes estén muy lejos y al mismo tiempo muy cerca de sus hospitales”. Y también recalca el potencial de la atención domiciliaria para aliviar la carga asistencial de un sistema especialmente tensionado tras la pandemia, “ventajas y
oportunidades que deberían ser exploradas desde la visión compartida con los Servicios
de Salud, los profesionales sanitarios, los pacientes y las empresas de tecnología sanitaria”.

Noticias complementarias: