Inicio ASP Los dispositivos de avance mandibular (DAM), la principal alternativa terapéutica en el...

Los dispositivos de avance mandibular (DAM), la principal alternativa terapéutica en el tratamiento del síndrome de apnea del sueño

..Victoria Guillén.
Los dispositivos de avance mandibular (DAM) son aparatos intraorales que se usan mientras se duerme. Estos actúan avanzando mecánicamente la posición mandibular y lingual durante el sueño, incrementando la permeabilidad de la vía aérea superior y disminuyendo su colapsabilidad. Además, logran una corrección de las apneas y de los ronquidos. “Es un dispositivo mecánico que va en el maxilar superior-inferior del paciente. Gracias a él se consigue una tracción hacia delante del maxilar inferior para lograr un aumento del perímetro de la vía aérea superior del paciente. De esta manera se evitan ronquidos y apneas del sueño leves o moderadas”, ha señalado el Dr. Rafael Marulanda Melo, médico especialista en neumología del Hospital la Luz y del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo.

El dispositivo DAM incrementa la permeabilidad de la vía aérea superior y disminuye su colapsabilidad, logrando una corrección de apneas y ronquidos

Así, el Dr. Marulanda, ha explicado en Doryos, una plataforma digital de conocimiento médico hecha por y para médicos, el funcionamiento del DAM como principal alternativa a la CPAP en el tratamiento del Síndrome de Apnea del Sueño (SAHS). En este sentido, tras el diagnóstico del SAHS, es necesario contar con dentistas u ortodoncistas con experiencia pata valorar el candidato, la elección del dispositivo adecuado y su ajuste. “Es importante confirmar la resolución de la apnea mediante un estudio de sueño. Actualmente, existe suficiente evidencia para afirmar que los DAM mejoran el ronquido, la estructura del sueño, la excesiva somnolencia diurna y el índice de apnea cuando se compara con placebo”, ha aclarado el Dr. Marulanda. Así, con este dispositivo se consiguen índices de apnea menores a cinco en la mayoría de los casos. Concretamente, en el 19-75% de los pacientes.

Dr. Marulanda: “Los DAM mejoran el ronquido, la estructura del sueño, la excesiva somnolencia diurna y el índice de apnea cuando se compara con placebo”

Sin embargo, la CPAP es superior para corregir el índice de apnea. Además, es casi el doble de eficaz para conseguir un índice de apnea menor a diez. Desde el punto de vista sintomático, los dispositivos de avance mandibular son tan eficaces como la CPAP para mejorar la calidad de vida y la excesiva somnolencia diurna. Según ha indicado el especialista, “La evidencia de los DAM sobre el riesgo cardiovascular es muy escasa. El efecto sobre la presión arterial, aunque parece positivo con una reducción de dos milímetros similar a la obtenida con CPAP, presenta la limitación de basarse en estudios observacionales. Tampoco existen trabajos que analicen su efecto sobre otras variables cardiovasculares o aporten resultado a largo plazo”.

Por otra parte, la adherencia parece ser mejor con DAM que con CPAP, aunque el cumplimiento es subjetivo en casi todos los trabajos. Además, se reduce con el tiempo, ya que solo la mitad de los pacientes siguen usándola tras cuatro años de tratamiento. “En la mayoría de los trabajos comparativos, los pacientes suelen preferir los DAM. Entre las variables predictoras de éxito con DAM, están el que sean elaborados a medida frente a los prefabricados y el grado de protrusión de la mandíbula. Desde el punto de vista del paciente, aquellos con un menor índice de masa muscular, de sexo femenino, con apneas posturales y que son menos severos, son los que tienen mayores probabilidades de éxito con este tratamiento”, ha apuntado el Dr. Marulanda.

Es necesario contar con dentistas u ortodoncistas con experiencia para valorar el candidato, elección del dispositivo adecuado y su ajuste

En relación con los efectos secundarios, son frecuentes y ocurren en la mitad de los casos. Estos suelen ser leves y se resuelven espontáneamente en semanas. Sin embargo, el uso a largo plazo de los DAM puede producir alteraciones dentales, disfunción en la articulación temporomandibular y cambios en la evolución. Para minimizar los riesgos, el Dr. Marulanda ha afirmado que “es fundamental la correcta selección de los candidatos al tratamiento y que sea realizado por expertos. La probabilidad de discontinuación del tratamiento debido a efectos secundarios es menor con DAM que con CPAP”.

Actualmente, la mayoría de las normativas y guías recomiendan el uso de los dispositivos de avance mandibular en casos de SAHS leve o moderado como alternativa a la SPAP. Así como en aquellos pacientes con SAHS grave que no toleran la CPAP. A pesar de estas recomendaciones, la falta de cobertura del Sistema Nacional de Salud ha llevado a la utilización muy escasa del DAM en nuestro país. En este sentido, el neumólogo ha declarado que “la utilización del DAM es España podríamos considerarla como anecdótica si tenemos en cuenta la elevada prevalencia del SAHS”.

Según el Dr. Marulanda, los DAM son la principal alternativa terapéutica a la CPAP

Finalmente, el Dr. Marulanda considera que “los DAM son la principal alternativa terapéutica a la CPAP. Esta comprobada su efectividad como tratamiento alternativo para el SAHS, pero hay que tener muy en cuenta su indicación y seleccionar adecuadamente a los pacientes. Asimismo, es necesario contar con dentistas u ortodoncistas con experiencia para valorar el candidato, la elección del dispositivo adecuado y su ajuste”.

Doryos
Doryos es una plataforma digital de conocimiento médico hecha por y para médicos. De todas las especialidades, desde un estudiante a un médico senior con diferentes formatos siempre audiovisuales, ágiles y atractivos. Liderado por médicos, impulsado por instituciones del sector sanitario y con un comité editorial que vela por la calidad de los contenidos.

Noticias complementarias: