Inicio ASP Dra. Rocío Cerero: «La misión de los que nos dedicamos a la...

Dra. Rocío Cerero: «La misión de los que nos dedicamos a la medicina oral es diagnosticar el cáncer muy temprano»

Presidenta de la Sociedad Española de Medicina Oral (SEMO)

Dra.-Rocío-Cerero

..Redacción.
La Dra. Rocío Cerero, presidenta de la Sociedad Española de Medicina Oral (SEMO), participó en el 50º Congreso Sepes 2021, celebrado entre el 9 y el 11 de octubre en Madrid, con una ponencia dedicada a tratar una serie de pautas para mejorar la vida de los pacientes oncológicos. «La misión de los que nos dedicamos a la medicina oral es diagnosticar el cáncer oral muy temprano. Con gran satisfacción puedo decir que casi todos los pacientes diagnosticados con cáncer de forma precoz sobreviven, muchos de ellos con radioterapia», señaló.

Dra. Rocío Cerero: «Casi todos los pacientes diagnosticados con cáncer de forma precoz sobreviven, muchos de ellos con radioterapia»

El congreso anual de la Sociedad Española de Prótesis Estomatológica y Estética (Sepes), reunió a más de 2.500 congresistas bajo el lema ‘Por un paciente feliz’. Durante su intervención, la presidenta de SEMO dividió a los pacientes oncológicos en dos grupos: pacientes con cáncer de cabeza y cuello y pacientes con cáncer en cualquier localización. Según apuntó, los pacientes con cáncer de cabeza y cuello son más complicados. «Son pacientes que les van a hacer una cirugía en la boca, van a tener una deformidad y les van a dar radioterapia en este territorio y esto va a tener consecuencias», dijo.

A los pacientes que tienen un cáncer en cualquier otro sitio del organismo se les va a aplicar quimioterapia y es interesante conocer si van a recibir medicamentos relacionados con la osteonecrosis o no. «Siendo dentistas vamos a tener diferente enfoque de estos pacientes», matizó, recalcando la importancia de evitar extracciones posteriores en los pacientes que reciban estos medicamentos.

«Cuando se acaba la quimioterapia se acaban los problemas bucales, lo cual es estupendo», destacó la presidenta de SEMO

La Dra. Rocío Cerero afirmó que después del tratamiento solo hay secuelas cuando se ha usado radioterapia. «Cuando se acaba la quimioterapia se acaban los problemas bucales, lo cual es estupendo», indicó. En cambio, los pacientes con cáncer de cabeza y cuello sí que van a tener más secuelas a largo plazo. La más importante a consecuencia de la radioterapia es una hiposialia importante, que da lugar a caries en los dientes, una mucosa más frágil… «En estos pacientes es importantísimo que luego no haya que hacerles ninguna extracción. Los que toman medicamentos relacionados con osteonecrosis solamente en un porcentaje pueden producirla, pero los que están sometidos a radioterapia el 100% tienen ese riesgo», expuso.

Así, informó de que cuando una persona ha tenido un tratamiento de radioterapia tiene que estar en el dentista cada 6 meses porque le van a aparecer caries al no tener saliva. Por ello, explicó «tiene que seguir manteniendo una higiene importante: flúor, clorhexidina para las encías, intentar no hacer extracciones ni colocar implantes antes de un año y, después de esa fecha, con  consentimiento informado porque el hueso se ha quedado siempre un poco tocado». Para la presidente de SEMO, el dentista puede hacer bastante antes, durante y después del tratamiento. «El odontólogo es importante en el paciente oncológico para contribuir a su felicidad», destacó.

Rocío Cerero: «El odontólogo es importante en el paciente oncológico para contribuir a su felicidad»

Mucositis, osteonecrosis y falta de saliva
Además, la Dra. Rocío Cerero ha detallado las tres áreas donde más pueden incidir desde la odontología para ayudar a los pacientes con cáncer: mucositis, osteonecrosis y la falta de saliva o boca seca. En primer lugar, aseguró que la mucositis afecta mucho a la calidad de vida de los pacientes y en grados más severos se puede ver comprometida incluso la nutrición. «Que haya un peor estado de salud oral previo, incluida la gingivitis por placa, contribuye a que la mucositis se produzca con más frecuencia. Nosotros podemos actuar en los grados 1 y 2, los más frecuentes», manifestó.

Para el manejo de la mucositis hay un consenso de agencias internacionales que establece varias pautas. El paciente debe estar bien hidratado, evitar estímulos, eliminar las prótesis removibles (en muchos casos) y limpiarlas muy bien, tener una buena higiene oral, utilizar la técnica interproximal y cualquier enjuague sin alcohol. «Además, suele ser muy útil y recomiendo mucho que el paciente se enjuague de vez en cuando con cubitos de hielo». También añadió que se puede aplicar el láser de baja intensidad, que «funciona bastante bien», o analgésicos, pero no antiinflamatorios no esteroideos. En cuanto a enjuagues, precisó que la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) recomienda la bencidamina.

«Que haya un peor estado de salud oral previo contribuye a que la mucositis se produzca con más frecuencia»

Por otro lado, la Dra. Rocío Cerero subrayó que es muy importante tener en cuenta la osteonecrosis en pacientes con cáncer. «Nuestro principal objetivo es que no haya que hacer extracciones durante el tratamiento, y en algunos casos, por ejemplo en la radioterapia, tampoco en el año posterior y con fármacos como los bifosfonatos en un tiempo. Sería muy bueno que los pacientes visitaran al dentista antes del tratamiento oncológico. Si nos visitan tenemos que dejar esa boca preparada para que luego no haya que hacer extracciones», explicó.

En este sentido, la presidenta de SEMO enumeró los tipos de medicamentos que pueden producir osteonecrosis y están incluidos en la inmunoterapia: antirresortivos, antiangiogénicos y inmunomoduladores. «La cirugía dentoalveolar es el factor de riesgo precipitante más importante», remarcó. Estos pacientes a veces también reciben corticoides por el tratamiento oncológico, lo que aumenta el riesgo. Según se puso de manifiesto en la ponencia, la edad, el sexo y el tabaco no son factores consistentes. La osteonecrosis por medicamentos tiene estadio 1, 2 y 3.

«Sería muy bueno que los pacientes visitaran al dentista antes del tratamiento oncológico»

Según un estudio que llevaron a cabo en el Hospital de Día de La Paz, el 90% de pacientes donde se pone quimioterapia reportaba una alteración de la saliva leve y solo mientras el tratamiento. «Se puede tratar con las medidas habituales: dentífricos de boca seca, enjuagues de ácido hialurónico, estimulación con chicle y caramelos sin azúcar con xilitol. Todo eso es suficiente», resaltó.

En cambio, la hiposialia que queda después de una radioterapia de cabeza y cuello, dependiendo de qué tipo, es mucho más severa. «Generalmente permanece por lo menos un año y no es suficiente con las medidas de estimulación. En ese tipo de hiposialia está justificado pautar pilocarpina a 5mg 3 veces al día. Puede ir bien. También hay dispositivos ahora que estimulan el nervio, con lo cual estimulan la producción de saliva», señaló.

La Dra. Rocío Cerero recordó la importancia de vigilar la higiene dental en pacientes con hiposialia auténtica después de radioterapia. «Van a tener caries enormes y en sitios no habituales. La mucosa va a estar mucho más fastidiada y es frecuente que haya candidiasis o úlceras. Hay que estar todo el rato detrás de que no pierda los dientes por caries. Tampoco hay mucho que hacer de forma preventiva», concluyó.

Noticias complementarias