Inicio ASP El CGE advierte que los restos de medicamentos peligrosos en superficies pueden...

El CGE advierte que los restos de medicamentos peligrosos en superficies pueden causar cáncer en sanitarios

medicamentos-peligrosos-guia-restos-superficies

..Gema Maldonado.
El 80% de las 300.000 enfermeras que trabajan en la sanidad española, especialmente quienes trabajan en centros de día y en plantas de oncología, está cada día en contacto con medicamentos considerados peligrosos, sustancias que pueden ser causantes de cáncer o de problemas de fertilidad, entre otros, según ha alertado este lunes el Consejo General de Enfermería (CGE).

El 80% de las enfermeras que trabajan en la sanidad española está cada día en contacto con medicamentos peligrosos, según el CGE

Una cifra que en toda Europa se elevan hasta los 12,7 millones de sanitarios potencialmente expuestos a este tipo de medicamentos, habitualmente quimioterapia vinculada al cáncer, inmunosupresores, antivirales o antiepilépticos. Según la Organización Internacional del Trabajo, son más de 100.000 las muertes al año por cáncer vinculado a la exposición a sustancias cancerígenas en el trabajo.

Son algunos de los datos que ha facilitado José Luis Cobos, vicepresidente del Consejo General de Enfermería y uno de los autores de una guía de monitorización de superficies con medicamentos peligrosos, «la primera guía a nivel internacional», ha apuntado, elaborada por 13 enfermeras de distintos centros hospitalarios de toda España y de distintos servicios. Se dirige a sanitarios y centros hospitalarios, pero también a pacientes con este tipo de medicación y sus cuidadores.

CGE presenta una guía de monitorización en superficies de medicamentos peligrosos

El CGE ha lanzado la Guía de monitorización de superficies con medicamentos peligrosos

Riesgos para los sanitarios
La exposición prolongada a lo largo del tiempo a los farmácos peligrosos está asociada a un mayor índice de patologías cancerosas, aunque, como reconoce el vicepresidente del CGE, «no existen estudios específicos de la relación causa efecto porque es muy difícil demostrar que un cáncer se ha producido por este factor».

Las patologías vinculadas a la manipulación prolongada de estas sustancias son, principalmente, procesos cancerosos en la sangre y cáncer de mama. Pero también hay fármacos que se asocian a problemas de fertilidad. «Esto es clave en un profesión con una población femenina muy alta, en la que las enfermeras están expuestas en su etapa reproductiva». Además, estos medicamentos también «pueden ser peligroso para el feto en el caso de las profesionales ya embarazadas», ha expuesto Guadalupe Fontán.

Las patologías vinculadas a la manipulación prolongada de estas sustancias son, principalmente, procesos cancerosos en la sangre y cáncer de mama, e infertilidad

Listado de medicamentos y recomendaciones
«Hay una serie de medicamentos que están muy bien monitorizados, que se preparan en las áreas de farmacia hospitalaria. Pero no hay guías para la monitorización del resto de medicamentos que cada día los enfermeros preparan fuera de esas áreas», ha explicado Guadalupe Fontán, enfermera y miembro del Instituto de Investigación Enfermera del CGE.

Principalmente han identificado cuatro tipos de medicamentos peligrosos: doxorrubicina, metotrexato, 5-fluorouracilo y ciclofofamida

Guía de monitorización de medicamentos peligrosos y medidores de sustanciasPor eso han identificado estos otros medicamentos peligrosos, principalmente cuatro: doxorrubicina, metotrexato, 5-fluorouracilo y ciclofofamida. También se han incluido ganciclovir, tracolimus, micofenolato, epirrubicina, Bacillus calmette Guerin (BCG), doxorrubicina pegilada, paclitaxel, azacitidina, ciclosporina y fenitoína. Para monitorizar su presencia se toman muestras de los lugares donde pueden quedar sus restos.

Así, los expertos que han elaborado la guía ha evaluado diferentes localizaciones del hospital que son susceptibles de contaminarse con restos de estos medicamentos en función del circuito de manipulación de cada uno. Las salas de enfermería, las de medicamentos, los carros de medicación, los teclados y ratones de ordenadores, los suelos de las áreas de cuidado del paciente o incluso los tiradores de las puertas y las mesitas de noche y camas de los pacientes, se incluyen en esta guía.

La guía recomienda un sistema de recogida de muestras de las superficies y análisis in situ al finalizar la jornada laboral

«Los expertos evaluaron el riesgo de contaminación en función de su probablidad, gravedad y prevención y determinaron tres niveles: riesgo alto, medio y bajo. La mayoría de medicamentos tienen un riesgo medio y alto», ha expuesto Tamara Domingo, enfermera del Instituto Español de Investigación Enfermera y coordinadora de la guía. Para monitorizar estos fármacos, la guía recomienda un sistema de recogida de muestras de las superficies y análisis in situ al finalizar la jornada laboral. Este sistema ofrece el resultado en el mismos instante para limpiar inmediatamente la superficie contaminada y evitar que otro sanitario entre en contacto con ella.

Un lector portátil de fácil manejo puede ofrecer información de la cantidad de un medicamento peligroso que hay en una superficie. Solo hay que recoger una muestra que se analiza mediante una prueba similar a los test rápidos de antígenos del Covid-19. Esa prueba dirá si la superficie está contaminada o no y solo hay que introducirla en el lector para saber la cantidad hallada.

La enfermera Guadalupe Fontán muestra un lector de restos de medicamentos peligrosos en superficies

Un lector portátil de fácil manejo puede ofrecer información de la cantidad de un medicamento peligroso que hay en una superficie

Para prevenir, recomiendan etiquetar de forma clara este tipo de medicamentos, utilizar equipos tipo árbol para administrar los fármacos y que el personal de limpieza conozca todas las medidas para protegerse también. En el caso de los cuidadores o pacientes que preparan la medicación en casa, «se les da indicaciones en el momento del alta», apunta Guadalupe Fontán.

También han querido lanzar un mensaje de tranquilidad. «Los problemas que pueden causar estos medicamentos son por efecto acumulativo de mucho tiempo en contacto con ellos», ha señalado el vicepresidente del CGE. «Pero siempre hay que tener en cuenta las instrucciones de los sanitarios, sobre todo respecto a los desechos de este tipo de medicamentos».

El siguiente paso del Instituto Español de Investigación Enfermera es hacer un análisis de la implantación de la guía en los hospitales. El fin es realizar un estudio para comprobar la disminución del riesgo de exposición a los medicamentos peligrosos.

Noticias complementarias: