Inicio ASP Dr. Javier Girón de Velasco: «La edad ideal para valorar un tratamiento...

Dr. Javier Girón de Velasco: «La edad ideal para valorar un tratamiento ortopédico o interceptivo son los 6 años»

Director general y cofundador de Moonz

Dr.-Javier-Girón-Velasco

..Redacción.
Moonz, grupo de centros especializados en ortodoncia infantil y odontopediatría, cumple 10 años apostando por la innovación y la educación en el ámbito médico-asistencial infantil. En este tiempo, el grupo ha atendido a más de 40.000 pacientes entre España y Reino Unido. En los próximos tres años Moonz tiene planeado triplicar el número de clínicas en territorio nacional e internacional. El Dr. Javier Girón de Velasco, director general y cofundador de Moonz recuerda en una entrevista con iSanidad que la edad ideal para valorar un tratamiento ortopédico o interceptivo son los 6 años. «Nuestra filosofía consiste en ofrecer la máxima calidad en los tratamientos, haciéndolos divertidos y educativos para nuestros pacientes, y lo más sencillo posible para sus padres», explica.

Dr. Javier Girón de Velasco: «Nuestra filosofía consiste en ofrecer la máxima calidad en los tratamientos, haciéndolos divertidos y educativos para nuestros pacientes, y lo más sencillo posible para sus padres»

Tras estos diez primeros años de andadura, ¿se han cumplido sus expectativas? ¿Cuáles serán los siguientes pasos?
Estamos muy orgullosos de celebrar nuestro décimo aniversario y del importante crecimiento que están experimentando nuestras clínicas. En estos 10 años de actividad, hemos alcanzado las 10 clínicas: contamos con siete centros en Madrid, uno en Bilbao, uno en Málaga (Marbella), y a nivel internacional, uno en Londres. En Madrid, nuestras últimas aperturas han sido las clínicas de Moonz Bernabéu (mayo), Moonz Arturo Soria y Moonz Boadilla del Monte (julio); Moonz Tres Cantos (septiembre) y Moonz Rivas-Vaciamadrid (octubre).

Para la apertura de Boadilla del Monte, tuvimos el placer de contar con la presencia de la presentadora Anne Igartiburu, quien acudió al evento de inauguración como madrina de los centros Moonz y fiel mamá de pacientes de las clínicas Moonz. En los próximos 3 años, tenemos prevista alcanzar los 30 centros y, además, la inversión prevista en equipamientos y tecnología, así como en nuevas clínicas entre 2021 y 2023, es de más de 5M€.

¿Qué peculiaridades y necesidades específicas tienen los pacientes infantiles? ¿Es necesario contar con profesionales especializados en la atención a niños y adolescentes?
Existen una serie de problemas que afectan al crecimiento facial e inciden en el desarrollo de algunas patologías, como, por ejemplo, los problemas transversales de los maxilares. Si este problema se trata a edades tempranas, los resultados pueden ser muy buenos y es posible conseguir que el problema de base ósea desaparezca. De hecho, aproximadamente un 20-30% de la población que no han abordado este problema a tiempo, suele presentar complicaciones de paladar estrecho, donde intervienen otras consecuencias asociadas a las vías aéreas superiores.

«Recomendamos que la primera visita al ortodoncista sea a los 6 años ya que en ese momento es donde se puede detectar un posible problema de desarrollo facial o de base ósea»

Nosotros recomendamos que la primera visita al ortodoncista sea a los 6 años ya que en ese momento es donde se puede detectar un posible problema de desarrollo facial o de base ósea y los especialistas podemos evaluar si es necesario llevar a cabo un tratamiento. Desde nuestra experiencia, los 6 años es la edad ideal para valorar un tratamiento ortopédico o interceptivo. En este sentido, trabajamos muy alineados con especialistas como por ejemplo los otorrinolaringólogos y pediatras.

¿La ortodoncia puede utilizarse para tratar otros problemas de salud más allá de la mala posición de los dientes?
Además de corregir la mala posición de los dientes, la ortodoncia sirve para corregir otros problemas como la falta de espacio, un problema muy común entre la población infantil. Probablemente, la gran evolución de la ortodoncia en los últimos 30 años haya sido la capacidad del ortodoncista en dividir entre objetivos ortopédicos y objetivos estrictamente ortodóncicos. Anteriormente, la falta de espacio se trataba mediante extracciones, pero ahora cuenta con otras soluciones ortopédicas. Además, hay otras problemáticas muy comunes como la mandíbula adelantada, la mordida abierta, la sobremordida o la mordida cruzada que se pueden afrontar desde un punto de vista ortopédico.

«Probablemente, la gran evolución de la ortodoncia en los últimos 30 años haya sido la capacidad del ortodoncista en dividir entre objetivos ortopédicos y objetivos estrictamente ortodóncicos»

¿Han notado un aumento de la preocupación de las familias por la salud oral de los niños?
Los padres de nuestros pacientes son conscientes de la importancia de cuidar los dientes de sus hijos y enseñarles buenos hábitos de limpieza bucodental desde que son pequeños, para que así desarrollen una buena salud bucodental, imprescindible para nuestra salud en general. En este sentido, nosotros insistimos que es fundamental llevar a los niños al dentista a partir de los 12 meses o incluso antes, para así detectar cualquier problema y acompañar a los padres en crear hábitos de higiene bucodental en sus hijos.

«Es fundamental llevar a los niños al dentista a partir de los 12 meses o incluso antes»

Como mínimo, se debe acudir una vez al año para que el dentista compruebe que los dientes de leche salen correctamente, estudie el correcto desarrollo de los huesos de la cara y la mandíbula, controlar y evitar hábitos, y detecte cualquier anomalía en la posición de los dientes. Además, una escasa limpieza o unos hábitos alimentarios equivocados pueden causar muchos problemas como la aparición de caries.

¿Por qué es tan importante para Moonz la experiencia de los niños en las clínicas?
En Moonz hemos comprobado que ofrecer un entorno favorable para los niños hace que la visita se convierta en una buena experiencia tanto para ellos como para sus padres. Por ese motivo, nuestra filosofía consiste en ofrecer la máxima calidad en los tratamientos, haciéndolos divertidos y educativos para nuestros pacientes, y lo más sencillo posible para sus padres.

«Ofrecer un entorno favorable para los niños hace que la visita se convierta en una buena experiencia tanto para ellos como para sus padres»

Nuestra intención es que el tratamiento se convierta en una experiencia inigualable desde que entran por la puerta y para ello, contamos con zonas de juego, máquinas de puntos y premios para motivar y divertir a los niños en su visita. Además, el equipo se vuelca al máximo en la educación de los niños durante los tratamientos, fomentando la creatividad, el desarrollo y la adquisición de buenos hábitos, dentro y fuera de la clínica.

Noticias complementarias